Menú Buscar
Primeras planas

El 'efecto Cayetana' y los cinco mil de Vox

La candidata del PP por Barcelona propicia el regreso de Aznar a Barcelona. La mayoría de los medios califica de pinchazo el acto de Abascal. Sánchez se centra en la agenda social

31.03.2019 10:59 h.
9 min

Alta tensión en vísperas de la madre de todas las campañas. Grandes dosis de dramatismo y mucho verbo inflamado por todos los lados. El 28A no es un duelo al sol sino un tiroteo múltiple en el interior de un montacargas. Sánchez apunta a Torra y a Casado, que tiene en su punto de mira a Rivera. Abascal pide armas para todos y Pablo Iglesias exprime que las cloacas de Interior maquinaron en su contra. 

Barcelona es la plaza política del momento. Rivaliza con Madrid en atención e interés. Además del escalafón local, los diestros de acreditada fama en el Foro deben confirmar la alternativa en la capital catalana, que vive una gran efervescencia. Ayer estuvo en Barcelona la plana mayor de Vox, con Abascal y el letrado boina verde Ortega Smith, al frente, pero es que se anuncian sonoras reapariciones. Aznar sin ir más lejos. Los mítines son las nuevas corridas de toros.

Es la apertura de El Mundo. Efecto Cayetana. "El PP se rodea de referentes de UPyD y C's en su campaña en Cataluña". Así arranca la crónica de Juanma Lamet: "El expresidente dará el pistoletazo de salida a la campaña del PP en Cataluña. El día 12 de abril, en Barcelona, Aznar pedirá agrupar el voto constitucionalista catalán en las siglas y las papeletas populares. Reforzará así su compromiso con la campaña electoral de Pablo Casado, que busca frenar la irrupción de Vox y el avance de Cs con una apelación al voto útil y a la capacidad de gestión económica del partido".

En cuanto a los próximos a UPyD y Ciudadanos, Lamet añade: "Después de ese acto con Aznar, Álvarez de Toledo se irá rodeando de los "referentes del constitucionalismo y de la defensa de las libertades y la igualdad": el dramaturgo y presidente de Tabarnia, Albert Boadella, el exsecretario general de CCOO José María Fidalgo; el filósofo Fernando Savater; la exlíder de UPyD Rosa Díez, y los escritores Félix Ovejero y Andrés Trapiello, entre otros".

Mal día para llevar camisetas de la selección española en Barcelona. Una persona resultó gravemente herida a causa de la pedrada que le lanzó un autodenominado "antifascista". El hombre dejó un aparatoso charco de sangre en el asfalto. Iba al mitin de Vox en la avenida de la Reina María Cristina. Cinco mil personas según la Guardia Urbana. De la crónica de Juan Soto Ivars en El Confidencial: "El sol va escurriéndose desde arriba hacia atrás del escenario, por lo que el público termina cara al sol. El acto concluye con el himno. Ya hemos pasao, grita un hombre con un megáfono, al estilo Celia Gámez. El mensaje del partido ha sido sencillo, victimista y vengativo. Algunos medios podrán decir que han pinchado, pero yo tengo la sensación de que algo grande está moviéndose aquí. Y de que el movimiento no ha hecho más que empezar".

Los Mossos se tuvieron que emplear a fondo. Una agresión a un simpatizante de Vox ilustra las portadas del ABC y El Mundo. El Periódico, por su parte, entrevista a Pedro Sánchez, que siembra dudas sobre las intenciones económicas y se erige en garante del sistema de pensiones a preguntas del director del medio, Enric Hernández:

Pregunta: "El 28A están llamados a votar una cifra récord de mayores de 65 años: 8,5 millones, el 24% del total. Gane quien gane los comicios, ¿está garantizada la revalorización de las pensiones con el índice de precios de consumo (IPC)?

Respuesta: Con el PSOE sí; con el PP, ya veremos, porque su gurú económico defiende el sistema de capitalización para las pensiones, lo que equivale a la ruptura del Pacto de Toledo. El sistema público de pensiones es la joya de la Corona, hay que cuidarlo y garantizar su estabilidad financiera, lo que va implicar una revisión del marco laboral y una mejora salarial para los trabajadores. Hay que abrir el debate de cómo financiar con nuevos impuestos el sistema público de pensiones. Debemos hacer también un gran plan de envejecimiento activo y retomar el Pacto de Toledo para garantizar no solo las prestaciones de los actuales pensionistas, sino las de sus hijos y nietos".

Sánchez es el único candidato que alude a la agenda social, tema que prefiere al de Torra, si bien no elude la cuestión. No descarta un nuevo 155, que califica de "instrumento perfectamente legítimo, constitucional y homologable".

El papa Francisco ocupa el texto principal de la portada de La Vanguardia (la foto es para el derby) a cuenta de la entrevista de Jordi Évole. Bergoglio asegura que "el que levanta un muro termina prisionero del muro que levantó". No todo el mundo puede entrevistar al papa, hay que rendirse a la evidencia. Otra cosa es que el resultado no de para mucho más que una de esas Conversaciones del Banco de Sabadell. Es lo mejor que puede pasar si, un suponer, van los Manolos de deportes a entrevistar a Putin.

En el citado diario, Llàtzer Moix repasa el origen y antecedentes de algunas consignas independentistas más las contradicciones a que dan lugar. Ahí va un extracto: "¿Cuántas veces se ha pintado en los muros la frase Ni oblit ni perdó, alusiva a las cargas policiales del 1-O? ¡Muchas! Acaso porque fueron muchas, o muy entregadas, las personas que la reprodujeron para decirnos que jamás olvidarán ni perdonarán lo sucedido. Aquel día hubo gran despliegue de policías, guardias civiles y mossos, hubo cargas, y la Generalitat contabilizó 1.066 personas cuyas lesiones requirieron atención médica. Aunque no hubo muertos ni muchas secuelas invalidantes. (Durante el juicio del 1-O, la Fiscalía ha reducido a dos el número de heridos graves aquel día, uno por infarto). Sin menospreciar tales lesiones, quizás sea oportuno recordar que Ni olvido ni perdón fue un lema muy usado tras el golpe de Estado de 1976 en Argentina para referirse a todas las tropelías que cometieron los militares: secuestros, torturas en centros clandestinos, desapariciones --9.000, según fuentes oficiales-- y asesinatos, algunos por el expeditivo método de subir al detenido a un helicóptero para luego tirarlo al río de la Plata o al mar. (...) Otras pancartas son posibles. Por ejemplo, una que se exhibió ante el Parlamento británico el martes en una marcha contra el Brexit. Decía así: “Los dos bandos han perdido. Debemos encontrar una vía para la reconstrucción. Juntos”".