Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Encuestas, preguntas, Santi Vila y el cónsul Florensa

El CEO de la Generalitat prepara una encuesta sobre si hay que cumplir las leyes o están de pega. 'La Vanguardia' apuesta por Vila. Máxima incertidumbre en Francia

8 min

2 de Mayo en Madrid. El día de la furia. Los mamelucos de Napoleón cortaban cabezas al galope. Las mujeres del pueblo destripaban al francés en las callejuelas de la polvorienta capital. Manuela Malasaña, hija del panadero Malesange, murió en la refriega. Tenía diecisiete años y era costurera. La leyenda cuenta que se defendió con las tijeras de su oficio. Lucha sin cuartel, no hubo prisioneros. El baño de sangre acabó en los fusilamientos, pero España le provocó una úlcera al emperador y la crueldad guerrillera causó pavor en París. Ahora, el enemigo lo tienen en casa y el Madrid brutal y sanguinario es cosa de la política, de los comisionistas del dinero público, de los asesores mangurrinos y de los policías, fiscales y jueces que corren a por ellos. La moralidad pública ya es una cosa meramente limitada a no orinar entre los containers.

Las cuadernas de los partidos crujen ante la voracidad extractiva de sus altos cargos. El ciudadano elige el mal menor y sobre esa tendencia escribe Vicente G. Olaya al descifrar el sondeo de El País: "La encuesta electoral que Metroscopia ha realizado entre el 24 y 26 de abril, en plena Operación Lezo, describe un paisaje político de Madrid cuarteado. PP y PSOE cosecharían ahora sus peores resultados en la región, mientras que Podemos y Ciudadanos despegan. Los populares obtendrían el 25,7% de los votos (7,4 puntos menos que en los comicios de 2015), lo que significaría pasar de 48 a 36 escaños. Podemos se convierte en la segunda fuerza (pasaría al 24,9% y 35 diputados). Ciudadanos duplicaría resultados (22,6% y 31 parlamentarios). El PSOE se hundiría a la cuarta posición (19,7% y 27 asientos)".

La muestra es también un espaldarazo para Cifuentes, la otra cara del PP: "La figura política de Cifuentes es, según la encuesta, “un activo para el PP”, ya que “registra un 80% más de respaldo en la región que su propio partido”, y “suma un 13% más de apoyos entre los propios votantes populares”. En concreto, los redactores del estudio demoscópico diferencian tres grupos a la hora de evaluar conjuntamente a Cifuentes y a la “marca PP”: el 32% aprueba la gestión de ambos de forma conjunta; el 34% respalda a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, pero no a su partido: y otro 34%, ni a una ni a otro".

Esta cuestión en Cataluña consiste en determinar si hay más choros que orates. Pujoles o Puigdemontes. Hoy son portada los segundos, que pretenden preguntar a 1.900 menores de 30 años si las leyes están para cargárselas y si tendrían huevos de alistarse a un ejército catalán caso de que hubiera que alzarse en armas. Lo primero está claro. Dura lex, papiro mojado. Respecto a lo segundo, que se alisten primero Mas, Junqueras, Rufi, Rull, Turull, Garganté y Puigdemont.

Colosal disparate que aborda en CRÓNICA GLOBAL María Jesús Cañizares. La oposición está que trina, como siempre, pero a los mandos de la Generalitat les suda un pie y replican que las encuestas no determinan la acción del Govern. ¿Que no? ¿Y la chapa esa de que todos los sondeos aseguran que la mayoría de los catalanes quiere un referéndum? 

Que lo sepan los muchachos en edad de marcar el paso. Si Cataluña deviene en estado independiente se van a comer una mili patriótica de tres pares. Cuando el río suena, poned las barbas a remojar. De la desobediencia y que cumpla con las leyes Rita la cantaora al ¡señor, sí señor!, jerarquía, disciplina y obediencia ciega. Junqueras en Miami se relame con la parada militar del primer Onze de Setembre de la República. Se van a jiñar en Pionyang. 

lavanguardia.200Hay otra opción. La Vanguardia apuesta por el conseller Santi Vila para que haga de Bruto. El director del rotativo, Màrius Carol, saluda al Macron catalán y escribe: "Sabe que el proceso –él, que siempre ha dicho que llegó al soberanismo arrastrando los pies– no se solucionará acumulando sonrisas. En el PDECat, los novísimos lo ven como el mejor can­didato a la Generalitat y los pata negra lo consideran el mal menor. El hecho de que la conferencia en Dinars Cambra se titulara Talent i feina es una novedad cuando existe un agotamiento de reclamos patrióticos. Su intervención no se pareció en nada a las tertulias del 3/24". 

El Independiente trae a colación de los bandazos el caso de Senén Florensa y las sorpresas que da la vida: El diplomático catalán Senén Florensa Palau, quien fuera responsable de Asuntos Exteriores de la Generalitat con Artur Mas como presidente, ha sido nombrado nuevo cónsul general de España en Roma, según informa el Boletín Oficial del Estado (BOE). Florensa Palau ejerció entre 2011 y 2012 como secretario de Asuntos Exteriores de la Generalitat. En 2016, el Govern presidido por Carles Puigdemont decidió, en un hecho sin precedentes, elevar el rango de la Secretaría de Exteriores a Consejería, nombrando para este puesto a Raül Romeva".

Poca broma. Cónsul en Roma, que no es lo mismo que ser cónsul en Miami sino cónsul en Roma, donde el circo y los leones.

Noticias de Francia. Gallia est omnis divisa in partes dos: Macron y Le Pen. Enric González envía una crónica a El Mundo sobre la última hora. Todo está turbio: "A Marine Le Pen ya solo le falta enarbolar la bandera roja. La candidata de la ultraderecha se ha volcado hacia la izquierda en los últimos días de campaña. Se declara "enemiga de las finanzas" y "del dinero insensible", promete mejorar los derechos sociales de los trabajadores y sigue martilleando sobre su rival, Emmanuel Macron, al que califica de "negación de la democracia". (...) Le Pen sigue muy atrás. Su gran esperanza consiste en que el domingo la abstención sea muy alta, y para ello prodiga los ataques a Macron. Si ella no gana votos, al menos que los pierda su rival".

El 1 de mayo en París acabó con gendarmes en llamas. En Barcelona se apedrearon hoteles, versión moderna de quemar iglesias.

2 de mayo, santoral: Nuestra Señora de Araceli, Atanasio, Ciríaco y Félix diácono.