Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Los empresarios agasajan al Rey y obsesión ómicron

Visita del Rey a Barcelona sin protestas separatistas. Aragonès insiste en la autodeterminación y decepciona al empresariado. Europa acelera la tercera dosis de la vacuna contra el Covid

18 min

Hacía años que una visita del Rey a Cataluña no se celebraba con tanta normalidad, tranquilidad y sosiego. El independentismo más recalcitrante ha renunciado a manifestarse en las calles contra el monarca. Los agudos pinchazos de las últimas convocatorias han convenido a la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium y los Comités de Defensa de la República (CDR) que es mejor no hacer el ridículo. La acción "sorpresa" de la ANC se limitó a proyectar una imagen de Felipe VI boca abajo en una de las torres venecianas. Hay en el independentismo un cierto estado de postración que ya no ocultan personajes de natural tan entusiastas como Elisenda Paluzie o Lluís Llach, auténticos boys scouts de la causa. 

Como es obvio, sin el sustento de los brazos civiles del independentismo, las correrías del Govern parecen "pets de llop", ese hongo también llamado bejín perlado que se disuelve en el aire ante la más leve ráfaga de viento. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, con la alcaldesa Ada Colau como comparsa, volvió a incurrir en sus "equilibrios". De entrada, pasó de la entrada de despachos judiciales. De lo que ya no pasó fue desairar a Isidre Fainé, homenajeado en el 250 aniversario de Foment del Treball. Con la pasta hemos topado, claro. Pero ahí Aragonès volvió a hacer lo que suele, llegar tarde para evitar la recepción institucional. Luego, eso sí, acabó sentado a la mesa del monarca.

Todo ello forma parte de la apertura de Crónica Global, que lleva el siguiente titular: "El empresariado catalán, rendido ante el Rey y crítico con el 'postureo indepe' de Aragonès". El texto es de la directora del medio, Cristina Farrés, y de Aleix Mercader: "Felipe VI llegó a la celebración del 250 aniversario de Foment del Treball tras ser ovacionado en la entrega de los despachos de los nuevos jueces en el Auditorio de Barcelona. Y, de nuevo, fue recibido por un público entregado al que correspondió. De hecho, fue de los que más tardó en abandonar el evento y departió con todos los que se le acercaron. Los representantes del tejido empresarial catalán se rindieron al monarca después del enésimo discurso de perfil independentista de la Generalitat".

Sigue la pieza: "El presidente del Govern, Pere Aragonès, intentó lanzar un mensaje de optimismo tras la crisis del coronavirus y dejar claro que el tejido económico del territorio tiene los ingredientes necesarios para superar el envite de la pandemia reforzado. Con todo, sus palabras cayeron en saco roto por la necesidad de enarbolar de nuevo la bandera estelada ante el monarca, al que había plantado otra vez en la recepción oficial para compartir después mesa en la misma cena. Esta parte de su intervención no fue precisamente encajada con entusiasmo por los presentes. De hecho, fue recibida con cierta desazón desde el resto de las mesas que estaban dispuestas en el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), el escenario del encuentro empresarial. Pese a ello, se le reconoce que haya apoyado a la patronal junto al consejero de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, aunque se echó de menos al titular de Economía, Jaume Giró, que igual que el resto de electos de JxCat cedieron en los republicanos la representación institucional en otra autoexclusión de un evento institucional".

Giró, el ausente, atraviesa un proceso de transformación personal, un tránsito desde la banca a la bancada de la CUP. Se espera con gran expectación el momento en el que abandone la etiqueta de José Luis López Vázquez en "Atraco a las tres" (ya saben, el empleado de Banca Fernando Galindo, "un admirador, un esclavo, un amigo, un siervo") y empiece a lucir las chaquetas militares de Carles Riera o las camisetas de manga corta sobre camisetas de manga larga de David Fernández.

En El Nacional saludan al nuevo estandarte de los irreductibles bizarros de la república no nata. Del texto de Marta Lasalas: "Según fuentes de Economía, el conseller rechazó hace días la invitación de Foment argumentando que no asistirá a actos institucionales del monarca hasta que no se disculpe por el discurso del 3 de octubre del 2017 y por las cargas policiales del 1-O. Según estas fuentes, Giró asistirá a actos donde esté el Rey sólo en el caso de que se discutan inversiones o cuestiones que sean del interés de Catalunya, pero no acudirá a convocatorias puramente protocolarias como es el de esta noche".

Portada de 'El Mundo' del 30 de noviembre de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 30 de noviembre de 2021 / KIOSKO.NET

En cuanto al acto con los jueces, el Rey subrayó la "legitimidad" del cuerpo y su "misión constitucional", así como su necesaria imparcialidad. Así lo cuenta Germán González en El Mundo: "Felipe VI ha vuelto a Barcelona para presidir una entrega de despachos a los nuevos jueces después de que el año pasado no acudiese cuando el Gobierno de Pedro Sánchez lo desaconsejó para "velar por la convivencia" ante la situación de crispación social ya que se estaba a punto de conocer la sentencia de inhabilitación al entonces presidente de la Generalitat, Quim Torra, por parte del Supremo y quedaban pocos días para el aniversario del 1-O. Precisamente, Lesmes afirmó el año pasado que el rey le telefoneó para transmitirle que le "hubiera gustado" estar en el acto. La edición de 2019 se celebró en Madrid al cumplirse el 25 aniversario de la Escuela Judicial".

Continúa la nota: "En su intervención, Felipe VI instó a los nuevos jueces a aportar a la carrea judicial "lo mejor de vosotros mismos para seguir afianzando esa legitimidad constitucional y moral que le corresponde". "Es la propia Constitución la que os brinda los instrumentos necesarios que conforman el núcleo especial del ejercido de vuestra misión constitucional y que siempre os guiarán: la independencia y la imparcialidad", añadió el monarca quien aseguró que los nuevos jueces reforzarán "la convivencia pacífica de la sociedad aportando, no solo vuestros conocimientos jurídicos sino, sobre todo, unos valores, unos principios éticos y una rectitud personal y profesional que deben resultar ejemplares". El rey recordó que la función judicial en un Estado de Derecho es "indispensable para la estabilidad social" y apeló al "espíritu constitucional" de los nuevos jueces para defender los "derechos y libertades" de los ciudadanos y "los valores que conforman nuestro Estado de Derecho". "En España el poder judicial forma parte nuclear del Estado, como institución en sí misma y como poder de aquel", indicó el monarca. Al finalizar el acto se escuchó un 'viva el rey', entre el público".

Coronavirus. Inquietud mundial ante el avance la variante ómicron, de la que ya se han detectado cuatro posibles casos en España, dos en Madrid y dos en Barcelona. Austria está en fase de confinamiento, en Holanda cierran los bares a las cinco de la tarde, Portugal prepara un encierro en la primera semana de enero y aquí se está a la expectativa. Lo que se sabe, según El Confidencial, es que si hay que recurrir a medidas drásticas no sirven los precedentes. "El Gobierno afronta la variante ómicron sin capacidad para decretar confinamientos" titula el referido digital, que añade en el sumario que "las dos sentencias del Tribunal Constitucional sobre los estados de alarma limitan la acción del Ejecutivo a la hora de imponer encierros domiciliarios y toques de queda". El texto es de Beatriz Parera y arranca así: "El Gobierno lo tendrá mucho más difícil a la hora de imponer medidas de control 'duras' frente a un hipotético avance de la pandemia a raíz de la nueva variante bautizada como ómicron después de que este lunes se confirmara un primer caso registrado en España. Las dos sentencias dictadas por el Tribunal Constitucional sobre el primer y segundo estado de alarma limitan la acción del Ejecutivo a la hora de imponer confinamientos domiciliarios y toques de queda y lo obligará, en caso de que fuera necesario restringir la movilidad, a optar por el estado de excepción o por otras fórmulas que garanticen el permanente control parlamentario".

"Expertos piden cautela sobre Ómicron: 'Más mutaciones no significa mayor virulencia'" avanza El Independiente. Es Cristina Castro quien escribe: "La variante Ómicron ha entrado en la la pandemia con más fuerza que ninguna de las anteriores. Pocos días después de que se secuenciara por primera vez en varios casos procedentes de Botsuana y Sudáfrica, los países empezaron a cerrar fronteras desde Europa a América y Asia y las Bolsas – entre ellas el Ibex35 – sufrieron los efectos de Ómicron antes que los ciudadanos. Cinco días después del reporte de los primeros casos, el nuevo linaje del SARS-CoV2 se ha detectado en al menos 16 países, entre ellos España este mismo lunes. Las razones para temer a la nueva variante (técnicamente identificada como B.1.1.529 en el sistema Pango) tienen base y han llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a calificarla como variante de preocupación (VOC): Ómicron tiene 32 mutaciones en la proteína S o de la espícula y 55 en todo el genoma. La variante Delta, la dominante en casi todo el mundo hasta la fecha, tenía unas 13 mutaciones respecto a la variante original".

Continúa el texto: "Algunas de esas mutaciones preocupan porque ya se habían encontrado en otras de las VOC anteriores y han causado mayor transmisibilidad que las anteriores, como explicó este domingo en The Conversation el catedrático de Genética Fernando González-Candelas. “Esta acumulación de mutaciones con efectos conocidos ya es motivo de interés y preocupación, pero todavía se tienen que realizar los experimentos adecuados para demostrar sus efectos cuando se encuentran simultáneamente” y añadía que “los efectos de dos mutaciones no son siempre aditivos y las interacciones (epistasias en lenguaje técnico) pueden ser tanto en sentido positivo (aumentando el efecto de cada una) como negativo (disminuyéndolo)”. De lo que sí hay indicios es de que esta variante tiene una mayor transmisibilidad, como indicaba la Organización Mundial de la Salud en su última actualización sobre Ómicron. “Parece ser más transmisible pero de lo que no tenemos evidencias es ni de que provoque más gravedad ni que sea capaz de evadir la inmunidad generada por las vacunas o la infección natural; más mutaciones no significa más virulencia”, apunta el doctor en Farmacia y epidemiólogo Antonio Gutiérrez Pizarraya, que recuerda que ambas “provocan una respuesta policlonal, porque el organismo genera defensas capaz de reconocer varios epítopos de la proteína y por tanto no implica que este número de mutaciones impliquen inefectividad de la vacuna»".

En El Diario, Icíar Gutiérrez y Javier Biosca Azcoiti cuentan que "Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por la nueva variante" y que "países como Francia y Reino Unido abren la tercera dosis a todos los adultos y acortan el intervalo entre inyecciones mientras aumenta la preocupación por el alcance de ómicron en el continente". Se habla incluso de una cuarta dosis: "El comité de expertos que asesora al Gobierno británico también ha recomendado poner una cuarta dosis a las personas gravemente inmunodeprimidas y poner la segunda dosis a los jóvenes de entre 12 a 15 años. El órgano sostiene que aún falta información sobre la variante, que no hay datos que sugieran una mayor gravedad, pero que "esperar a esa información para tomar determinadas acciones supone un riesgo de dar lugar a una respuesta tardía y subóptima". Todos los mayores de 50 años y las personas vulnerables (32 millones de británicos en total) podían ya recibir la tercera dosis desde septiembre. El pasado 15 de noviembre se amplió a los mayores de 40. Con esta nueva medida que incluye a todos los adultos a partir de 18 años, es decir, aproximadamente 53 millones de personas pueden recibir el refuerzo. Actualmente hay 17,9 millones que se han puesto la tercera dosis, lo que equivale a un 31,1% del total de población de más de 12 años".

En España la tercera dosis se empezó a administrar desde hace unas semanas a los mayores de setenta y a las personas con enfermedades crónicas que suponen un riesgo añadido. Sin embargo, ni Gobierno ni Comunidades han determinado acelerar la tercera dosis. Se confía, al parecer, en la eficacia de la campaña de vacunación ya realizada y en el pasaporte Covid, que en Cataluña volverá a entrar en vigor el próximo viernes tras el fiasco de la semana pasada. 

Portada de 'El País' del 30 de noviembre de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 30 de noviembre de 2021 / KIOSKO.NET

De vuela a la política, los medios destacan que los presos de ETA no quieren recibimientos entusiastas. De la nota de Óscar López Fonseca en El País: "El colectivo de presos de ETA (el autodenominado EPPK por sus siglas en euskera) hizo publico ayer un comunicado en el que admite que los recibimientos que se hacen a los reclusos cuando abandonan definitivamente la cárcel, los conocidos como ongi etorri, causan “dolor” a las víctimas del terrorismo. En el documento, un extracto del cual fue adelantado por los diarios Berria y Naiz, pide que ese tipo de homenajes se hagan “en lo sucesivo” únicamente en espacios privados y “entre allegados”". 

Muy considerados.

Por otra parte, el Gobierno anunció ayer que hasta final de año realizará dos Consejos de Ministros a la semana para agilizar la respuesta ante lo que pueda ocurrir con la pandemia y firmar más decretos que activen la recuperación económica. Los ministros Alberto Garzón y Manuel Castells están desolados. Dos consejos. Y para más inri uno de ellos en viernes.

30 de noviembre, santoral: Andrés apóstol, Constancio, Cutberto Mayne, Euprepes, Gálgano Guidotti, Josberto monje, José Marchand, Justina virgen y mártir, Maura virgen y mártir, Mirocleto, Tadeo Liu Ruiting, Troyano, Tugdual y Zósimo.