Menú Buscar
Primeras planas

Un diputado riquísimo, votantes del 1-O y Anfield

Sánchez despacha a Rivera y despacha con Iglesias. El parlamentario Marcos de Quinto calcula disponer de 41 millones. Un carpintero de Girona y una catástrofe culé

10 min

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, despacha a pares. Ayer fue el turno de pasar por la Moncloa de Albert Rivera y Pablo Iglesias, dos mundos indumentarios y dos perspectivas antagónicas. Rivera quiere ser el macho alfa de la oposición y se ofrece a Sánchez para todo lo que sea menester en materia de 155 en Cataluña. Por su parte, Iglesias quiere ser ministro y participar de un Ejecutivo de coalición. Ni las aspiraciones de uno ni las de otro tienen de momento acomodo en el porvenir sanchista.

Las portadas de los medios impresos de información general vuelven a las escalinatas de la Moncloa. Rivera no da tregua a Sánchez para desmarcarse de Casado, titula El Mundo. La Razón va un paso más allá: Sánchez e Iglesias ocultan su pacto y Rivera pide el 155. Nada de Rivera, silencio cómplice de Iglesias deduce el ABC y Sánchez confirma a Iglesias como socio preferente se apunta en La Vanguardia.

Horizonte despejado. En Voz Populi se ocupa del expediente Gabriel Sanz: "Todo el mundo da por hecho que Pedro Sánchez tiene garantizada su investidura como presidente del Gobierno; es más, desde la oposición se está filtrando la idea de que la sesión del Congreso puede ser rápida, una vez pasen las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo y todos los partidos descubran sus cartas en materia de pactos".

Sigue la nota: "Pero, según fuentes socialistas consultadas por Voz Populi, ese escenario empezó a torcerse con la amenaza de Pablo Iglesias de convocar una consulta entre los 130.000 inscritos en Unidas Podemos si no se cumple su exigencia de gobierno de coalición, con ministros de Unidas Podemos. Quizá por eso, el propio Iglesias rebajó este martes varios grados la tensión cuando certificó a su salida de la Moncloa que 'nos hemos puesto de acuerdo en ponernos de acuerdo' y pedir 'discreción'".

Siempre tan sensato ese Pablo Iglesias que maneja con empaque un partido que no ha salido precisamente bien parado de las generales y que tiene unas expectativas municipales sumamente complicadas. 

abc

En cambio en Ciudadanos aprecian el efecto de un viento de cola e interpretan el papel de una nueva derecha emergente, pragmática, liberal y avanzada en materias sociales. En El Independiente no sólo reparan en esos detalles sino que centran su mirada en el flamante diputado naranja Marcos de Quinto, de quien dicen que probablemente será el diputado más rico de la cámara. Escribe Marta García Aller: "Marcos de Quinto tiene en casa un Excel en el que está calculando todo su patrimonio. El que fuera uno de los fichajes estrella de Ciudadanos para las elecciones del 28-A y número dos de Albert Rivera por Madrid, debe presentar en el Congreso de los Diputados antes del día 20 de mayo su declaración de bienes. Reconoce que la suya será, seguramente, la más elevada de los 350 diputados que estrenan la nueva legislatura, la número 13. La cifra total de su patrimonio rondará los 41 millones de euros, según ha podido saber El Independiente".

Sigue la pieza: "'Es complicado de decir una cifra exacta porque tengo que calcular el cambio del dólar y del yen de algunas inversiones y el valor de las acciones fluctúa según el día', responde De Quinto al preguntarle por la cantidad que incluirá en el formulario oficial. 'No tengo inconveniente en ser transparente porque todo lo que tengo lo he ganado honradamente tras 37 años trabajando en una multinacional', afirma el exvicepresidente mundial de Coca-Cola . Y añade: 'Creo, de hecho, que los diputados deberíamos ser más transparentes y no solo presentar la declaración de bienes, por qué no depositar también la declaración de la renta y demás información para ver quién y cómo le han dado a cada uno los créditos para sus chalés'".

Noticias catalanas. Jornada trágica, "desfeta" absoluta, catástrofe total en Anfield. A pesar de todo y como es tradicional tras las diadas negras, los comercios han abierto como siempre. El carpintero Carreras de Girona habrá levantado la persiana igual que anteayer porque es que ayer no pudo. El hombre tenía que comparecer en el Tribunal Supremo. En Catalunya Informació explicaron que el "bon fuster" avisó por Instagram. "Tancat per #judicifarsa" puso en su cuenta. En la sala se manifiesta con absoluto respeto y corrección. Ni siquiera pone pegas a que le pregunte Vox como hizo una ama de casa precedente. Un buen tipo, expresidente de la asociación de vecinos, que cuenta como los heroicos bomberos de la Generalitat acudieron en defensa de los votantes en el centro del Servei Municipal d'Ocupació. 

El abogado Jordi Pina, de Jordi Sànchez y Jordi Turull, ha montado una pasarela de votantes. El primero del día fue Joan Bona Nit, el joven que acudía cada noche a la cárcel de Lledoners para arropar con sus buenas noches a los políticos presos. Hay madera de político. El muchacho desliza que si votar es delito más de dos millones de catalanes deberían sentarse en el banquillo. Zasca a la fiscalía. A Vox le espeta que además de militar en Omnium y la ANC es socio del Barça.

En La Razón escribe del juicio y de la iglesia catalana Pedro Narváez: "A muchos les está tocando la hora del rezo. No a Junqueras, que ya rezaba y contaba con Los Santos Apóstoles de su lado. Les ayudará el nuevo arzobispo de Tarragona, Joan Planellas Barnosell, que ha de guardarnos el secreto de confesión nacionalista. El guardián de la Cristiandad se enfrentó a Boadella por la estelada que se alzó al viento de su parroquia. Era lo que pedía el pueblo. Si en vez de en la gerundense Jafre estuviera comandado en Sitges le habrían pedido una bandera gay. Y estaría por ver si ondearía. Todas menos la de España, claro, que sólo sirve para encerdar los tuits y limpiar la grasa de la butifarra. La sesión del juicio de ayer nos dejó un pellizco de aldea, rabioso, contundente y feliz del que aún conservamos los moratones. A la espera de la próxima emboscada".

El Barça busca nuevo entrenador después de lo que el Sport considera "el mayor ridículo de la historia". Suena Guardiola y hasta el mismo Klopp del Liverpool. Extrema dureza en El Nacional con Valverde. "Dos ridículos y un responsable que no ha entendido nada" es el titular de la pieza de Pau Cusí: "Ernesto Valverde no és entrenador pel Barça. La sentència arriba en un dels dies més ridículs de la història del club, però ha estat vàlida i extensible durant tota la temporada. Amb la Lliga al sac, tothom qui critica l’estil de joc que proposa el tècnic extremeny és titllat de talibà fonamentalista. Quan la realitat colpeja amb més força que mai, però, el panorama canvia completament. Davant d’un Liverpool debilitat, els futbolistes de Valverde han tornat a protagonitzar una nit negre que cap culer oblidarà mai més. Han passat més de 365 dies del desastre de Roma i tots -afició i periodistes- ens hem cansat d’escoltar que s’havia après la lliçó. Potser alguns jugadors sí que la van aprendre, però Valverde, evidentment, no".

33 años exactos se cumplían anoche de la catástrofe de Sevilla y el Steaua. Se critica hasta a Messi, que ilustra no pocas portadas con la cabeza gacha sobre el fondo impresionante del mítico estadio del Liverpool.

8 de mayo, santoral: Nuestra Señora de Lujan y Pedro de Tarantasia.