Menú Buscar
Primeras planas

El coronavirus invade la Tierra y se acaba el papel de váter

Pánico mundial, cierre de fronteras, acaparamiento y ambiente de catástrofe nuclear. La UE entra en crisis y los Estados Unidos se blindan. Los chinos de España alucinan con la frivolidad local

11 min

Pandemia. Psicosis mundial y globalización del pánico. Tom Hanks y su esposa están contagiados. Pillaron el coronavirus en Australia. Y un jugador francés de la NBA (suspendido el baloncesto en los Estados Unidos). Y el defensa Rugani de la Juventus, que le dio la mano a Cristiano hace dos días. A pesar del terror, las autoridades británicas no pusieron ningún reparo a la avalancha de seguidores del Atlético de Madrid en Liverpool. Perdieron los ingleses en la prórroga. 

En cambio Donald Trump, que hasta hace dos días comparaba la neumonía de Wuhan con un catarro, ha prohibido los viajes desde Europa. En Italia obligan a cerrar todos los establecimientos que no sean de alimentación o farmacia y en España el Covid-19 se propaga bajo los mismo parámetros que en la península de la bota. Ayer se detectó un brote en Igualada. Faltan horas para que la Generalitat decrete el cierre de los colegios. ¿O se atreverá a mantener abiertos los centros educativos mientras crecen la alarma, los casos y los fallecidos? Oficialmente hay 2.152 enfermos y 50 muertos en toda España.

Al parecer, los apocalípticos y los hipocondríacos tenían razón. Más vale ir haciéndose a la idea de una temporada de aislamiento y reclusión voluntaria, como si se hubiera producido una guerra nuclear. Los mayores de 50 años, la población de riesgo, se acordarán de aquellas semanas santas en las que cerraban bares, cines, tiendas y boîtes. Pues va a ser eso, pero sin procesiones ni elecciones en Galicia y el País Vasco. A todas estas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado por inaugurado el estado de pandemia

En El País abren su edición digital con la drástica medida de Trump, que se jugará la reelección frente al rijoso sobón de Joe Biden. Escriben Amanda Mars y Antonia Laborde en el diario de Prisa: "Donald Trump anunció este miércoles por la noche en un discurso a la nación la suspensión de los viajes desde Europa, con excepción de Reino Unido, por un periodo de 30 días a partir de este viernes a medianoche para tratar de frenar la expansión del coronavirus en Estados Unidos. En una intervención de tono grave, distinto del usado hasta ahora para referirse a esta crisis, el presidente justificó la necesidad de una respuesta “sin precedentes” ante esta “horrible infección” y acusó a la Unión Europea de haber empeorado la situación por no haber tomado precauciones a tiempo. El veto afecta a los ciudadanos extranjeros que hayan pasado por el territorio Schengen en los últimos 14 días y exime a los estadounidenses o residentes permanentes en el país. Tampoco el comercio se verá limitado".

Sigue la nota: "El presidente también anunció medidas económicas extraordinarias, como el aplazamiento en el pago de impuestos para algunos trabajadores y pequeños negocios castigados por el brote o la suspensión de los copagos sanitarios relacionados con el tratamiento del virus".

portada el pais coronavirus
Portada de 'El País' con noticias sobre el coronavirus / KIOSKO

Del mismo periódico destaca una nota sobre el descontrol en la Unión Europea, un club de Estados que amenaza con colapsar por la insolidaridad alemana, que frena la actuación fiscal coordinada que persigue Francia. Firman la pieza Bernando de Miguel, Lluís Pellicer y Ana Carbajosa: "Lentitud. Descoordinación. Y sálvese quien pueda. La crisis provocada por el brote de coronavirus está siguiendo en la Unión Europea el peligroso guion de la última crisis financiera, cuando la zona euro fue incapaz de pactar una solución tajante, coordinada y a tiempo. Entonces, la tardanza en la reacción puso incluso en peligro la supervivencia de la moneda única. Ahora, además de la dolorosa pérdida de vidas humanas, la pasividad de la UE apunta a una estampida sanitaria, en forma de cierre de fronteras y acaparamiento de bienes esenciales".

En España se agudiza la guerra política. La Comunidad de Madrid acusa al Gobierno de improvisación. "Madrid pidió medidas durante 10 días y el Gobierno se negó", titula en portada el diario El Mundo. El PP se lanza a la yugular del PSOE. Escribe Juanma Lamet: "'Durante 10 días', la Comunidad de Madrid demandó 'medidas más contundentes' al Ministerio de Sanidad para frenar la propagación del coronavirus, pero el departamento que capitanea Salvador Illa se mostró 'reacio' y las rechazó hasta este lunes. Así lo aseguran fuentes del PP, el partido que gobierna en la región junto a Ciudadanos. 'Al Ministerio le ha costado mucho arrancar con las medidas. Madrid ha sido proactiva a la hora de plantear soluciones, pero ellos se negaban a adelantarse', agregan".

Sigue la nota: "Algunas de las iniciativas que pidió adoptar por adelantado el equipo de Isabel Díaz Ayuso fueron el refuerzo del personal hospitalario, más recursos económicos para el sistema sanitario, un plan de choque para los mayores de 65 años y los enfermos --que son los colectivos más vulnerables al virus--, posponer operaciones quirúrgicas, lanzar un plan de contingencia global y estimular el teletrabajo, según las mismas fuentes populares".

Mientras tanto, sigue el delirante acopio de papel higiénico y la bajada de persianas de los comercios, bares y restaurantes regentados por chinos, que son unos avanzados a su tiempo. En El Confidencial Ángel Villarino y David Brunat escriben sobre el mosqueo de los ciudadanos de origen asiático: "'Los chinos que viven en Madrid tienen miedo de los españoles, por eso están cerrando casi todas las tiendas', avisa Dawei, comerciante en el barrio de Usera de Madrid, el China Town español. Hace un mes tenían miedo de los chinos que iban a sus restaurantes después de volver de las vacaciones de Año Nuevo; ahora a quien no quieren ver es a los españoles. Por eso han vuelto a encerrarse en sus casas. 'Hay gente de mi pueblo que lleva en España 30 y 40 años pero nunca habían cerrado el restaurante. Ahora lo tiene cerrado', prosigue este comerciante".

portada confidencial coronavirus
Portada de 'El Confidencial' con noticias sobre el coronavirus

Continúa la pieza: "La comunidad china, por decirlo llanamente, está escandalizada con la gestión de la crisis del coronavirus que está haciendo el gobierno español y con la tranquilidad con la que se lo toma la mayor parte de la población. No comprenden como millones de personas en la capital se mueven de un lado al otro tan tranquilamente, en metro y autobús, sin guantes ni mascarillas".

En Ok Diario aprovechan para pasar cuentas con Pablo Iglesias, quien de repente ha desaparecido del panorama y lo mismo se ha encerrado en su mansión con una provisión apabullante de mascarillas y papel de váter. Escribe Luz Sela: "Pese a que su Ministerio se ocupa de las cuestiones más sociales del Gobierno, el vicepresidente Pablo Iglesias se mantiene totalmente al margen de la crisis del coronavirus. Públicamente, el líder de Podemos no se ha pronunciado sobre la epidemia que mantiene en vilo a la población y que este jueves suma ya más de 2.000 contagiados. La única alusión, indirecta, en su Twitter, fue el pasado jueves, cuando avaló el 'gran trabajo' de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, desautorizada por Moncloa por su guía sobre el coronavirus en las empresas".

El coronavirus en Cataluña. Crónica Global alerta del impacto en las listas de espera, que aumentarán hasta máximos históricos. También destaca este diario el oportunismo de Carles Puigdemont, quien aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid asegura que hubiera podido ser un magnífico presidente telemático de la Generalitat ahora que el mundo se decanta por el teletrabajo y las reuniones virtuales

Y ojo con los falsos médicos que van por las casas ofreciendo pruebas de coronavirus, alerta Marina Fernàndez en El Nacional: "La maldat humana sembla no tenir límits. En plena eclosió de l'epidèmia del coronavirus, els Mossos d'Esquadra han detectat ja el primer cas d'un grup d'individus que es fan passar per falsos metges per intentar accedir a les cases privades amb l'argument que són allà per fer un control d'infectats". 

12 de marzo, santoral: Elpegio, Inocencio I papa, Serafina de San Geminiano y Teófanes cronista.