Menú Buscar
Primeras planas

Las dudas de Ada y el PSOE presiona a Cs

Manifiesto de Roures y Toni Soler por un pacto entre ERC y los comunes. Decidirán las bases de Colau. Los socialistas provocan debate sobre los pactos en Ciudadanos

03.06.2019 09:23 h.
9 min

Especulaciones y elucubraciones. Pactos. El 26M ha dejado tras de sí un sudoku que fuerza a los partidos a retratarse. ¿Será capaz Colau de no aceptar los votos de Valls? ¿Se valdrá María Chivite, la candidata socialista navarra, de la abstención de Bildu para descabalgar a la alianza de derechas? ¿Está dispuesto el PSOE a hacer alcaldesa de Madrid a Begoña Villacís? ¿Pactará Ciudadanos con los socialistas en Castilla y León? ¿Estamos solos en la galaxia o acompañados?

El trance de Ada Colau abre la portada de El País con el siguiente titular: "La división de sus bases abre un dilema para Colau". Escribe Clara Blanchar: "“Estamos muertos si pactamos con los indepes”.“Estamos muertos si aceptamos los votos de Valls, aunque solo sea para la investidura”. “Estamos muertos si Colau no es alcaldesa”. Son tres opiniones recabadas en los últimos días entre militantes y cuadros de la formación. La dirección guarda silencio y llama por Whatsapp y Telegram a “debatir con calma”, “respetando todas las opiniones” y “sin prisas”. “En política, gobernar los tiempos es importante”, afirma un edil".

Sea como fuere y según la misma crónica, decidirá el pueblo de los comunes: "Cualquier acuerdo de la dirección tiene que ser sometido a una votación de las bases, que será vinculante. No son pocos los que consideran que la líder de los comunes debe tomar partido. Todo ello con presiones en las redes sociales (básicas para entender el mundo de la formación) y asumiendo que “habrá costes, siempre los hay”. La dirección ha convocado un plenario (la reunión más amplia de la formación) el viernes 7 en la que se espera que acuda con propuestas concretas".

La espera es pasto de manifiestos. El independentismo considera que hay una conjura del Estado y la mano negra del capital para impedir que Ernest Maragall sea el próximo alcalde de Barcelona. Tal conjura vendría encarnada por ilustres del periodismo como Jordi Évole y Milagros Pérez Oliva (que hoy escribe en El País que los votos de Valls no son peores que los de Junts per Catalunya), el grupo Godó, la nueva propiedad de Zeta, el mundo de las finanzas más el alicaído empresariado.

portada el pais 3 junio

Portada de 'El País' del 3 de junio de 2019

Frente a esa variopinta amalgama, un grupo de notables burgueses encabezados por Jaume Roures, David Fernández y Toni Soler apuesta en una carta por la entente entre Maragall y Colau. De Vilaweb: "Una setantena de personalitats del món polític i cultural han signat un manifest que demana un pacte entre ERC i Barcelona en Comú per formar govern a Barcelona. Entre els signants, hi ha David Fernàndez, Míriam Hatibi, Arcadi Oliveras, Jaume Roures, Toni Soler, Joan Tardà, Joan Manuel Tresserras i Rubén Wagensberg. El manifest diu que la millor opció per a la ciutat és un acord entre ambdues forces polítiques ‘per conformar un govern fort, d’esquerres i compromès amb els drets civils i democràtics’".

Hay una tercera vía, el clásico tripartito, que es por la que aboga Antoni Puigverd en La Vanguardia, pues en su opinión serviría para romper la que denomina "lógica de bloques". 

Mientras tanto, el PSOE percute en la sensibilidad socialdemócrata de Ciudadanos para atraer el partido naranja a la causa del sanchismo. Máxima presión sobre Rivera y el alma centroizquierdista de la formación. Sin salir del decano de la prensa de papel en Barcelona escribe Juan Carlos Merino: "La dirección del PSOE celebró por todo lo alto el órdago de Manuel Valls –al margen del criterio del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera–, cuando se ofreció sin condiciones a Ada Colau y Jaume Collboni para intentar impedir que Ernest Maragall sea el próximo alcalde de Barcelona. “Alguien tiene que hablar con sensatez, por encima de estrategias cortoplacistas”, destacó José Luis Ábalos. “Apelamos a que no se den acuerdos de bloques ideológicos, sino de bloques regeneracionistas”, demanda el secretario de organización del PSOE".

Sigue la nota: "Y en Ferraz aseguran que Pedro Sánchez y diferentes líderes territoriales del PSOE ya están logrando abrir brechas en el muro que, en forma de veto a los socialistas, impone Rivera en la formación liberal para impedir, según lamentan, “gobiernos progresistas”. No están teniendo éxito en la batalla de Madrid, no obstante, que era la gran prioridad de Sánchez el 26-M".

La maniobra no parece compatible en principio con la que lleva a cabo el PSOE en Navarra, donde el PSN pretende pactar con Geroa Bai (la marca navarra del PNV), Podemos e Izquierda Ezkerra y recabar la abstención de Bildu para birlar el gobierno foral a la marca Navarra Suma, la confluencia de UPN, PP y Ciudadanos.

El PP confía en que Ciudadanos no caerá en la tentación socialista y trabaja para que la formación de Rivera acepte negociar con Vox. De la crónica de Juanma Lamet en El Mundo: "«Vamos a hacer todo lo posible para que se sienten juntos». En la dirección nacional del PP tienen claro que el éxito de los pactos postelectorales pasa por un acercamiento entre Ciudadanos y Vox. Casi todos los escenarios incluyen a ambas formaciones y, además, Santiago Abascal ha puesto como única petición «indispensable» que los partidos que quieran el apoyo de sus concejales y diputados autonómicos «deberán sentarse a negociar» con su comité de pactos. De ahí que el Partido Popular vaya a proponer esta semana a Ciudadanos la creación de «mesas a tres» para las negociaciones del bloque de centroderecha que permitan gobernar en 23 ayuntamientos y cuatro autonomías, Comunidad de Madrid, Castilla y León, Aragón y Murcia.

El otro elemento, Podemos, está en fase crítica. Errejón está dispuesto a convertir la plataforma Más Madrid en un partido nacional y Ramón Espinar se ofrece para liderar a los morados oficiales porque asegura que el partido tiene futuro, no así el tándem Iglesias Montero

A todas estas, Pedro Sánchez, Meritxell Batet y Felipe VI aligeran sus agendas para acometer la operación investidura, que esa es otra. Mañana se reanuda el juicio en el Supremo con el informe de las acusaciones. Y ayer se cumplió una año de la constitución del Govern de Torra, efeméride perfectamente prescindible.

El emérito, por su parte, sale hoy en las portadas que no salía ayer, esto es en el ABC, La Razón y El Mundo, que recogen la presencia de don Juan Carlos en una corrida de toros en Aranjuez.

3 de junio, santoral: Carlos Lwanga y compañeros, Cecilio de Cartago, Clotilde, Kevin de Glendalough, Lifardo, Morando y Pedro Dong.  

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información