Menú Buscar
Primeras planas

"Cucusclaneros", republicanos y Rivera en Rentería

Insultan a los cofrades de una procesión en "Fachadolid". Los sondeos avalan las expectativas de Sánchez. Ayer le tocó recibir a Ciudadanos en el mitin de Rentería

15.04.2019 09:34 h. Actualizado: 15.04.2019 09:36 h.
11 min

La campaña electoral es una pista americana para las tres derechas, que no pueden manifestarse en paz en determinados enclaves, feudos de radicales vascos y catalanes que corean el siniestro pim, pam, pum. Raúl del Pozo en El Mundo recuerda la versión en vasco del grito de guerra, "¡Fascista, entzun [escucha]: pin, pan, pun!". El nacionalismo sostiene que PP, Ciudadanos y Vox son unos provocadores peligrosos. Aún no ha salido la teoría de la falsa bandera. 

La Semana Santa debería propiciar una tregua, pero en España están pasando cosas muy extrañas. Ayer en Valladolid unos ciudadanos abuchearon la procesión de La Borriquilla. "Cucusclaneros" y "meapilas" les dijeron a los cofrades birra en mano los participantes en una fiesta por la Segunda República. Y eso en "Fachadolid".

Las encuestas persisten en pronosticar una suma de escaños favorable a Pedro Sánchez, quien no corta el mar, sino vuela y se presenta como el único moderado. Al aspirante a renovar el contrato de la Moncloa le salen los números por dos lados, con Podemos y los independentistas o con Ciudadanos. Es la conclusión de los datos que arrojan los trackings de El Español y El Confidencial.

Tracking de El Español: PSOE, 29,9%, 124-130; PP, 19,1%, 73-77; C's, 15,4%, 49-56; UP, 13%, 29-33; Vox, 11,2%, 31-36; ERC, 3,2%, 11-13; PDeCAT, 1,4%, 5-6; PNV, 1,3%, 5-6; EH Bildu, 1%, 3; Compromís, 0,8%, 2-3; UPN, 0,4%, 2; Coalición Canaria, 0,3%, 0-1.

Firman el análisis Daniel Ramírez y Alberto D. Prieto: "A pesar de una leve caída durante la última semana, el voto del PSOE para las elecciones del próximo 28 de abril parece haber encontrado acomodo en torno al 30%. Un porcentaje que, traducido a escaños, supone una horquilla de entre 124 y 130. Según el tracking electoral realizado por SocioMétrica para este periódico, Pedro Sánchez merodea esas cifras desde mediados de marzo y camina hacia una cómoda victoria, ya ninguna formación parece amenazarlas. (...) Por ahora,el pacto PSOE y Ciudadanos --imposible debido al veto-- sigue sumando escaños suficientes como para gobernar: 180 -la mayoría absoluta está en los 176-. El bloque que va del centro a la derecha -PP, Cs y Vox- sigue muy lejos de esa cifra: 161. Sánchez no suma con Unidos Podemos y, a día de hoy, se vería obligado a pactar con, por lo menos, un par de organizaciones nacionalistas.

En El Confidencial titulan que "Los votantes del PP se desmovilizan y Casado no frena la sangría", encabezamiento basado en los siguientes datos: PSOE, 31%, 135; PP, 18,6%, 68; C's, 15,8%, 53; UP, 13,4%, 34; Vox, 9,5%, 25; ERC, 3,3%, 14; PNV, 1,2%, 6; PDeCAT, 1,3%, 4; EH Bildu, 0,8%, 3; Compromís, 0,9%, 3; UPN, 0,3%, 2; Coalición Canaria, 0,3%, 1; Pacma, 2%, 1.

El análisis corresponde a Ignacio Varela: "El Partido Popular ha entrado en línea descendente, mientras sus votantes tienden cada vez más a la indecisión o a la abstención. (...) De acuerdo a esta estimación, el Partido Popular estaría perdiendo el 44% de los votos y la mitad de los escaños que obtuvo hace tres años".

Hay una tercera encuesta, la visión alternativa y suavizada de La Razón, que lleva un pequeño titular en la portada: "Peligra la suma de la derecha y el PSOE acaricia la mayoría de la moción". Sus datos son estos: PSOE, 27,5%, 111-113; PP; 24,1%, 99-101; Ciudadanos, 15,8%, 53-55; Unidas Podemos, 12,1% 31-33; Vox, 9,1%, 18-20; ERC, 2,9%, 12-13; Compromís, 1,8%, 4-5; PNV, 1,3%, 6; PDeCAT, 1,3%, 4; EH Bildu, 0,8%, 2; En Marea, 0,4%, 0-1; UPN, 0,4%,, 2; Coalición Canaria, 0,3%, 1.

Destacable resulta también el sondeo de La Vanguardia alusivo a cuestiones políticas generales del que sirve Isabel Garcia Pagan para tejer su nota: "Las encuestas dibujan una aritmética parlamentaria endiablada a la hora de tejer alianzas de gobierno, pero mucho más para buscar una salida al conflicto catalán. El sondeo de GAD3 para La Vanguardia concede casi tantos apoyos a la reedición del 155 como a la negociación de un referéndum --44% frente a un 40%--, y sólo una reforma ahora imposible de la Constitución satisfaría a un 64%".

Portada de La Vanguardia del lunes 15 de abril de 2019 / KIOSKO.NET

Portada de La Vanguardia del lunes 15 de abril de 2019 / KIOSKO.NET

Y añade Garcia Pagan: "Colapsados en esa bruma, PP, Ciudadanos y Vox ya han anotado en su cuenta de resultados altercados en actos en Cataluña y el País Vasco. El choque de manifestantes con las fuerzas de seguridad y candidatos enfrentándose a gritos apuntala su discurso del miedo contra una hipotética alianza entre Pedro Sánchez y el independentismo catalán y vasco que el propio presidente rechaza de antemano, pero con el que pretenden ganar votos".

La bruma se manifestó ayer en Rentería, la localidad del País Vasco famosa por el eslogan "En Rentería, una bandera cada día" de los tiempos de la guerra de las banderas, allá por los ochenta del siglo pasado. La cuna de la kale borroka guipuzcoana fue el escenario de un accidentado mitin de Albert Rivera y Maite Pagazaurtundúa, natural de la localidad.

La fotografía de los cascos rojos de la Ertzaintza porra en ristre ilustra la mayoría de las portadas impresas. También hay imágenes de lazos amarillos gigantes en las fachadas de la plaza donde tuvo lugar el mitin refriega del que escribe Hughes en ABC: "Lo difícil no era tanto entrar como conseguir salir. Rivera ya había abandonado la plaza en su coche de lunas tintadas y la Ertzaintza se había tenido que emplear para abrirle hueco. Esto soliviantó aún más a los que rodeaban la Plaza de los Fueros, un comité de bienvenida formado por vecinos del pueblo y juventudes abertzales. (...) La Ertzaintza (cuatro furgones) abrió el hueco, sonó incluso el ¡pum! de un disparo o un petardo. Ahora, rápido». Los de Ciudadanos empezaron un paseíllo a paso ligero para salir del centro del pueblo entre insultos, amenazas y algún escupitajo. «Iros a Madrid», «Pijos», «Españoles, a la Puta España» y sobre todo el grito de «Fascistas». «Fascistas kanpora (fuera)». En indescriptible pasacalles, una banda local tocaba el «Ay, Carmela». Cuando por fin llegaron a los autobuses, una vecina del pueblo se acercó con un niño de la mano y señalando a los que a toda prisa subían al vehículo dijo:«Mira, hijo, son fascistas, diles fascistas». Y el niño, apenas un bebé, repetía: fascistas. «El nacionalismo es aquí la forma de socialización», decía un simpatizante de C's. Pero eso era casi una forma de alfabetización".

En clave catalana, ensalada de mamporros sobre el ring del proceso. Lucha libre a la manera americana, festival de reproches y contradicciones. En Junts per Catalunya y ERC se olvidan a ratos de denunciar el fascismo y al Estado tiránico para dedicarse a sus asuntos internos. 

Destaca en El Nacional el viaje que le pega Agustí Colomines a Gabriel Rufián, al que llama "reencarnación de Duran i Lleida". Escribe Colomines: "Entre tot d’entrepans i magdalenes, Rufián va anunciar la doble aposta d’ERC: un referèndum d'autodeterminació a Catalunya i un referèndum per escollir entre monarquia o república a Espanya. El candidat de Junqueras va assegurar que la doble votació contribuirà a compassar les aspiracions de ruptura amb el règim del 78 impulsada, tant des d’Unidas Podemos, com des del sobiranisme català. No m’imagino Gerry Adams anunciant que propiciaran dos referèndums: un per unir l’Ulster a la República d’Irlanda i l’altre per acabar amb la monarquia britànica i així ajudar el partit Laborista de Jeremy Corbyn. Els catalans som així d’originals i ens hem arribat a creure que un dia ho tindrem tot pagat. Quan en el torn de preguntes algú li va demanar quin referèndum creia que s’havia de celebrar primer, Rufián va respondre que el d’autodeterminació. Llavors encara vaig tenir més clar que estava davant de la reencarnació esquerrana de Duran i Lleida, el mag de les propostes sense sentit polític però amb sentit personalista".

Más campaña. Titular condicional e intencional de La Razón en lo alto de la portada: "Sánchez permitiría a Torra excarcelar a los líderes del 1-O". La tesis se basa en que el PSOE no incluye en sus programa rescatar las competencias en materia penitenciaria y el PP, Ciudadanos y Vox, sí. También apunta el texto que Oriol Pujol ya sólo va al hotel Las Rejas a dormir gracias al tercer grado concedido por la consejería de Justicia.

15 de abril, Lunes Santo. San Abundio, Potenciana y Telmo confesor.