Menú Buscar
Primeras planas

De Carreras aboga por un Monti para evitar las elecciones

Rahola llama "bestias" a Mas y Puigdemont, pero como si fuera un elogio. Electoralismo y la paga extra a los funcionarios. "Habitantes del mundo entero", el último manifiesto planetario de Podemos

Pablo Planas
7 min
ABC: Elvira Rodríguez: "No me sorprende lo que ha pasado con Ausbanc"

El Mundo: Iglesias se salta los estatutos para blindar sus listas el 26-J

El País: Rajoy devuelve la paga extra a los funcionarios pese al déficit

La Razón: Más del 42% de los menores de 30 años no irían a votar el 26-J

Ara: Puigdemont vol menys soroll i més govern

El Periódico: Rajoy gratifica a los funcionarios cara al 26-J

El Punt Avui: Més endreça i menys fressa

La Vanguardia: Guindos admite que el déficit superará lo previsto

La paga extra incendia los periódicos de todo tipo y condición. Sucinto. Rajoy ha decidido que se reintegre a los funcionarios del Estado la mitad de la paga extra suprimida en 2012. De media, unos 750 euros en la nómina de abril. Acusan al presidente del Gobierno de aplicar una medida "electoralista". Pues sí, tiene toda la pinta, pero a la mayoría de los funcionarios seguro que eso les importa menos que el plus, que no es un plus sino que se les debe. Así que punto para Rajoy, que gobierna como lo haría Tsipras si tuviera dinero, a su bola y con el déficit por montera. Hay versiones contrapuestas, pero al parecer el gasto estaba ya consignado en los prespuestos, si bien no se sabe de cuánto se está hablando.

Podemos está que arde. Iglesias imita a Rajoy y pretende que nadie le toque un pelo a las listas del pasado 20-D. Saldrán al ruedo los mismos, en el mismo orden y el que se mueva, a Siberia. A mediados de mayo la van a liar 'gruesa'. Elsa García de Blas firma la pieza en El País: "Al calor de la protesta ciudadana que ha tomado la plaza de la República de París bajo el nombre de Nuit Debout (Noche en Pie), activistas españoles del entorno del 15-M se han aliado con los franceses para convocar una gran movilización global el próximo 15 de mayo, coincidiendo con el quinto aniversario de los indignados en España. Global Debout (Global en Pie) es el lema de la iniciativa que llama a “ocupar masivamente las plazas” y organizar “una nueva temporada de lucha por la democracia”. Dirigentes de Podemos difunden y apoyan la convocatoria, que en España volvería a coincidir con las elecciones".

La cosa es rara y el manifiesto parece una broma de la banda 'Individualidades por la Difusión del Anarquismo'. Empieza así, según El País: "“¡Habitantes del mundo entero, hagamos derribar las fronteras y construyamos juntos una nueva primavera global! (...) Preparemos y lancemos juntos una gran acción internacional el fin de semana del 15 de mayo para ocupar masivamente las plazas en todo el mundo en esta fecha”, dice el comunicado de la Asamblea de Nuit Debout, difundido en las redes sociales el pasado 16 de abril para anunciar una movilización internacional que tiene por objeto protestar contra el sistema". Tal cual.

No es previsible que Podemos logre calentar la primavera. En España hay hueco para un quinto partido, el de los escépticos, cuyo color sería el gris. Funcionarios, clase media venida a menos, autónomos, empleados, exconstructores, profesionales liberales y estudiantes de Telecomunicaciones. La Razón lleva una encuesta que avala la teoría y pronostica una abstención de campeonato.

Francesc de Carreras apunta en un artículo en El País a la "solución Monti" para evitarnos el mal rato de otra campaña. Extractamos un par de párrafos:

"Volvemos atrás: PSOE y Ciudadanos con un pacto programático muy detallado —lo único serio de todo este período— para negociarlo con un socio que sume para investir presidente. Si el socio Podemos, como era de esperar, ha fallado, ¿no deberían ahora dirigirse hacia el PP para encontrarlo? Aritméticamente serían imbatibles, programáticamente no serían distantes, sólo falla la confianza personal entre Rajoy y Sánchez, y la desconfianza de Rivera en que Rajoy sea adecuado para realizar las reformas necesarias”.

“Pero, ¿son insalvables cuestiones personales? Si impidieran formar gobierno, seguro que muchos ciudadanos no lo entenderían, serían personalismo contra intereses generales. Si se llegara a este punto, quizás podría recurrirse como última baza a una personalidad "independiente", es decir, por encima de toda sospecha partidista y aceptada por quienes le den soporte. ¿Un Monti? Sí, un Monti. No es lo ideal, cierto. Pero ir a nuevas elecciones es peor", concluye De Carreras.

Así que en la encrucijada entre lo malo y lo peor discurre la actualidad en Panamá. La examiga del Rey emérito, Corinna Zu Say-Wittgenstein también sale en los papeles, según cuenta Francisco Mercado en Ok Diario. Desastre de negocios con Arturo Fernández, Díaz Ferrán y Plácido Arango. Se dedicaban a la venta de bombones de lujo y no es una metáfora. Menudas compañías frecuentaban a Su Exmajestad, un tarjeta black y un presidiario.

En cuanto al plano inclinado catalán, consignar la conversión al puigdemontismo de Pilar Rahola, que lo hace sin renunciar al masismo. Artículo de incienso. Loor al desllorigador. Escribe la musa del proceso: "La letanía había quedado fijada: Mas gobernaría a través de su pupilo Puigdemont. No tengo dudas de que, más allá de la maldad propia de la rumorología política, esa idea nace de un gran desconocimiento de los protagonistas. Para quienes conocíamos ambas bestias, era inimaginable en las dos direcciones: inimaginable que Artur Mas no respetara los límites de la presidencia, cuando esa idea, la del respeto institucional, está en su propio ADN; y era inimaginable que Puigdemont, que siempre ha ejercido con autoridad su cargo de alcalde, hubiera permitido dicha intromisión. Por supuesto, la complicidad entre ambos es profunda, el liderazgo político y moral de Artur Mas es indiscutible, y ambos trabajan al unísono en la consolidación del proceso catalán. Pero Puigdemont es hoy por hoy el presidente de la Generalitat, y si ello era cierto en privado desde el minuto uno, empieza a ser cierto para la mayoría cien días después. Quizás ese es el mayor logro de Puigdemont, haber conseguido una pronta autoridad sin desautorizar a su predecesor y, al tiempo, haber cuajado un perfil propio".

¿Se han fijado? Les llama bestias. Por la cara.

20 de abril, santoral: Anastasio, Crisóforo, Inés de Montepulciano y Secundino de Córdoba.