Menú Buscar
Primeras planas

El calendario conspira con Rajoy, el niño de Siria y Gràcia

Si no hay investidura, los plazos parlamentarios abocan a unas terceras elecciones el domingo 25 de diciembre. Sostres propone una intervención militar en el distrito barcelonés

9 min

ABC: Rajoy irá a la investidura el 30, pero no descarta otro intento tras el 25-S

El Mundo: Rajoy será presidente en septiembre o habrá elecciones el día de Navidad

El País: Rajoy se somete el día 30 a una investidura pactada con Rivera

La Razón: Investidura el 30 de agosto o terceras elecciones en Navidad

Ara: Rajoy posa en marxa el rellotge

El Periódico: 30 de agosto, investidura; 25 de diciembre, ¿elecciones?

El Punt Avui: 30-A: Primer intent

La Vanguardia: Rajoy amenaza a Sánchez con elecciones en Navidad

¿A qué jugamos Mariano? Su manejo de los tiempos es de oca a oca y tira porque le toca. Ha sacado un doble seis, con lo que avanza doce puestos y deja a Sánchez en la casilla de la culpa preventiva por si hay que llamar a las urnas el próximo 25 de diciembre, fun, fun, fun. Cosas de las calendas y de las meigas. Los medios impresos subrayaban ayer el desplante del presidente en funciones a Ciudadanos y el maltrato a la prensa. Es como si soltará presión riéndose de los plumillas de guardia con frases del tipo "podemos aceptarlo todo, o no" dichas con cara de jugador de mus, vulgo "musolari", en trance de fulminar al rival con la mirada.

Anteayer es el pasado remoto porque ayer el señor Rajoy se desmintió de su pereza, se apeó de la retranca y le dijo a Albert Rivera que sí a todo. La coherencia entre uno y otro día, si la hay, está en que Rajoy se empeña en recibir a Rivera sin corbata, como si el líder de Ciudadanos fuera el botones. Pues en estos momentos, si alguien gobierna algo y parece que se mueve es Rivera, pero el brutal y diabólico calendario está en manos de Rajoy y sopla a su favor. Por lo sucinto: 30, 31 del corriente y 1 de septiembre: debate y votación de investidura. 25 de septiembre, elecciones en Galicia y el País Vasco. 1 de Noviembre: el día de Todos los Santos se acaba el plazo para un postrer intento de investidura. 2 de noviembre: disolución de las Cortes. Navidad, pero Navidad de 25 de diciembre: elecciones. Todo esto está confirmado hasta el 25 de septiembre. De adorno, el 11-S y la cuestión de confianza de Puigdemont del 28 de septiembre.

Esto es que puede pasar cualquier cosa y más tratándose de Rajoy, maestro de Kung Fú, sabio de la cábala y zahorí del dominó. Tiene "baraka".

Sobre el particular de la investidura, Lucía Méndez firma un análisis en El Mundo muy ilustrativo: "Es evidente que la última jugada de Mariano Rajoy supone un auténtico hito en la historia de la democracia española. Unas elecciones el día de Navidad suenan al colmo de los colmos. Y no caben muchas interpretaciones. Si Pedro Sánchez no se asusta con semejante posibilidad, es que todo está perdido. Después de lanzar la bomba, Mariano Rajoy se fue a comer -otra vez pasadas las tres de la tarde- con sus colaboradores. Le encontraron aliviado, como si se hubiera quitado un peso de encima. Él mismo dijo que haría todo lo posible «y hasta lo imposible» para garantizar el éxito de su investidura. Con Albert Rivera hará lo posible: llegar a un acuerdo. Con Pedro Sánchez ha elegido hacer lo imposible: ponerle delante de unas elecciones generales el 25 de diciembre. A ver quien es el guapo -como dijo en un tuit el presidente del PP catalán- que lleva a votar a los españoles ese día. Xavier García Albiol no dijo más que lo que oye en casa".

Conste la fe de errores de que el suprafirmante apuntó ayer frívolamente la fecha del domingo 18 de diciembre como la de las terceras elecciones porque no le parecía ni plausible ni verosímil lo del 25. Pues toma, pastillas de goma. ¿Y si las convocan el 1 de enero? Total, también cae en domingo. Se apaña un decreto y punto.

Internacional. Omran, el niño sirio, es el icono de la guerra en Siria, el nuevo Aylan sobre la arena turca, pero vivo. La foto firmada de agencia por Reuters está en la portada de El País. El pie indica: "Omran, de cinco años, solo ha conocido la guerra. Su imagen, en estado de choque, cubierto de polvo y sangre y sentado en una ambulancia tras resultar herido en un bombardeo en Alepo, se ha convertido en el símbolo de la sinrazón de la guerra en Siria, que ya dura un lustro. 8,4 millones de niños están afectados por el conflicto, según Unicef. Omran, que se halla en buen estado, es uno de los 3,5 millones de sirios menores de cinco años que lo único que han visto es muerte y bombas".

Actualidad local barcelonesa. Los chicos y chicas del "Banc Expropiat" han vuelto a casa por fiestas. Se han apandado un magnífico local comercial, nueva sede de 168 metros cuadrados, suelos de gres y patio, como indica la información de CRÓNICA GLOBAL. Un chollo "by the face". Y a sólo cincuenta metros del anterior chiringo. Dado que los okupas han jurado que volverán de donde los desalojaron, no es descartable la práctica de un túnel para conectar de oficina a oficina. Dicen que están de obras, pero que abrirán a los colegas en breve. A saber.

En el ABC, Salvador Sostres firma un texto en el que preconiza una intervención militar en el barrio bajo el título: "Hay que entrar en Gracia". Un párrafo selecto: "El mal nace en el olvido del primer aseo, en el primer vaso de plástico, en el primer pírcing o tatuaje. Y se propaga a través de la chancla, la permisividad, y los padres que quieren ser amigos de sus hijos. Si no hay catequesis, qué quieres que haya". Le falta medio palmo a Sostres para optar a diácono.

Cultura. Los obituarios de Víctor Mora redundan en el carácter político del entrelineado del Capitán Trueno. Al respecto, Ignacio Vidal-Folch rinde pleitesía al recuerdo, pero objeta: "si nos apetece creer que aquellos tebeos fueron, además, un formativo vehículo de emancipación de los valores franquistas y una secreta invitación a la solidaridad y a los valores democráticos, una herramienta libertaria, pues bueno, pues vale, pudiera ser, como gustéis".

En los deportes, España va bien. Las chicas del baloncesto ya tienen medalla asegurada. Se medirán en la final contra la selección de los Estados Unidos. A los atletas no les afecta la interinidad política.

19 de agosto, Andrés de Cilicia y compañeros, Bartolomé de Simero, Bertulfo, Calminio, Donato, Juan Eudes, Magín de Tarragona, Magno de Aviñón, Sebaldo y Timoteo de Gaza.