Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

El cordial Feijóo y Montero cree que no habrá recesión

El líder del PP promete que cuando gobierne "el castellano no será una lengua extranjera en Cataluña". La ministra de Hacienda pronostica que no habrá recesión. Alerta en Galicia por la falta de maris

22 min

Los políticos están a punto de irse de vacaciones y desaparecer del foco durante unos días. La economía es el punto de fricción, la asignatura pendiente a la vuelta del verano, cuando las previsiones señalan la posibilidad de una fuerte contracción por el precio de las materias primas y la invasión rusa de Ucrania, guerra "relámpago" que ha entrado en una fase de estancamiento. En el plano nacional, a la inflación hay que añadir las relaciones entre el Gobierno y la Generalitat, cuyos primeros acuerdos han soliviantado al PP y Vox.

Este domingo no hay encuestas, sino repaso a las encuestas ya publicadas. Por primera vez, Sánchez se irá de vacaciones por detrás del jefe de la oposición, incluso en el último sondeo del CIS. Al presidente del Gobierno y líder socialista no parece que ese detalle le quite el sueño o le reste energías. Los cambios en el partido y en su núcleo duro en el Gobierno apuntalan la estrategia de virar a la izquierda para afrontar la crisis con medidas de choque como los impuestos a las compañías energéticas y los bancos.

La contraparte, o sea Feijóo, transita por la política con suma cautela. Parece un clon de Mariano Rajoy, pero con el rostro despejado y mucho más estilizado. Casi nadie se acuerda ya de Pablo Casado, salvo para denostarlo. En El Español, por ejemplo, comparece José María Aznar para decir entre otras cosas que "me encuentro perfectamente a gusto con Feijóo" y que "advertí a Casado muchas veces de lo que le iba a pasar si seguía por ese camino".

Los espaldarazos de los jarrones chinos no es lo que más conviene a los nuevos líderes, pero el capitán gallego del PP parece inmune a los elogios y sigue su camino sin graves despistes. Este domingo es el protagonista de la portada de El Mundo a cuenta de una entrevista que firma Marisa Cruz. El titular seguro que les suena. "Alberto Núñez Feijóo: 'Cuando gobierne, el español no será una lengua extranjera en Cataluña'". Vaya, otro dirigente del PP que promete bilingüismo y pax lingüística.

Ahí va una selección de las principales preguntas y respuestas sobre un hipotético pacto con Vox, sobre los nuevos impuestos del Gobierno y la cuestión catalana:

Pregunta: Si gana las elecciones, probablemente necesite un pacto con Vox. ¿Está dispuesto a ello?

Respuesta: Llevamos una senda de victorias, algunas muy contundentes, desde 2020: mayoría absoluta en Galicia; espectacular resultado en Madrid; de segunda a primera fuerza en Castilla y León y el triunfo histórico en Andalucía. Ese es nuestro momento y si me pregunta qué quiero hacer, pues quiero hacer eso: repetir los resultados de Galicia, Andalucía y Madrid. No renunciaré a una mayoría suficiente para poder gobernar con ministros del PP. Este es el objetivo. Algunos pensaban que es ingenuo pero creo que ya empiezan a pensar que es posible.

Portada de El Mundo, 31 de julio de 2022
Portada de El Mundo, 31 de julio de 2022

P: ¿Cree que Pedro Sánchez agotará la legislatura?
R: Hará lo que más le interese.P: ¿Qué le parece la propuesta de aplicar impuestos extraordinarios a la banca y a las energéticas?
R: Con los datos económicos que tenemos, ahora la propuesta es dos nuevos impuestos simplemente para salir compactado del Debate sobre el estado de la Nación con sus socios y, además, buscar culpables. El BCE sube los tipos de interés, los culpables, la banca española. El precio de la energía sube, los culpables, las empresas energéticas. Esos señores que fuman puros en los cenáculos madrileños. Esto es una expresión mucho más caribeña que europea.
P: ¿Cuál es su planteamiento?
R: Estoy convencido de que el impuesto a la banca se repercutirá a los ciudadanos: o subidas de céntimos en las comisiones o incrementos en los tipos de los préstamos o una retribución nula para los depósitos o dando menos crédito. Respecto a las energéticas, es evidente que tienen resultados importantes, por eso quiero que inviertan. Si les ponemos un impuesto, hagamos una exención del 99% del mismo si invierten en España.
P: Por tanto, ¿no hay posibilidad de que el PP facilite la aprobación de esos impuestos?
R: Lo de la banca no es un impuesto, es una derrama y comporta un riesgo doble: que lo paguen los ciudadanos y, si al final la banca lo recurre, que lo devuelva el siguiente Gobierno. ¡Fíjese qué broma! En el tema energético estamos dispuestos a ver si podemos asegurar mayores inversiones. En ese contexto, hablaremos.
P: ¿Cómo se plantea el diálogo con Cataluña?
R: El espacio constitucionalista catalán es un espacio huérfano y mi proyecto en Cataluña y en Euskadi es representarlo. Mis antecedentes políticos acreditan que lo he practicado en Galicia. El PP está orgulloso de la Constitución, la vamos a cumplir, a defender y a aplicar. Dentro de la Constitución el espacio catalán y vasco nos interesa mucho porque somos autonomistas y constitucionalistas.
P: Pero, la relación con el independentismo, ¿cómo será?
R: Con los actuales representantes de Bildu no me veo dialogando. Su objetivo son los presos y la independencia de Euskadi y Navarra. Respecto a Cataluña, hablar de cómo invertir, mejorar la economía, rebajar los impuestos..., a eso nunca nos vamos a negar. Pero, pensar que hay que dialogar con ERC para transitar hacia una Cataluña en la que el español sea un idioma extranjero, en la que se negocia el incumplimiento de sentencias, en la que se pretende seguir con los actos de sedición y reclama que se quite ese tipo del Código Penal, pues... un presidente de Gobierno no está autorizado para eso.
P: Si usted gana, ¿cómo afrontará el problema del castellano en la escuela? ¿Hará cumplir el 25%?
R: Nosotros protegeremos el catalán y el castellano. Eso tiene un marco que es el bilingüismo cordial. Le diremos a los jueces que sigan aplicando la Constitución, el Estatut y las sentencias del TC con valentía y les vamos a felicitar por hacerlo. No vamos a dejarlos solos y no aceptaremos que el español sea una lengua extranjera en Cataluña. Con este marco, en el ejercicio de las competencias exclusivas del Estado, si es necesario, legislaremos y, con jueces que apliquen la legislación y sentencias en caso de incumplimiento, actuaremos. No puede estar en el orden del día negociar con la Generalitat incumplir una sentencia. Si el Gobierno lo hace es que no es un Gobierno.

Por la parte del Gobierno es la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien aparece en la portada de La Vanguardia con mensajes cargados de optimismo. "Aquí no se va contra nadie, se pide un esfuerzo a los que tienen más" es el titular de la entrevista que firman Manel Pérez y Jaume Masdeu. Niega la ministra que vaya a haber una recesión a la vuelta de las vacaciones y justifica los impuestos a energéticas y bancos. Estas son las principales preguntas y respuestas: 

P: Hay una fuerte oposición de los afectados por los impuestos.
R: Es lógico que cuando se pide un mayor esfuerzo a un sector en un momento determinado, el sector traslade su oposición; hay que asumirlo con deportividad. Nosotros hemos planteado en el proyecto legislativo la prohibición del traslado del coste de esa medida al usuario final y habrá supervisión para que no suceda.
P: El gobernador del Banco de España dio entender que no le gustaban estos impuestos...
R: Es comprensible, porque para ellos la actividad primordial consiste en garantizar que las entidades financieras, sus cuentas de resultados, responden a la solvencia. Es lógico que no quiera que tengan costes añadidos. Pero bueno, se acepta la opinión del gobernador del Banco de España, como el resto de opiniones, y también se le traslada lo que es de sentido común. Esta semana hemos visto las cifras de las entidades financieras, con beneficios muy abultados respecto a años precedentes. Creo que es de justicia redistribuir esa carga. Aquí no se va contra nadie, sino que se hace un reparto equilibrado de las cargas que no pueden recaer solo y exclusivamente en las economías domésticas.
P: ¿Cómo se justifica el impuesto a la banca cuando no se beneficia de la subida de los precios y el aumento de los tipos de interés es un retorno a la normalidad de la política monetaria?
R: Las cifras de beneficios muestran que son dos sectores que proporcionalmente contribuyen en menor medida que las empresas medianas en el tipo efectivo de otras figuras fiscales. Por ejemplo, en el impuesto de sociedades, las grandes corporaciones pagan tipos efectivos que no se corresponden con lo que sería un reparto equilibrado de las cargas a las que se tiene que someter las empresas pequeñas y medianas.
P: Dos impuestos a grandes compañías decididos en solo dos semanas ¿no es populismo?
R: Algunos quieren aparentar que se va contra alguien. No se va contra nadie, se intenta pedir un esfuerzo adicional a aquellos que tienen un mayor beneficio, es de justicia social y por tanto no tiene que ver con una medida populista si no con obtener un rendimiento para poder atender a las necesidades de los ciudadanos. Hay que financiar la bonificación de la gasolina, la bajada del precio de la factura de la luz, y otras medidas sin que implique un riesgo para la sostenibilidad de las cuentas públicas. Por ello, además de utilizar la recaudación que se deriva del crecimiento económico, también se pide que no sean los de siempre lo que paguen la crisis, sino que tengamos un reparto que yo veo bastante más que razonable.

Portada de La Vanguardia, 31 de julio de 2022
Portada de La Vanguardia, 31 de julio de 2022

P: ¿Hay riesgo de recesión?
R: A pesar de la incertidumbre actual, ningún organismo apunta a que en Europa o en España se vaya a producir una recesión, sino que dicen que el crecimiento seguirá siendo importante en 2023. Lo que no podemos en ningún caso es hacer un efecto llamada de la recesión, ya que hay algunos que interesadamente hablan de recesión. Antes me refería a la práctica de cinismo político por parte del señor Feijóo. Dice que estamos a la puerta de una recesión. Eso es jugar con trampa. Es intentar trasladar algo que no ocurre en las variables que se expresan. Por tanto, no hay en el horizonte ningún atisbo de que esa profecía se vaya a cumplir.

El terreno de juego parece claro y despejado. Feijóo está disparado en las encuestas y se da por seguro que ganará las próximas elecciones generales se celebren cuando se celebren. Sin embargo, hay sectores en el PP que no lo tienen tan claro. "El entorno de Rajoy avisa a Feijóo: 'Sánchez no es Zapatero y no va a rendirse'", avisa Vozpópuli sobre un texto que viene con la firma de Jesús Ortega: "El PP de Feijóo se va de vacaciones con la sensación de estar cada vez más cerca de La Moncloa tras el cambio en la dirección del partido y con unas encuestas -incluido el CIS- que les sitúan como la primera fuerza política frente a un Pedro Sánchez en caída. Pese a ello, importantes cargos del Gobierno de Rajoy advierten a la nueva cúpula popular que la situación actual, pese a los evidentes paralelismos, es muy diferente a la de 2011 con Zapatero".

Sigue la pieza: "Desde hace ya varias semanas, dirigentes nacionales del PP comparan el actual contexto político con el vivido en el primer semestre de hace 11 años, después de que José Luis Rodríguez Zapatero aceptara a finales de 2010 los recortes exigidos por la Comisión Europea y, en el verano de 2011, anunciara elecciones generales señalando a Alfredo Pérez Rubalcaba como su sucesor. Así, tal y como se informó en estas páginas, desde Génova consideran que a Pedro Sánchez no le va a quedar más remedio que cumplir con las exigencias de ahorro de Bruselas -el Gobierno debe presentar antes de final de año el segundo paquete de medidas para contener el gasto en pensiones- y asumen que esos recortes provocarán una explosión social similar a la de 2011".

Vozpópuli, 31 de julio de 2022
Vozpópuli, 31 de julio de 2022

Mientras tanto, en El Diario constatan que "Vox se desinfla en las encuestas con su líder desaparecido y Olona en retirada". Escribe Carmen Moraga: "El fin de este curso político no ha podido ser peor y más accidentado para Vox. El partido de extrema derecha echa la persiana después de ver cómo sufre un notable declive en las encuestas y, a la vez, intentando digerir la inesperada noticia de que Macarena Olona deja la política “por razones médicas”, según la versión de la propia diputada. Su presidente, Santiago Abascal, ha decidido no dar la cara para hacer balance político antes de marcharse de vacaciones, y se ha decantado por lanzar un vídeo enlatado con un mensaje solemne a todos los españoles".

Continúa Moraga: "El ultimo CIS, así como otras encuestas, arrojan datos preocupantes para los de Abascal. Según este sondeo, Vox ha pasado de dispararse hasta el 16,5% en los dos últimos barómetros a dejarse cuatro puntos y medio en tan solo un mes. Ahora mismo, el partido obtendría el 12% de los votos, tres menos que en las elecciones de 2019, y una de sus peores estimaciones del CIS. Además, el propio Abascal repite una vez más como líder político peor valorado con una nota de 2,78. Según la encuesta de Simple Lógica para elDiario.es, Vox ha caído cinco puntos y medio desde hace solo un mes, después de haber alcanzado el 19,6% en junio. Además, sus votantes han dejado de ser los más fieles. Ahora mismo, la formación de extrema derecha obtendría peores resultados que en las generales de 2019".

Noticias de sociedad. Alarma por los pinchazos en las discotecas y segunda víctima mortal de la viruela del mono. Y calor. Agosto debutará con temperaturas extremas en media España y por encima de la media en el resto. Entre otras consecuencias, el marisco se acaba. "Alerta en Galicia por la falta de marisco: 'El mar está dejando de producir'", advierte El País. El texto es de Elisa Lois y Sonia Vizoso: "Contaminación, especies invasoras y cambio climático son algunos de los factores que se manejan en el sector marisquero como causantes de este descenso de capturas. Las mariscadoras urgen medidas. 'La Xunta, las cofradías y las universidades tienen que sentarse. Los científicos tienen que buscar el porqué y si hay que cambiar algo, lo cambiamos. Las mariscadoras mimamos nuestro entorno porque es el que nos da de comer. Haremos lo que nos digan los técnicos', afirma Míguez. Desde la ría más rica de Galicia, la portavoz de las mariscadoras de A Illa de Arousa, Carmen Dios Castro, cree que aún se está 'a tiempo de hacer algo antes de que la cosa se ponga peor': 'Los mariscadores hacemos nuestro trabajo porque es nuestra supervivencia, pero hay problemas que no sabemos qué los causa ni cómo afrontarlos; no tenemos carrera universitaria, pero sabemos perfectamente lo que sucede, aunque no sepamos darle nombre científico'".

Y: "Parte de las respuestas a las preguntas que lanzan las mariscadoras las tiene Elsa Vázquez Otero, catedrática de Zoología en la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Vigo, que lleva años investigando una parte de los factores que pueden explicar estos cambios. Desde 2014 su equipo ha indagado en los efectos que tienen en los bivalvos la baja salinidad del mar y el calentamiento de la arena que provocan los cada vez más frecuentes episodios de lluvias torrenciales y olas de calor en Galicia. Estos investigadores reproducen en el laboratorio condiciones reales que se han dado ya en la costa gallega y luego observan qué ocurre con dos de las especies más demandadas en los mercados: las almejas (tanto la fina como la babosa y la japónica) y los berberechos. (...) La zoóloga explica que, ante condiciones tan hostiles, almejas y berberechos se cierran a cal y canto para protegerse, esperando a que la marea suba e incremente la salinidad. Pero como la situación persiste, finalmente no les queda otra que abrir sus conchas y el 'choque' con un mar tan poco salado 'descontrola su fisiología'. 'Si eso ocurre durante varios días, el bivalvo no da para más, no es capaz de resistir y se muere', advierte".

31 de julio, santoral: Ignacio de Loyola, Calimero de Milán, Elena de Suecia, Fabio de Mauritania, Germán de Auxerre, Justino de Iacobis, Pedro Doan Con Qut y Manuel Phung y Tertulino de Roma.