Menú Buscar
Primeras planas

La declinante derecha y Fisas contra Cayetana

Sondeo en 'La Razón' que constata el retroceso de las tres derechas, pero aún les otorga la suma de gobierno. Bronca en el PP catalán por la candidatura de Álvarez de Toledo

11 min

La mayoría de las encuestas preelectorales insisten en la subida del PSOE, pero la que sirve hoy La Razón acentúa la bajada de la derecha, descenso que en la portada del citado medio queda reflejado así: "La derecha retrocede pero suma". A falta de seis semanas para los comicios generales, sólo El Diario y el periódico de Planeta dan cancha al denominado "trifachito". Se atribuye al digital de Escolar un ánimo movilizador entre la izquierda, mientras que en el papel de Marhuenda se intentaría no desmovilizar a la derecha. 

La conclusión del trabajo demoscópico en La Razón es que "PP, Cs y Vox lograrían 176 escaños en su horquilla más baja, tres menos que en el sondeo de febrero", reza un subtítulo y que "Sánchez ganaría con un 26% a costa de Podemos pero no podría sumar con los independentistas", afirma otro titular auxiliar. El "queso" es el siguiente: PSOE, 26%, 104-107; PP, 23,2%, 95-98; C's, 17,8%, 61-64; UP, 14,8; 40-43; Vox, 10,3%, 20-23.

La periodista Carmen Morodo firma el análisis: "La suma del bloque de centroderecha baja con respecto a febrero, según el sondeo de marzo de NC Report. La fecha de realización es entre el 11 y el 15 del presente mes. Las derechas pasan del 52,5% al 51,3% en intención de voto, y en escaños la evolución a la baja les lleva de estar en una horquilla de entre 179 y 186 diputados a situarse entre 176 y 185. En cualquier caso, en la mayoría absoluta incluso en su nivel más bajo. PP y Ciudadanos (Cs) bajan 0,4 y 1,1 puntos, respectivamente. Y Vox avanza 0,3. En comparación con las encuestas anteriores, el PP desacelera su caída, y Cs la acelera. Vox también comienza a dar señales de agotamiento".

portada la razon

Así es que la derecha llega desfondada al tramo final, de capa caída desde el vuelco de las elecciones andaluzas que pusieron sobre aviso al PSOE. Raúl del Pozo da claves y pautas en su contra de El Mundo: "Los del PP van a mandar al territorio hostil a Cayetana Álvarez de Toledo, lúcida columnista y política valiente que luchará al lado de Inés Arrimadas para romper la máquina de odio. Está convencida de que España se juega la continuidad histórica amenazada por un gigantesco proyecto de xenofobia. Pedro Sánchez presumió en otro mitin de que hoy el sentido común lo representa el PSOE. Están seguros de que España se aleja del centroderecha y de que los que quieran dejar atrás el pasado sólo tienen una opción razonable que es la no quedarse en casa para evitar que no sumen las tres derechas que se jodieron el día que se retrataron juntas en la plaza de Colón. Así lo explican: El caso del PP se puede resumir en una idea: ha perdido el oremus. Acaricia al lobo que es Vox de manera tan inocente que le llama para decir en abierto que no se presente en el 50% de las circunscripciones, transmitiendo con ello una gran debilidad territorial. La caída de Ciudadanos se debe al haberse abrazado al lado derecho, sí, pero sobre todo se debe a que ha perdido su razón de ser: la regeneración. Fichar al detritus del bipartidismo, cuando tienen talento dentro, ha tenido el efecto contrario: les ha encerrado más en sí mismos y en luchas internas".

El caso Cayetana ha provocado cierta conmoción interna en el PP catalán. El infatigable, combativo y estajanovista luchador contra el nacionalismo eurodiputado Santi Fisas ha puesto el grito en el cielo porque se ha creído la manipulación de unas palabras de la candidata de su partido por Barcelona. Profirió en Twitter Fisas: ".@cayetanaAT decir que no hablar catalán da más sentido a tu candidatura es un desprecio a Cataluña y a la lengua catalana . Así no se combate la autodeterminación". Álvarez de Toledo replicó: "Querido @SantiagoFisas, quizás quieras rectificar después de saber que esto es lo que dije y no lo que los hermeneutas habituales dicen que dije. Como tú bien sabes, con mentiras no se combate la mentira fundacional del nacionalismo". Reproducía además sus palabras exactas: "Cuantas más veces digan 'Cayetana es de fuera, no habla catalán, no tiene derecho a representarnos', más poderoso será el sentido de esta candidatura del PP y de lo que el PP hace en el día de hoy".

Magnífica pelea. Fisas representa al militante que considera que se le ha impuesto una cunera, a pesar de los años que pasó de consejero autonómico en Madrid en la época dorada de Esperanza Aguirre. Y el caso es que tanto Fisas como Cayetana están de acuerdo en un asunto no menor: los dos se han manifestado a favor de la candidatura de Manuel Valls. Cosas de conservadores y liberales.

Otros que hacen cosas son los catalanes, como bien recuerda Joaquín Luna en su artículo de La Vanguardia: "Como los catalanes hacemos cosas, estaría muy bien aprovechar la actualidad y legislar en el Parlament en lugar de guiarnos por un texto “español” de 1985 (la ley de Régimen Electoral), digo yo que parte del “régimen del 78”, ese que consagra la dictadura, perpetúa el franquismo y nos convierte en un Estado policial que impide manifestarse por el centro de Madrid. De paso y como esto va siempre de democracia pura, simplista y sin matices, uno, que vive, paga impuestos y vota en Barcelona, solicita que en lo sucesivo “un hombre, un voto” y que un sufragio de Barcelona tenga la misma representatividad de un voto en las comarcas interiores de Catalunya, porque –desde 1978– el de un barcelonés vale la mitad".

La aportación nacionalista al debate viene del consejero Jordi Puigneró, otro ducho en Twitter del que el E-notícies destaca el siguiente tuit: "Porten 300 anys perdent territoris però per "xulos" que no quedi... No han après res de la història. De fet no han après res". Era la respuesta a estas otras declaraciones de Pedro Sánchez: "Con un Gobierno del PSOE no habrá independencia". Grande Puigneró. Los españoles, unos chulos perdedores. En cambio, los independentistas siempre de victoria en victoria. 

Más Cataluña insólita. Coletazos de la última baladronada de Puigdemont, la de que si se hace eurodiputado se podrá pasear por el territorio nacional protegido por la inmunidad parlamentaria. En el ABC, Salvador Sostres evacúa consultas con tres prestigiosos letrados y escribe: "El penalista José María Fuster Fabra, que logró la puesta en libertad de Sandro Rosell cuando empezó su juicio en la Audiencia Nacional, entiende que «si en España hay una orden de búsqueda y captura en vigor, como efectivamente la hay, lo van a capturar sin ningún tipo de duda, y lo meterán en la cárcel. Luego, desde la cárcel, le permitirán acudir a recoger el acta, pero detenido, y para devolverlo a prisión cuando finalice el trámite»".

Sigue Sostres: "Javier Melero, abogado de cabecera de Convergència, y concretamente de Quim Forn y de Meritxell Borràs en el juicio al 'procés' en el Supremo, explica que "el Parlamento Europeo solo le da inmunidad para lo que está relacionado con el ejercicio de su cargo". Del mismo modo lo ve Josep Riba, abogado también en el juicio del Supremo del exconsejero de Justicia, Carles Mundó: "En la aplicación de la Ley hay que buscar siempre el sentido común y no sería lógico que uno que ha matado a mil personas se hiciera eurodiputado para no poder ser detenido. Sería un fraude de ley. Puigdemont se encuentra ahora mismo en rebeldía, porque el juez Llarena retiró la orden europea de su detención, pero la nacional continúa en vigor".

A Llarena, por cierto, le han vuelto a marcar el domicilio de Sant Cugat. Y el miembro de la dirección de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) Jordi Alemany, detenido en Madrid, ya ha sido puesto en libertad. Su cuenta de Twitter tampoco tiene desperdicio. Antes de que la Policía le requisara las pertenencias dejó escrito este mensaje"I ara què cardo tantes hores sense mòbil ni Twitter? Quin pal! putos piolins malparits"

18 de marzo, santoral: Cirilo de Jerusalén, Eduardo, rey de Inglaterra, y Frigidiano.