Menú Buscar
Primeras planas

Darth Vader contra Forcadell y la autopsia de Sánchez

Referéndum el próximo septiembre. 9-N, el eterno retorno. Insurrección en el 'Parlament'. Caso investidura: la cosa rula. Rajoy no pone condiciones

12 min

Ha cobrado fortuna la rueda del hámster para referirse al proceso secesionista. La empleó por primera vez Inés Arrimadas, continuó Xavier García Albiol y ayer se sumó a la comparanza la portavoz del PSC en el Parlament Eva Granados. La noria se mueve, pero no avanza, salvo que se escape del soporte. Ayer, de nuevo, los diputados de Junts pel Sí y la CUP se amotinaron y anunciaron referéndum, elecciones constituyentes y dos huevos duros. Es el retorno a la casilla de salida del juego de la oca, que es un correlato del Camino de Santiago. ¿Otro referéndum? La reedición del 9-N, un clon tuneado del butifarrendum, el neverendum de Ciudadanos, una "fiesta de la democracia" y del volem butano.

El soberanismo está crecido, enardecido e inflamado de gozo tras su nueva trastada. La información en serio está en Crónica Global y viene de la mano de María Jesús Cañizares: "Al dictado de la CUP, la coalición formada por CDC y ERC ha dado una vuelta de tuerca en su desafío secesionista y, gracias a su mayoría parlamentaria y la complicidad de la órbita podemita, han logrado que salga adelante una propuesta de resolución para la celebración de un referéndum vinculante sobre la independencia de Cataluña. Se hará, según el texto, en septiembre de 2017 “como muy tarde” y contará con una pregunta clara y de respuesta binaria".

Sigue la crónica: "Esa iniciativa ha sido aprobada el mismo día que el Tribunal Constitucional (TC) encargaba a la Fiscalía que abriera una causa penal contra la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, por haber permitido que, el pasado mes de julio, se tramitaran y aprobaran en el hemiciclo las conclusiones de la Comisión sobre el proceso constituyente. "Volvería a hacerlo. El TC no va a dictar el futuro de los catalanes", dijo la propia Forcadell tras conocer ese procedimiento penal".

También se ha producido en el día en que el Supremo abre la vía para investigar a Francesc Homs. Grandes golpes de pecho. El Estado malo malayo ha activado toda su maquinaria judicial por tierra, mar y aire, se advierte en la prensa del régimen instaurado por Kim Jong Pujol.

Deberían leer la crónica judicial de María Peral en El Español. A la mayoría de los dirigentes nacionalistas les da una palmadita en la espalda el poder judicial y se revuelcan por el suelo como si el defensa central Sergio Ramos les hubiera pateado las entrañas en una acto autoritario de la legalidad española contra la legitimidad catalana. Es ver una toga e imaginarse a Darth Vader.

Escribe Peral: "La Fiscalía del Supremo ha librado Francesc Homs, portavoz en el Congreso del Partit Demòcrata Català (antigua Convergencia), del riesgo de afrontar una pena de prisión por su participación en la consulta soberanista del 9N. Fuentes del Supremo han señalado que la Fiscalía hizo llegar a la Sala Penal que no apreciaba la existencia del delito de malversación de fondos públicos, motivo por el que se ha excluido esa calificación penal del escrito de suplicatorio que se ha dirigido al Parlamento para poder proceder penalmente contra Homs. A propuesta de Andrés Palomo, magistrado instructor de la causa, el suplicatorio se limita a los presuntos delitos de prevaricación y desobediencia, castigados con inhabilitación para cargo público".

También se refiere a lo de Forcadell y el TC: "Mientras la Sala Penal del Supremo cursaba el suplicatorio contra Homs, el Pleno del Tribunal Constitucional acordaba, por primera vez, dirigirse a la Fiscalía para que "si lo estima pertinente, promueva el ejercicio de las acciones penales que considere procedentes" contra un cargo institucional autonómico, la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell. El TC, que no especifica ninguna supuesta calificación delictiva (lo que no le corresponde), afirma que Forcadell incurrió en un "incumplimiento objetivo" de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa parlamentaria de desarrollo del llamado "proceso constituyente" de una Cataluña independiente".

Y todo esto, visto con las gafas de flipar procesos, es el Armagedón desatado por la tirana España para sofocar los anhelos de libertad de todo un pueblo, incitado a "impedir físicamente" (ya saben, la equidistante encuesta de Catalunya Ràdio) que se juzgue a Mas.

Según José Antich, en su artículo de El Nacional, la ruleta gira y el cohete está a punto de despegar: "La cuenta atrás hacia el referéndum se ha iniciado en sede parlamentaria y con un fuerte choque entre las dos instituciones catalanas -Parlament y Govern- y el TC. El vicepresident Oriol Junqueras y el conseller Romeva, como responsable de Participación, tienen ahora el encargo del president Puigdemont y el mandato del Parlament de organizar un referéndum que pese a que se pretende pactado todo el mundo sabe que no será así. Y de adoptar una serie de decisiones que serán progresivamente impugnadas por el Gobierno español y llevadas al Constitucional. Aunque faltan muchos capítulos, la partida final ha dado comienzo".

El generalmente agudo y divertido Juan Soto Ivars firma un alucinante artículo en El Confidencial del que les extracto un par de párrafos: "Si cometió un delito Carme Forcadell por no frenar las consecuencias de haber colocado unas urnas el 9-N, también lo cometieron dos millones de catalanes que acudieron a esas urnas, sin provocar altercados, para expresar una opinión que yo no comparto. Si las urnas eran ilegales y la población estaba avisada, en Cataluña se ha cometido un delito masivo de desobediencia. Pero dos años después, yo me pregunto si ese delito ha tenido unas consecuencias suficientemente graves para que la Fiscalía procese a la presidenta de un Parlamento autonómico".

¿Qué? ¿Forcadell y el 9-N? Nada que ver, colega.

Sigue luego Soto Ivars: "El independentismo no ha crecido gracias a la manipulación mediática —la cadena con mayor audiencia de Cataluña no es TV3, sino Telecinco— ni a un sistema educativo de inmersión lingüística. No es el amor a la identidad catalana lo que lo alimenta, a ver si nos enteramos de una vez, sino decisiones desafortunadas del Estado".

¿Que a ver si nos enteramos? Anda que lo que hay que aguantar. Compañero del metal, el senyor Algú te ha tomado el pelo. Y no poco.

El contraste está en la columna en El Mundo de Federico Jiménez Losantos sobre la teoría esa de Puigdemont de que los niños catalanes hablan y escriben un castellano de la releche: "Pues bien, ni PP ni C's pusieron a Cocomocho a caer del burro que habita. Albiol dijo que está a favor de la libertad de elegir de los padres, esa que, gracias a PP y PSOE, no pueden ejercer. Arrimadas, que ojalá 'todos los niños catalanes hablaran cuatro lenguas con la soltura de Mas' y que 'tenían de otros temas' para 'un debate de política general'. ¿Hay en Cataluña algo más general y atroz que el uso de la lengua como herramienta política? La inmersión lingüística busca que los niños rompan sus vínculos con España, la inmersión política, que ese atropello no se discuta jamás. La primera va lenta, la segunda ha triunfado".

Caso Investidura. A estas horas parece que la cosa rula, pero el asunto es como la predicción del tiempo o el horóscopo chino. Anabel Díez, en El País, lo resume así: "Mariano Rajoy frenó ayer en seco las voces de su partido que planteaban imponer condiciones a una posible abstención del PSOE en la investidura del líder del PP. La prioridad del presidente en funciones es que haya pronto un Gobierno con plenos poderes y en ese objetivo renuncia a tratar de sacar mayor beneficio de la actual debilidad de los socialistas. Su plan es, una vez logrados los votos necesarios en el Congreso, intentar gobernar a través de consensos con distintos partidos. Rajoy y el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, hablaron ayer mismo de las opciones que se presentan para esa investidura. Fernández le advirtió de que no depende de la gestora que no haya que repetir elecciones, sino de la decisión que tome el máximo órgano de dirección del partido, el comité federal. Rajoy es consciente de que los socialistas tienen por delante un debate intenso que derivará en un sí o un no a su investidura y que requiere tiempo".

En cuanto al finado Sánchez, Gonzalo Cortizo e Irene Castro aportan una información en El diario de Escolar sobre los resultados de la autopsia: "Pedro Sánchez buscó en Cataluña la puerta al desbloqueo institucional en su pretensión de llegar a La Moncloa. Semanas antes de su caída, el exlíder socialista ya había tejido una red de contactos para construir un Gobierno que le permitiera 'sacar del limbo' a ERC, En Comú y la antigua Convergència. Sánchez nunca pudo activar su plan. El entonces secretario general, según su entorno, tenía 'avanzado un acuerdo' con los independentistas para llegar a Moncloa antes de que los críticos forzaran su dimisión. Fuentes socialistas aseguran que mantuvieron conversaciones a través de intermediarios con Convergència y En Comù para un hipotético apoyo en su investidura". El texto implica al PSC y a Miquel Iceta. A perro flaco, todo son pulgas.

7 de octubre, santoral: Nuestra Señora del Rosario, Baco, Marcos y Paladio.