Menú Buscar
Primeras planas

El “tracking” de Supermariano y primer rídiculo internacional de Puigdemont

Una encuesta de 'La Razón' le da la ídem al presidente del Gobierno y a Arriola. Los partidos soberanistas y sus frentes civiles no se entienden, apunta 'Ara'. Romeva, el "ministro imaginario"

Pablo Planas
8 min

ABC: Radicales próximos a los terroristas de París y Bruselas se refugian en España

El Mundo: Los partidos afronta con temor el "juicio final" del 26-J

El País: Pedro Sánchez anuncia al PSOE que no pactará nunca con el PP

La Razón: La mayoría quiere que gobierne la lista más votada tras el 26-J

Ara: Encallats en el procés constituent

El Periódico: Alarma por el repunte de las muertes en carretera

El Punt Avui: Amenaça de vaga general

La Vanguardia: Los sindicatos amenazan con una huelga general

Elecciones irremediables. Hasta finales de agosto, como pronto, no habrá Gobierno. Rajoy se mece en el balancín y txino txano se va a tirar casi cinco años en la Moncloa mientras afuera llueve, escampa, truena y amanece. Pasan las estaciones y él, imperturbable, aferrado a sus funciones, emerge del desbarajuste. Es la figura del registrador de la propiedad mientras los demás aspirantes parecen jefes de planta de grandes almacenes en el mejor de los casos, salvo Pablo Iglesias, que tira más a dependiente temporal de una casa informática o de megastore de muebles nórdicos.

En el periódico de información general preferido por el presidente del Gobierno, La Razón, ratifican punto por punto que Rajoy es un genio del dominó, un mago de la estrategia, un fenómeno arriólico que se crece en las dificultades. A. Rojo firma la encuesta en el diario de Planeta que da la razón a Rajoy y fustiga a todos los demás: "El primer «tracking» electoral realizado cuando existe ya certeza absoluta de que habrá elecciones generales el 26 de junio ha registrado un importante castigo en intención de voto para los suscriptores del único pacto de gobierno en firme de la pasada legislatura, PSOE y Ciudadanos. Ambos partidos acentúan una tendencia a la baja que venía observándose durante las últimas semanas y pierden una décima los socialistas y dos los de Rivera para situarse, resectivamente, en un 20,7% y un 15,3% en intención de voto, siempre teniendo en cuenta la coalición entre Podemos e IU. La realidad se ha encargado de esfumar los cantos de sirena que entonaba Pedro Sánchez y su incapacidad para recabar apoyos que le lleven a La Moncloa provocarán que arranque la carrera electoral desde una posición si cabe más retrasada que la que deparó para su partido el 20-D, concretamente 1,6 puntos menos de lo que ya fue entonces su peor resultado electoral desde la Transición".

Y hora el Botafumeiro:: "Por su parte, el PP mantiene el resultado logrado en el último «tracking» electoral, publicado el 23 de abril confirmando una constante tendencia al alza. Los de Rajoy lograrían, según el estudio encargado por La Razón a NC Report, un 30,1% de los sufragios, lo que supone un crecimiento de 1,2 puntos porcentuales con respecto al 28,7% logrado en las generales de diciembre".

A la izquierda, una alianza Podemos-Izquierda Unida podría arrebatar el segundo puesto al PSOE. Ante el panorama, Pedro Sánchez tendrá que sacar músculo demagógico. Ha empezado por decir que de gran alianza, nada de nada, que jamás pactaría con el PP. Ciudadanos también se desmarca de Rajoy para que no digan que es la muleta pepera. De aquí en horas comenzarán las hostilidades de verdad. Entre tanto, Rajoy teje su plan. J. A. Vara en Voz Populi traza la crónica de los planes de Rajoy a medio plazo. Lo tiene todo atado: "“Es absurdo celebrar un Congreso Nacional sin saber dónde estaremos en dos meses. Si nos han echado del poder, todo estallará por los aires y resultará imposible encontrar los trocitos. Si nos mantenemos en la Moncloa, el Congreso se celebrará de inmediato”, comenta un alta fuente del partido. Rajoy ha encargado a Dolores Cospedal y Fernando Maíllo, secretaria general y vicesecretario de Organización, respectivamente, que tengan a punto los preparativos para finales de septiembre".

Continúa Vara: "No será el 'congreso abierto' que reclamó José María Aznar tras el batacazo de las generales. Será un congreso tradicional, ceñido a los actuales estatutos, sin improvisaciones ni sobresaltos. Mariano Rajoy quiere dirigir el proceso de su propio relevo, quiere dejarlo todo atado y bien atado. Será en ese cónclave cuando se modifiquen las normas internas, los nuevos estatutos que regirán al PP del futuro. De este modo, la militancia no podrá designar a su candidato a la presidencia del Gobierno hasta las próximas generales".

En el frente procesal, Ara constata que el pueblo soberano y los partidos soberanistas están "encallados en el proceso constituyente". Dícese que no se puede hacer una tortilla sin romper huevos. Lo que se oculta es que con romper huevos no basta para hacer la tortilla, puesto que también es condición sine qua non saber cocinar. En los fogones de la independencia hay un lío de los de restaurante en apuros y en manos de Chicote. Reuniones de chefs mientras los pinches están de brazos cruzados a cinco minutos para el comienzo del servicio.

Lo explica con mayor propiedad Núria Orriols en el antedicho medio: "“Està tot paralitzat a l’espera que ens convoquin”. Així descriu un alt dirigent del sobiranisme civil la situació de la primera fase del procés constituent, que s’ha de basar en debats ciutadans que fixin els pilars de la Constitució catalana, que, després de les eleccions constituents, hauran de redactar els diputats. Les entitats estan pendents que els partits independentistes aprovin un pla de treball i marquin un calendari per començar a definir com hauria de ser el nou país. Des de la constitució de la comissió del procés constituent al Parlament s’han succeït diverses reunions entre CDC, ERC, la CUP, l’ANC, Òmnium i Reinicia (un paraigua de diverses entitats per impulsar el debat) per dissenyar un mètode que permeti organitzar un moviment de participació ciutadana ampli. Però l’acord no arriba, ja que la falta d’estratègia comuna n’està congelant el tret de sortida".

Antológico desplante de la Unión Europea a Puigdemont, cuyo primer viaje al extranjero se ha saldado con una reunión con el presidente del parlamento federal belga, un soberanista de Flandes, y con la autoridad portuaria de Gante. Alega el president que no se ha visto con Jean Claude Juncker ni con nadie porque no lo ha pedido. ¿Y entonces, qué ha ido a hacer a Bélgica? ¿Turismo con Romi? Está que trina Puigdemont con el "equipo" de Exteriores de la Generalidad. Ha hecho un ridículo monumental. En su entorno apodan a Romeva "ministro imaginario". Junqueras, presidente accidental, se parte la caja torácica.

2 de mayo, santoral: Atanasio, Ciríaco, Félix diácono, Flaminia, Longinos, Viborada y Zoe.