Menú Buscar
Primeras planas

Cierre de colegios y la estrepitosa caída de Bosch

La alarma por el coronavirus se traduce en la clausura de centros educativos en Madrid y Álava. Italia, confinamiento total. Alfred Bosch, extitular de Transparencia por ocultar un caso de acoso

13 min

Cataclismo vírico. Se confirman los peores augurios. La progresión del Covid-19 causa pánico, alarma y dudas sobre la capacidad del sistema sanitario para la contención de los contagios. Lo que parecía controlado deja de estarlo. La oposición acosa al Gobierno. No hace tanto tiempo que el PSOE exigía la comparecencia de Rajoy por el virus del ébola y llamaba incompetente a la ministra de Sanidad de entonces, Ana Mato. Las tornas han cambiado. El discurso del doctor Simón ya no tiene efectos balsámicos. 

Las bolsas caen a plomo, el petróleo está en precios de hace 30 años, se avizoran grandes daños en las principales economías mundiales y el coronavirus no tiene pinta de remitir a pesar de que en la península se anuncian valores veraniegos, hasta 36 grados, para los próximos días. Son las escenas de un apocalipsis, la previa de una película de catástrofes. Para aliñar la producción, resurgen como las moscas del vinagre los que dicen que el Covid-19 se escapó de un laboratorio.

El escenario en España según la jerga gubernativa es de "contención reforzada". De El Independiente: "El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha informado este lunes de que todos los centros educativos públicos y privados de la Comunidad de Madrid y la región de Vitoria permanecerán cerrados durante las próximas dos semanas. El Ejecutivo también recomienda el teletrabajo en estas zonas, escalonar los turnos para evitar aglomeraciones en el transporte público y evitar las reuniones presenciales. Lo hace menos de 24 horas después de permitir la macro manifestación del 8M que reunió a cientos de miles de personas en las calles de Madrid y otras ciudades de toda España".

Sigue la pieza: "'Son medidas que no gustan, que alteran el quehacer de los ciudadanos, pero las tomamos porque son necesarias', ha dicho Illa, que ha subrayado que toman la decisión únicamente en base a la evidencia científica. Madrid ha pasado en un solo día de 202 a más de 575 casos sólo este lunes, mientras los casos totales en España se elevan ya por encima de los 1.200".

En El País reparan en el estado de la Sanidad pública. Las previsiones no son optimistas. Los recortes de la crisis se cebaron con el sistema de salud, lo que ahora puede tener nefastas consecuencias. Escriben J. J. Mateo y B. Ferrero: "Los focos del coronavirus fuera de control están sometiendo a una elevada presión al sistema sanitario. La Comunidad de Madrid anunció ayer la cancelación o el retraso de todas las cirugías programadas y las consultas y pruebas diagnósticas no programadas, así como la atención prioritariamente domiciliaria de los pacientes en atención primaria. Las medidas responden a la saturación del sistema: teléfonos que suenan sin dar respuesta, límites en la capacidad de hacer pruebas, hospitales desbordados como el de Valdemoro y denuncias del personal de falta de medios. Álava, mientras, se ha convertido la provincia de España con más casos de infección en proporción a su población, más incluso que Lombardía, en Italia".

el pais coronavirus

Portada de 'El País' del 10 de marzo de 2020

Continúa el texto: "La tensión que está provocando la extensión del coronavirus en el sistema público de Madrid amenaza con desbordar su capacidad y se mide en cifras y en problemas laborales. Desde que arrancó la crisis, el Gobierno ha tenido que hacer más de 300 nuevas contrataciones para apuntalar una plantilla que ya trabajaba al límite, ha asumido que tendrá que prolongar los 1.300 contratos de profesionales sanitarios originalmente destinados a la campaña de la gripe (que acaba el 31 de marzo) y ha visto cómo las pruebas saturaban la capacidad de análisis de los laboratorios: se empezó con cuatro, se pasó a cinco, a seis y ya hay siete instalaciones dedicadas a aclarar el futuro de miles de pacientes. Mientras el virus avanza, Madrid mide las consecuencias de los recortes de la crisis, las externalizaciones y la expansión de la sanidad privada".

El personal sanitario lucha contra el coronavirus mientras el personal periodístico y político lucha por pasarle el marrón al enemigo. El Gobierno rechaza las acusaciones de descontrol y a su vez carga contra la comunidad de Madrid, que apunta al Ejecutivo por su contradictoria gestión informativa. En algunos medios se enlazan las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer con el aumento de contagios y se subraya que el mismo Gobierno que consideraba seguras las marchas feministas pondera ahora que la Liga se juegue a puerta cerrada.

Eso y el desabastecimiento, del que escribe Raquel Villaécija en El Mundo: "El pánico por el coronavirus ha llegado también a los supermercados y ayer lunes empezaron a verse imágenes de estanterías vacías en algunos supermercados y rotura de stock en algunos productos concretos, sobre todo los de despensa (conservas, cereales, leche, papel higiénico...). Es la llamada compra de búnker, que se hace cuando el consumidor adquiere productos para permanecer varias semanas en casa si cree que no puede ir a las tiendas. Dicho de otra manera menos alarmista: es la compra de despensa que se hacía en los años 80, cuando se hacía acopio de comida para varias semanas, sin epidemia".

Sigue Villaécija: "El lunes por la tarde, a última hora, en algunos supermercados de Mercadona se veían secciones totalmente arrasadas. Fuentes cercanas a la cadena destacan que la reposición de producto se hace a diario y que el martes estarán todas las tiendas totalmente repuestas. Algunos pedidos online se están retrasando pero porque "se están cubriendo todos los tramos horarios", señalan. Es decir, que la gente está comprando más online. Hasta ayer no se habían registrado problemas de ningún tipo".

En El Diario recogen la situación del coronavirus en el mundo: "La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que se han registrado 109.578 casos confirmados de coronavirus en el mundo, de los cuales 3.994 corresponden a las últimas 24 horas. En China, que desde mediados de enero pasado y hasta hace algunos días era el centro de la epidemia, los nuevos casos de contagio detectados se limitan a 45 para hacer un total de 80.904. Los fallecidos por el COVID-19 en China son 3.123 de un total de 3.809 decesos en todo el mundo, lo que representa 225 muertos globales más que el día anterior".

portada diario coronavirus
Portada de 'eldiario.es' 

Continúan los datos: "Corea del Sur e Italia están afectados casi por igual, con 7.382 y 7.375 casos, respectivamente. En el primer país hubo 51 muertos hasta ahora, en el segundo los decesos han llegado a 366. En Irán, el cuarto país con más contagiados, se han contabilizado 6.566 y 194 muertes, 49 de ellas en el último día. Bangladesh, Albania y Paraguay son los tres países que se han sumado a la lista de afectados, que ahora son 104, según el informe diario de situación que emite la OMS".

En cuanto a España, una nota de agencias en Público da cuenta de la última hora: "El Ministerio de Sanidad ha contabilizado este lunes un total de 28 fallecidos con coronavirus en España, donde los casos positivos suman 1.204, de los que 30 han sido ya dados de alta, con las comunidades de Madrid (577), País Vasco (149); La Rioja (102) y Catalunya (con 101) como las más afectadas".

Los periódicos subrayan también que Italia ha echado el cierre en todo el país. Todo el mundo en casa. Se harán grandes películas de todo esto. En ABC escribe Ángel Gómez Fuentes: "Toda Italia se paraliza. Los ciudadanos deberán permanecer en casa. Lo anuncia el primer ministro, Giuseppe Conte en una intervención televisada en directo a las 21:40 de la noche. 'Voy a firmar un decreto que podemos sintetizar con el lema yo permanezco en casa'. 'No será ya una zona roja de la península. Toda Italia será zona protegida', destacó Conte. 'Solo se podrán realizar desplazamientos comprobados por motivos de salud o de trabajo', ha dicho Conte. Es decir, desde este martes, quien desee desplazarse de un municipio a otro deberá tener una justificación y presentar un autocertificación para ser controlado por las fuerzas de seguridad".

Tal medida se ve lejos en España, pero todo puede ocurrir.

Las noticias sobre el coronavirus han eclipsado la dimisión del titular de la consejería de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, el republicano Alfred Bosch. Papelón de los dirigentes de ERC, quienes tras la información del diario Ara sobre el cese del jefe de gabinete de Bosch, Carles Garcias Hernández, por acoso sexual y comportamientos machistas se jactaban de su rigor, eficacia y contundencia. La reacción de JxCAT llevó contra las cuerdas a Bosch, forzado a dimitir tras una reunión con Torra en la que el presidente de la Generalitat le reprochó el ocultamiento del caso en la Consejería --recuérdese-- de Transparencia. Bosch quedaba a los pies de los caballos, como Manolete en Albacete, orto al aire, hecho un cromo y con los valores republicanos en la retambufa. Pobre Bosch, que cae también de la mesa de negociación con el Gobierno.

En el Ara se cobran la pieza y escriben respecto a la patética comparecencia del exconsejero: "'Faig més servei marxant que quedant-me', deia l’encara titular del departament d’Exteriors en una compareixença sense preguntes. 'He intentat resoldre un cas de presumptes assetjaments de la millor manera que he cregut. Ho he fet des de la lleialtat a ERC i amb la lleialtat d’ERC', va remarcar, tot i reconèixer que no havia estat a l’altura. 'Segurament no ho he sabut fer prou bé, ni prou ràpid', va afegir. I, com ja havia fet en un comunicat enviat després de la publicació de l’article de l’Ara, demanava disculpes a les víctimes, tot i que ara sí que assumia que ell havia de fer un pas al costat. 'Em sap molt de greu per la indefensió de les dones que han estat víctimes. Em toca assumir tota la responsabilitat', va assegurar".

10 de marzo, santoral: Átalo, Droctoveo, Juan de Mata, Macario de Jerusalén, María Eugenia de Jesús, Simplicio, Víctor mártir y los Cuarenta mártires de Sebaste.