Menú Buscar
Primeras planas

El regreso de Bárcenas y Pedro Sánchez, portada de "Pronto"

Estacionar en una plaza para discapacitados es el último delito probado del extesorero del PP. Se empieza desviando una pasta y se acaba aparcando en doble fila

10 min

ABC: Marcus Cooper Waltz: "Mi corazón es español y estoy muy orgulloso

El Mundo: Rivera amenaza con romper si el PP reformula sus propuestas

El País: El PP aceptará las condiciones de Rivera con ligeros matices

La Razón: Sánchez vuelve de vacaciones para bloquear la vía Rajoy-Rivera

Ara: La investidura, cap al desenllaç?

El Periódico: Parques acuáticos vetan el "burquini" en Cataluña

El Punt Avui: Fan la viu-viu

La Vanguardia: Rajoy asume las demandas de C's, aunque pone pegas



Luis Bárcenas ha aparcado en una plaza para discapacitados. Hay imágenes. No es delito, aunque para la prensa veraniega es una evidencia de la intrínseca maldad y desprecio por las normas del personaje. El extesorero del PP tiene que firmar cada martes en el juzgado. Como está de vacaciones en su chalet embargado de Baqueira, se llegó a Viella con un armatoste todoterreno que estacionó en el lugar indebido para echar el autógrafo.

En La Vanguardia ilustran la previa sobre el comité del PP con las fotografías de Bárcenas y su pedazo de cacharro. ¿Sabría Bárcenas que causaría tanto revuelo? ¿Lo hizo adrede para jorobar a Rajoy y pillar cacho informativo? Sea como fuere, en este país en el que nadie ha roto un plato ni aparcado de matute, lo del expopular es imperdonable. ¿A dónde vamos a ir a parar? Se empieza trincando una pasta y se acaba aparcando en doble fila o en la plaza para minusválidos. No hay derecho.

Pedro Sánchez ha regresado de sus vacaciones. Ha recibido la del pulpo y hasta es la portada del Pronto, cuya naturaleza informativa es alérgica a la política. Sin embargo, el líder del PSOE en bañador es una pieza apta para la revista. El yin y el yan de Sánchez está en las páginas de opinión del diario de Godó. A la izquierda, Antoni Puigverd le arrea hasta en el cielo del paladar, más por guapo que por otra cosa. Escribe Puigverd: "Presenta un contraste fascinante entre limitaciones políticas y resistencia vital. Habitualmente, Sánchez parece un actor en manos del guionista. No sabe dar alas a ninguno de los temas que enfoca. Las ideas que defiende parecen, en su boca, catecismos sin alma, ideología de parvulario, teatro de texto descontextualizado. Incapaz de aportar consistencia, se aferra a la repetición; incapaz de hablar con soltura, regresa una y otra vez al guión; impotente para mostrar una visión convincente de España, dispara eslóganes como haría en Twitter cualquier agitador. Todas estas limitaciones quedan reforzadas por su aspecto de galán de cine".

A la derecha, Sergi Pàmies emprende una gallarda defensa del saco de boxeo en que se ha convertido el político: "La ofensiva del PP y de una parte de la opinión publicada para desacreditar a Pedro Sánchez no es ninguna novedad. Todos se atreven con el pobre Sánchez, empezando por algunos dirigentes de su partido (cada vez que el socialista Antonio Miguel Carmona sale por televisión ­y sale a menudo­ para comentar la actualidad de su partido, después tengo que pasar un trapo por la pantalla para limpiar las moléculas de rabia que han quedado adheridas) que le hacen vudú o por los que, con una suficiencia neomachista, le elogian por tener un "culo muy bonito". La estrategia del descrédito se especializa y, como es lógico, se adapta al calendario. Y en agosto toca reprochar a Sánchez que se haya ido de vacaciones.Y el cuarteto de altavoces del PP, formado por la maléfica Cristina Cifuentes, la vivaracha Andrea Levy, el regurgitante Rafael Hernando y el relamido Pablo Casado, coincide con la consigna, casi literal, de que Sánchez está en la playa mientras España se la juega. Para subrayar la criminalidad satánica de estas vacaciones, no dejan de llamarle "señor", así, con sulfúrico retintín". 

La agenda de El caminante, por su parte, es objeto de atención prioritaria. Carmen Morodo firma una crónica en La Razón en la que se analizan los escenarios del día: "El Comité Ejecutivo del PP, formado por más de 90 dirigentes de toda España y que encabeza el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, dará hoy luz verde a la negociación con Ciudadanos sobre la base de las seis condiciones fijadas por Albert Rivera. Rajoy hará un discurso a puerta cerrada ante un órgano de dirección en el que las peticiones de palabra son contadas, y no suele haber debate. Ésa es la tónica, y eso es lo que se espera para el cónclave de esta mañana. Que aunque haya intervenciones, no se cuestione la posición oficial que fije Rajoy".

Continúa Morodo: "El líder popular traslada confianza a su entorno y espera que después de la Ejecutiva de esta mañana todo vaya rápido. Su intención es contactar inmediatamente con el líder de Ciudadanos, y, de hecho, en la dirección popular barajan la posibilidad de que se reúnan el mismo jueves, esta semana en todo caso. Que se active también de inmediato la comisión negociadora, con la formalización por parte de Rajoy de sus representantes. En el PP especulan con la posibilidad de que sea una delegación a nivel de partido. Y que una vez que esta negociación se cierre, quede marcada la fecha de la investidura, que debería celebrarse como muy tarde a principios de septiembre. Pero Rajoy y su entorno más cercano siguen prefiriendo no atarse las manos con esa fecha en tanto no esté asegurada la abstención socialista, aunque la negociación con Rivera limita su margen para cumplir con este objetivo".

De la contraparte Rivera se ocupa El Mundo. Raúl Piña firma la noticia sobre el estado de ánimo en C's: "Prohibida la goma de borrar. Es la advertencia que Albert Rivera le lanza a Mariano Rajoy. Ciudadanos no está dispuesto a que el Comité Ejecutivo del PP, que se reúne esta mañana, matice o reformule alguna de las seis condiciones sine qua non que el partido naranja quiere que los populares acepten como condición previa para empezar a negociar. Si en la respuesta que acuerde Rajoy y su equipo hay rastros de goma y palabras reescritas, Ciudadanos rompería cualquier posible negociación: «Presentar alternativas o querer redefinir alguna de las propuestas sería no aceptar las condiciones y, por tanto, no estaríamos en condiciones de iniciar una negociación», advierte José Manuel Villegas, vicesecretario general".

Sigue el texto: "Rivera exige a Rajoy que acepte seis condiciones que denomina «por la regeneración y la lucha contra la corrupción» y que fije hoy mismo una fecha para la investidura, como paso previo para abrir una negociación entre los equipos de ambos partidos. «Si no hay fecha de investidura, no se iniciarán las negociaciones», zanja Villegas". 

La investidura está empenzando a adoptar un tono faisandé. La situación ya emana efluvios tóxicos, hasta el punto de que en la contra de La Vanguardia aparece el antropólogo José María Fericgla, que recomienda el consumo del estupefaciente conocido como "ayahuasca" para flipar en 3-D: "Puedo afirmar que la ayahuasca es el único fármaco específico contra la neurosis. Te ayuda a valorarte intrínsecamente, por lo que tú eres: un ser único! No por lo que tienes o por lo que dicen de ti. Nunca ha habido ni habrá otro como tú! Eres lo más valioso que tienes! Y así lo sientes hondamente".

Puf, qué peligro.

17 de agosto, santoral: Clara de la Cruz, Elías el joven, Eusebio, Mamante y Mirón.