Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

La "desaparición" de Vox y patadas en la puerta

El PSOE vende que el voto útil a Ayuso puede eliminar a Vox de la Asamblea de Madrid. Interior valida la patada en la puerta como orden judicial en caso de fiestas privadas. Marmotada en el Parlament

16 min

El foco se posa en Madrid. Intensa precampaña marcada por las encuestas. En liza supuestos grandes estrategas. Por el PP, Miguel Ángel Rodríguez, aquel que susurraba en el pabellón auditivo de Aznar. En el PSOE, Sánchez y su corte de los milagros encabezados por Iván Redondo. En Podemos, nada más y nada menos que el machote alfa Iglesias. En Vox, para no ser menos, Abascal, otro que tal. Y en Ciudadanos, con calzón naranja y mentón cuadrado, Edmundo Bal. El espectáculo reúne a los mejores espadas de cada partido y promete emociones fuertes, grandes revolcones y sorpresas de todo tipo.

Una especulación recorre el foro. ¿Y si el empuje de Isabel Díaz Ayuso es tal que se come a Vox? "Moncloa apuesta por una caída de Vox por debajo del 5% para que gobierne la izquierda" afirma el titular de la crónica de Fernando Garea en El Confidencial. "El ascenso de Ayuso como voto útil del centro y la derecha podría tener un efecto negativo para el PP porque es sumamente difícil que pueda llegar a la mayoría absoluta" abunda el sumario. Y así comienza el texto: "Las paradojas del 4M: una subida espectacular de Isabel Diaz Ayuso puede beneficiar a la izquierda. Sería para la candidata del PP algo así como morir de éxito. De hecho, esa es la gran apuesta del Gobierno, tanto de la parte socialista como de la de Unidas Podemos. Quizás la única posible a falta de más de un mes para las elecciones en la Comunidad de Madrid. Consistiría en una situación en la que Ciudadanos desapareciera y Vox quedara también por debajo del 5% de los votos, de forma que sería casi imposible que el PP llegara a la mayoría absoluta. La circunscripción única y la barrera del 5% puede provocar este tipo de efecto. Los votos de Vox y de Ciudadanos se perderían al no poder convertirse en escaños y los tres partidos de la izquierda (PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos) sí podrían sumar los 69 necesarios para sacar adelante una investidura".

Moncloa vende con entusiasmo la bacalada aunque se parece no poco y sí bastante al cuento de la lechera. Es pura estrategia, material de primera de los laboratorios Redondo. Sigue Garea: "La paradoja es que ese escenario se basa en la "confianza ciega de la izquierda hacia Ayuso" y la necesidad de polarizar con ella para convertirla en el (erróneo) voto útil de las derechas para mantener el Gobierno de la comunidad. Fuentes del Gobierno aseguran que esa opción es posible, aunque casi todas las encuestas publicadas, como la de Metroscopia, otorgan en este momento a Vox porcentajes próximos al 10%".

Precisamente otra proyección demoscópica publicada hoy insiste en apuntar que no sólo Vox estará presente en la Asamblea de Madrid, sino también Ciudadanos. Se trata del "votómetro" de Vozpópuli, pieza que va con este titular: "La 'ayusomanía' dispara al PP en Madrid y le garantiza mayoría absoluta con Vox". Estos serían los resultados: PP, 58, 41,4%; PSOE, 33, 23,8%; Más Madrid, 15, 11,1%; Vox, 14, 10,1%; Podemos, 9, 7,9%; Cs, 7, 5,1%

El análisis corre a cargo de Alfonso C. Suárez, que escribe; "Isabel Díaz Ayuso no es una política cualquiera. Llegó a la presidencia de la Comunidad de Madrid casi como una desconocida y actualmente se ha convertido en uno de los activos más importantes del PP a nivel nacional. El 4 de mayo será la fecha en la que realmente sabremos si sus políticas han embelesado a los madrileños, pero todo parece indicar que sí: el PP obtendría en las elecciones en Madrid 58 escaños (un 41,1% de los votos) y se quedaría sólo a 11 de conseguir la mayoría absoluta. Así se puede comprobar en el votómetro, la herramienta de proyección de resultados electorales puesta en marcha por Vozpópuli y la empresa Redlines, dirigida por el consultor político César Calderón".

Continúa la pieza: "De esta forma, la ayusomanía dispararía al Partido Popular en la Comunidad de Madrid, ya que casi doblaría el número de diputados (pasando de los 30 que logró en los pasados comicios autonómicos hasta esos 58 que le otorga este votómetro), y estaría en disposición de pugnar por esos 11 diputados que le faltarían a la actual presidenta madrileña para lograr la mayoría absoluta. Pero, de no alcanzar esos 69 diputados, nueva mayoría absoluta tras ampliar el número de parlamentarios de la Asamblea de Madrid a 136, Ayuso tendría fácil seguir liderando el Ejecutivo siempre que consiga el apoyo de Vox. Los de Rocío Monasterio, que conseguirían 14 diputados frente a los 12 que tenían ahora (pasando del 8,9% de los votos al 10,1% que le otorga este votómetro), tendrían la llave para volver a hacer presidenta a la baronesa popular".

Hoy es el día en que Pablo Iglesias abandona la poltrona de vicepresidente para lanzarse al ruedo de Las Ventas, palabras mayores, el Vaticano de la tauromaquia. A modo de despedida, El Independiente le dedica unas líneas que firma Antonio Salvador para contar lo barato que nos ha salido el muchacho. "Pablo Iglesias cifra en "120 euros" su gasto como ministro durante todo 2020" asegura el diario de Cacho. "El hasta ahora ministro de Derechos Sociales declara tan sólo una compra de billete de tren para viajar a Valencia recién llegado al cargo y la oposición le reprocha que no haya visitado ningún centro de mayores desde que se declaró la pandemia", se comenta en los subtítulos. El cuerpo de la información apunta que "el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha cifrado en «120 euros» el gasto generado por Pablo Iglesias como titular de dicho departamento durante el pasado año, cuando se incorporó al Ejecutivo tras firmar el pacto de gobierno con Pedro Sánchez. Dicho importe corresponde con la compra de un billete de tren de ida y vuelta con motivo de un desplazamiento realizado en el día a la Comunidad Valenciana recién llegado al puesto".

Sigue la nota: "Así lo ha reconocido la Subsecretaría de Derechos Sociales y Agenda 2030 en respuesta a una petición de información tramitada a través del Portal de la Transparencia con la que este diario ha querido conocer el coste que el desarrollo de las responsabilidades asignadas a cada ministro supuso en 2020. De los 12 titulares que han contestado hasta este momento, el vicepresidente Iglesias es el que ofrece una cuantía más baja, muy lejos de los 38.934,37 euros de Carmen Calvo y los 12.744,54 de Teresa Ribera. Hasta otros ministros de escaso peso en el gabinete de coalición han reconocido que el desarrollo de sus funciones ha supuesto un mayor gasto que el declarado por Pablo Iglesias. Son los casos de Alberto Garzón (Consumo), con 402,05 euros, y Manuel Castells (Universidades), que ha declarado 3.103,07 euros en concepto de locomoción, manutención y alojamiento".

Realmente suena a cachondeo.

Portada de 'El País' del 30 de marzo de 2021 / EL PAÍS
Portada de 'El País' del 30 de marzo de 2021 / EL PAÍS

Coronavirus. La pandemia está provocando un notable retroceso de las libertades y los derechos, tal como se puede comprobar en la apertura de El País que suscribe Óscar López-Fonseca. "Interior permite la patada en la puerta contra fiestas ilegales" se asegura en el diario de Prisa. Como en las películas de la ley seca, los intocables de Marlaska pueden hacer lo que les salga del níspero e irrumpir en los domicilios particulares con la excusa de velar por el cumplimiento de las leyes marciales del coronavirus. Del texto de López-Fonseca: "Las imágenes de policías que derribaban, el día 21, la puerta de una vivienda en Madrid para identificar a las 14 personas que celebraban allí una fiesta ilegal han generado polémica. Tanto en el atestado de este incidente como en el de otro similar del día 22, los agentes alegaron que habían entrado sin orden judicial (método que se ha popularizado como la patada en la puerta) amparados por la ley de seguridad ciudadana y por una orden interna emitida días antes por Interior para aplicar las medidas acordadas por Sanidad y las comunidades para frenar la expansión del Covid-19. Distintos juristas consideran “desproporcionada” la actuación, que no ha merecido reproche alguno del Ministerio del Interior. Los policías admiten que la celebración de las fiestas en sí no suponía ningún delito, pero sostienen que quienes se negaron a abrirles la puerta e identificarse cometieron por ello un “delito flagrante” de desobediencia".

Sigue la nota líneas después: "Ambas fiestas ilegales en las que intervino la Policía se celebraron en Madrid los días 21 y 22. La primera actuación policial se inició poco antes de la una de la madrugada, cuando seis agentes acudieron a una vivienda de la calle de Lagasca alertados por un vecino. En el vídeo, difundido en las redes sociales, se ve a una joven negarse a abrir la puerta los agentes si no llevan una orden judicial. Tras un intercambio de palabras, los policías tiran la puerta con un ariete. Para las 14 personas que se encontraban en el domicilio se propusieron sanciones por incumplir las medidas sanitarias contra la pandemia. De ellas, nueve fueron detenidas por supuesta desobediencia grave. El incidente del 22 también tuvo un desarrollo similar, aunque esta vez los agentes consiguieron franquear la entrada por el llamado método del resbalón (introducir una lámina de plástico entre el marco de la puerta y el pestillo o resbalón para abrirla sin forzar la cerradura), según el atestado".

Así que cuidadín con montar orgías en casa, no sea el caso de que acaben con un desfile en paños menores por la escalera tutelados por las fuerzas del orden y para escarnio del moral y decente vecindario. 

Actualidad catalana. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha emitido dos sentencias que anulan los proyectos lingüísticos de dos centros públicos por no incluir el castellano como lengua vehicular, cosa que parte de la prensa pasa por alto dada la propensión de la Generalitat a pasarse los fallos sobre su sistema educativo por debajo del arco del triunfo.

Tres de cada diez barceloneses se marcharían de la ciudad si pudieran. Pocos parecen. 

La marmotada. Sesión de no investidura hoy en el Parlament. Hay optimismo en los medios del proceso, que compran la mercancía de que nadie quiere elecciones. En El Món dice Quico Sallés que el Consell per la República ha desatascado la negociación y avisa de la próxima fecha marcada en rojo en el calendario independentista: "Nova data per tenir present al sempre complicat calendari de la política catalana. És el 24 d’abril. Un dissabte. És la data acordada per l’executiva de Junts per Catalunya del passat 22 de març per celebrar el seu proper congrés. En principi, és un primer pas constituir el Consell Nacional, l’òrgan que “ha de validar els acords i orientar la política del partit”. Com és habitual en l’argot polític és el màxim òrgan de decisió entre congressos. D’aquí que un conclave d’aquesta importància, els de Jordi Sànchez ja portin sota el braç l’assoliment d’un acord de govern i governabilitat amb Pere Aragonès o un tancament de files davant la impossibilitat de formar-lo. La possibilitat però d’un acord ha guanyat punts després que l’escull del Consell per la República s’ha esmolat aquest dilluns. El nou panorama indica que en les properes setmanes i sense la pressió d’una data d’investidura començarà la brega per concretar una estratègia aquí i a Madrid i, sobretot, l’arquitectura del Govern i el repartiment de conselleries. Des de Junts i ERC estan convençuts que la declaració política del Consell per la República, acordada durant el cap de setmana, ha fet el seu efecte balsàmic".

30 de marzo, santoral: Clino, Dominino, Juan Clímaco, Julio Álvarez, Leonardo Murialdo, Osburga, Régulo de Senlis y Segundo