Menú Buscar
Primeras planas

La conversión de Iglesias y Sánchez tiende la mano

Signos de distensión. Podemos ya no es bolivariano y escena de amor entre un diputado morado y otro del PP. Sánchez pide reunirse con Torra y corrimiento estratégico del 'procesismo'

14.12.2018 09:59 h.
12 min

Paren rotativas. Pablo Iglesias se ha caído del asno. Sucedió este jueves en sede parlamentaria. Súbita conversión del diputado de las camisas de leñador, el mountain man de Galapagar, líder carismático de Podemos que ajusta cuentas con su tenebroso pasado de recaudador de afectos para la causa bolivariana, el paraíso venezolano donde se come tres veces al día. Eso está claro, suele decir el dibujante de ABC José María Nieto: cocina la madre, desayuna el niño, come el padre y cena el abuelo.

El caso es que Iglesias reniega ahora del comunismo caribeño deslumbrado por el principio de oportunidad política y escocido por los resultados de Andalucía. Recogen Ana Marcos y Miquel Alberola la rectificación en El País. Pablo Iglesias ha dicho que ""Podemos no ha recibido dinero del Gobierno de Venezuela", además de reconocer que "la situación política y económica [del país] ahora es nefasta. No comparto algunas cosas que dije en el pasado. Rectificar en política está bien"".

Sigue el texto del diario de Prisa con el contexto del dirigente podemita: "Iglesias se significó en el pasado por su defensa del régimen bolivariano. En un programa de la televisión venezolana emitido hace cinco años, por ejemplo, había elogiado la gestión del Gobierno de Hugo Chávez. "Lo que está ocurriendo en Venezuela es una referencia para el sur de Europa", afirmó. Entonces defendió el modelo de Chávez, que consideró "una de las democracias más consolidadas del mundo", como "una alternativa para los ciudadanos europeos"".

También se ha desdicho de aquello de azotar a Mariló Montero, según la nota de Míriam Muro en Libertad Digital: "Siento muchísima vergüenza de haber hecho una broma machista imperdonable. Lo que uno puede hacer es pedir disculpas y decir que lo siento y que lo hice mal".

Debería tomar nota Quim Torra. Iglesias no es menos simpático que ayer por reconocer sus errores. La rectificación es un giro estratégico general de la formación morada, como destaca Emilia Landaluce en El Mundo respecto a otro líder del partido de los círculos: "Iñigo Errejon lleva varios días hablando sobre el patriotismo, las bondades de la Constitución, Torrijos, la bandera... A este paso acabará pidiendo un brazo incorrupto e ingresando en Vox. También ha dicho en Vanity Fair que no quiere que España se parezca a esa Venezuela cuyo mayor mérito ya glosó en The Clinic en noviembre: "comer tres veces al día". Lástima que nadie preguntara a Errejón (a este paso ErreJ.O.N.S) qué le había llevado a cambiar de opinión en un mes".

Pero no acaba aquí la cosa. Tierna escena de amor en el Congreso entre el rastafari canario de Podemos y un diputado del PP en retirada que aborda en Voz Populi José María Albert de Paco: "Si en mis tratos con gallegos, madrileños o andaluces, no se me concedía la gracia del "pues para ser catalán…", me llevaba un enorme disgusto. (...) Viene esto a cuento de las palabras que el diputado de Podemos Alberto Rodríguez ha dedicado a Alfonso Candón, del PP, y que me permito poner en castellano férreo: "Jamás habría creído que llegaría a decir de una persona del PP que es una buena persona". No hay comentarista que no haya aplaudido el "hermoso gesto" de Rodríguez. Debe de ser que el espíritu de la Moción ha dado paso al de la Navidad".

Y concluye Albert de Paco: "A mí me parece magnífico que, en tiempos de histerismo identitario, el afectuoso sectarismo del canario haya pasado inadvertido. Pero claro, yo soy un loco hecho a sí mismo, un damnificado de provincias. Al que ni siquiera importa ya lo inverosímil que pudiera resultar el reverso tenebroso de la frase: "Jamás habría creído que llegaría a decir de una persona de Podemos que es una buena persona"".

Se echa en falta un Jesús Puente en Lo que necesitas es amor que reconduzca la política por la vía de las relaciones personales. Pedro Sánchez lo intenta con denuedo. La última hora es que la vicepresidenta Carmen Calvo ofrece a Quim Torra un encuentro al calor del provocativo Consejo de Ministros en Barcelona de la próxima semana. 

Se registran indicios de desinflamación, un corrimiento estratégico del nacionalismo después de tirar la piedra de los CDR y esconder la mano que mece la cuna de la serpiente. Tal vez no sea tarde y las buenas gentes puedan principiar el paréntesis navideño sin las dificultades inherentes al pacifismo de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que quiere montar el gran atasco con una marcha lenta sobre Barcelona. 

De momento, empero, las avanzadillas republicanas mantienen sus preparativos, destaca Gonzalo Araluce en El Español: "Las Fuerzas de Seguridad del Estado han detectado un plan de los Comités de Defensa de la República (CDR) y de su escisión, los Grups Autònoms d’Accions Ràpides (GAAR) para llevar a cabo una serie de "acciones relámpago" en Cataluña el 21 de diciembre. El objetivo: dispersar a los cuerpos policiales --Mossos d'Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil-- para llevar a cabo sus sabotajes en escenarios con menor presión de las fuerzas del orden. "¡Seremos ingobernables!", sostienen los CDR a través de sus redes sociales. Más contundentes son los GAAR, quienes, pese a definirse como grupos no violentos, cuentan en su ideario con un manual para llevar a cabo sus acciones contra las fuerzas del orden".

A todas estas, los Mossos están en pie de guerra. Le han tomado las medidas al Govern y presionan con demandas salariales y peticiones para que se incremente la plantilla. Aseguran que en las actuales condiciones no pueden garantizar la seguridad ciudadana ni mucho menos un Consejo de Ministros en paz. Siguen las negociaciones a pesar de Buch.

Cuatro presos y ahora un alcalde están en huelga de hambre, pero ya casi no les hacen ni caso hasta en los medios partidarios. Las últimas noticias son los cinco kilos perdidos por Sànchez y Turull, los 3,5 de Rull y los siete de Quim Forn, el último en rechazar la solidaridad de los que se cubren la cara. Escribe José María Brunet en La Vanguardia que "el Tribunal Supremo (TS) ha empezado a preparar el juicio del caso 1-O en todos sus aspectos, y entre sus preocupaciones ocupa un lugar destacado el aseguramiento de que los presos por esta causa puedan acudir a la vista oral en plenas condiciones de seguir su desarrollo. Entre otras razones para mejor garantizar su derecho de defensa. De ahí que la Sala Penal esté siguiendo la evolución de la huelga de hambre de Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez --cuyo recurso para ser excarcelados volvió a ser rechazado ayer por el Supremo--, y de Joaquim Forn. De momento, sin voluntad de intervenir en el tratamiento de la cuestión, si bien el Alto Tribunal lo haría si se produjeran situaciones de gravedad para la salud de los presos".

Más noticias judiciales. Se necesitaría ocupar el Santiago Bernabéu para acoger el archivo del excomisario Villarejo caso de que se proceda a su impresión en papel. De la crónica de Ricardo Coarasa en La Razón: "El magistrado que finalmente se haga cargo de la instrucción del Caso Villarejo en sustitución del juez Diego de Egea tendrá por delante una labor ingente. Acaba de cumplirse un año de la detención y posterior ingreso en prisión provisional del excomisario y en ese tiempo, según señalan fuentes de la investigación, la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía sólo ha podido descifrar el 1% de los archivos incautados por los agentes a Villarejo en noviembre de 2017 tanto en su domicilio de Boadilla del Monte (Madrid) como en la sede de su empresa en Torre Picasso. En total, los distintos archivos incautados al excomisario (almacenados en discos duros externos, lápices de memoria, ordenadores y tabletas) suman, según esas mismas fuentes, 30 Terabytes, lo que en soporte físico "equivale a llenar de papeles el volumen de la sede de la Audiencia Nacional"".

Internacional: Muerto en un tiroteo el terrorista de Estrasburgo. Al hilo del yihadismo, se apunta en El Periódico que "una patrulla de los Mossos d'Esquadra identificó un mes antes del atentado yihadista de las Ramblas a cuatro miembros del grupo terrorista en un polígono industrial de Badalona, zona donde se encuentran muchas tiendas de venta al por mayor regentadas por personas de nacionalidad china, según expone un informe de la policía catalana incluido en el sumario que se instruye en la Audiencia Nacional y al que ha tenido acceso El Periódico. Los identificados el 9 de julio del 2017 fueron Omar Hichamy, Mohamed Houli, Said Aalla y Moussa Oukabir".

Aunque no lo parezca, prosigue la alerta.

14 de diciembre, santoral: Ateo, Elías, Juan de la Cruz, Nicasio y Pompeyo.