Menú Buscar
Primeras planas

Costas, candidato a suplir a Cornet en la Zona Franca

Trescientas personas se manifiestan en Vic por la detención de Coma. Análisis deD e Carreras sobre la historia del proceso. El Independiente desvela el posible relevo en el CZF

9 min

Joan Coma, el concejal de la CUP en Vic, sabía que lo iban a detener, irregularidad que muestra un cierto trato vip al edil y desbrava los contornos supuestamente represivos del caso. Los Mossos "no truquen de matinada", sino que avisan con 24 horas de antelación para que el "sospechoso" se prepare un neceser con el cepillo de dientes y una muda, llame a los colegas y a la prensa y monte el número de la pobre víctima de las represalias del Estado totalitario y cerril. El juego es evidente. A la dirección de los Mossos no les queda más remedio que asumir que sus competencias incluyen las funciones de policía judicial. El cuerpo, que es una estructura de Estado, cumple órdenes, a pesar de que sus mandos políticos estén en la teórica desobediencia. 

Así que Carles Puigdemont, Neus Munté y Carme Forcadell se dan golpes en el pecho, apelan a la libertad de expresión y descalifican la "operación diálogo". Quieren impunidad y que cuando la Audiencia Nacional llame a declarar a un orador incendiario que sea el juez quien se traslade a un casal independentista para tomar testimonio al afortunado.

Titulan en El Periódico "Clamor soberanista por el nuevo arresto en la CUP". Los medios más distinguidos por su soberanismo cifran la asistencia de manifestantes de Vic en trescientas personas. Enorme solidaridad. De los diarios catalanes, ninguno da la foto en grande de Coma. Manda el óbito de Carrie Fisher, la princesa Leia de La guerra de las galaxias, y la visita del japonés primer ministro japonés Shinzo Abe a Pearl Harbour.

En apariencia, que los Mossos hayan trincado a Coma no ha perturbado la cohesión del bloque soberanista, de lo que se infiere que la CUP habría asumido que en la Generalitat no están, de momento, por la desobediencia y el choque frontal. Hasta entre los cuperos hay dudas y discrepancias sobre el alcance semántico exacto del verbo desobedecer. Coma parece dispuesto a cantar las cuarenta en la Audiencia en "plan visca Catalunya lliure", lo que contrasta con la línea de negarse a declarar de los cinco "activistas" que quemaron estampas del Rey. Sea como fuere, Junts pel Sí y la CUP han decidido no darle el gusto al Gobierno de una nueva bronca doméstica.

Que el árbol no tape el bosque ni la última hora la secuencia real del proceso. Francesc de Carreras ha vuelto a La Vanguardia para firmar un análisis en la serie de colaboraciones jurídicas sobre la reforma de la Constitución en el diario barcelonés. Aclara el profesor en su texto: "El “proceso” no parte del 2012, tras la manifestación del 11 de septiembre, sino de 1980, tras la elección de Pujol como presidente de la Generalitat. Ahí comenzó la construcción nacional de Catalunya, entonces se empezó a fer país desde las instituciones, es decir, a influir decisivamente en las conciencias individuales con la finalidad de crear las condiciones para que una mayoría de catalanes rompieran sus vínculos emocionales con España y decidieran separarse de ella"·.

Sigue: "En estos 32 años se desarrolló una agenda oculta basada en varios factores, entre ellos: dividir a los ciudadanos en catalanistas y españolistas, en buenos y malos catalanes; considerar que toda crítica al nacionalismo catalán era un ataque a Catalunya, así como también que España (denominada Estado español) es un ente exterior y opresor de los catalanes, causa de todos los males; entender que sólo el catalán es nuestra lengua propia, relegando a mera lengua oficial al castellano, impuesta por ser la del Estado; calificar los poderes de la Generalitat como insuficientes y aceptar el Estatuto sólo como un instrumento para la construcción nacional, utilizando para ello la lengua, la enseñanza y los medios de comunicación".

Y prosigue: "Con el tiempo, bajo este adoctrinamiento, muchos catalanes se creyeron el falso cálculo de las balanzas fiscales con las que se pretendía demostrar que España nos roba y, en los duros años de la crisis económica, también creyeron que España era un Estado en quiebra y que formar parte del mismo era la causa de todos nuestros males".

Pujol, ese apellido cuyo rastro está en todos las escenas. Esteban Urreiztieta firma el texto de apertura en El Mundo con más andanzas del primogénito: "Jordi Pujol Ferrusola proyecta la apertura de una red de duty free en África, en plena investigación judicial contra él por delito fiscal y blanqueo de capitales.

El primogénito del clan catalán diseña, al menos desde enero de 2015, meses después de comparecer como imputado por primera vez ante la Audiencia Nacional, la apertura de comercios libres de impuestos en puertos y aeropuertos de países africanos de la mano del gigante de este tipo de negocios en Emiratos Árabes Unidos, la empresa House of S.T. Bhatia. El Mundo ha tenido acceso a los correos electrónicos intercambiados por Pujol Jr. con sus socios árabes para poner en marcha esta iniciativa, que fueron intervenidos por la Policía Judicial en el registro de su despacho en Barcelona, que tuvo lugar en octubre de 2015". 

Movida en el Consorcio de la Zona Franca. Iva Anguera de Sojo aporta una información en El Independiente sobre el incierto futuro de Jordi Cornet. Escribe la periodista: "El delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona y presidente de su Comité Ejecutivo, Jordi Cornet, podría ser sustituido en los próximos días por el economista Antón Costas al frente de una de las entidades públicas más jugosas compartidas por Gobierno, Generalitat y Ayuntamiento en la capital catalana. Fuentes del PP reconocen que Cornet debería haber sido ratificado ya en su cargo si el Gobierno tuviera clara la continuidad del actual delegado en la Zona Franca. Y apuntan al hasta ahora presidente del Círculo de Economía como su sustituto, dentro de los cambios de nombres de la “operación diálogo” que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría dirige en Cataluña".

Santos inocentes. La broma de El Nacional refiere un alarmante bajón de la actividad sexual de los catalanes, una circunstancia que se ceba especialmente entre los independentistas recalcitrantes y los unionistas irredentos. En Directe se les ha ocurrido una entrevista a Colau en El Español en la que alcaldesa afirma que votará que no en el referéndum porque quiere ser presidenta de España. Graciosísimo. Por si acaso, etiquetan la noticia en la sección "inocentadas". Lo de que el Ayuntamiento compra edificios a la Generalidad a cambio de que el Metro llegue a la Zona Franca no es broma.

28 de diciembre, santoral: Los Santos Inocentes de la matanza de Herodes el Grande reflejada en el Evangelio de Mateo.