Menú Buscar
Primeras planas

Los condenados del 1-O, a un paso de la calle

Se les aplicará la doctrina Oriol Pujol y solo tendrían que pernoctar en prisión de lunes a jueves. El optimismo de Sánchez sulfura a ERC. Purgas en Unidas Podemos. Rajoy marca tendencia en el PP

13 min

Como en el caso de los turrones, es más que probable que los condenados por el 1-O estén en casa por Navidad. Varias informaciones apuntan en ese sentido. En el e-notícies y en El Nacional se hacen eco de que TV3 apunta que los sentenciados por el Tribunal Supremo buscan trabajo fuera de las cárceles habida cuenta, según el digital de Rius, de que "a partir de la setmana que ve ja podran sol·licitar a les juntes de tractament de les presons que se’ls classifiqui en segon o tercer grau. El reglament penitenciari permet que els reclusos compleixin condemna mentre busquen feina per a la inserció social".

En La Razón aportan más datos. De hecho, la excarcelación inminente es la sustancia de la portada del diario de Planeta, que titula: "Junqueras podría estar en libertad para la investidura". Firman la nota Francisco Velasco y Javier Gallego: "El próximo día 14 se cumplen dos meses desde que el Tribunal Supremo condenó a 13 años de cárcel al ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras por un delito de rebelión, relacionado con el procés, y a otros ocho procesados a penas que oscilaban entre los nueve y doce años. De esta forma, todos los condenados por esa causa deben estar clasificados en un grado penitenciario antes del próximo jueves".

Sigue la pieza: "Será la Junta de Tratamiento de la prisión donde estén recluidos la que determine tal aspecto y realice esa primera clasificación, para la cual deben tener en cuenta, entre otras, las circunstancias personales del interno y la duración de la pena. En última instancia, dependerá también del Serveis Penitenciaris, dependiente del Departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña y cuyo máximo responsable, Amand Calderó, no dudó en comparecer con el lazo amarillo --símbolo a favor de la libertad de los presos del procés-- en no pocas ocasiones. En ese escenario, la vía más probable para que puedan salir de prisión es la clasificación en segundo grado pero con la aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario. Este precepto establece que «el equipo técnico podrá proponer a la Junta de Tratamiento que, respecto de cada penado, se adopte un modelo de ejecución en el que puedan combinarse aspectos característicos de cada uno de los grados –segundo y tercero–, siempre y cuando dicha medida se fundamente en un programa específico de tratamiento que, de otra forma, no pueda ser ejecutado»".

La aplicación del citado artículo 100.2 impide por otra parte que el previsible recurso de la Fiscalía ante el juez de vigilancia penitenciaria tenga efectos suspensivos sobre la determinación de las juntas de tratamiento, a diferencia de lo que ocurre con la vía del tercer grado. En resumen, que con toda seguridad se les aplicará la doctrina Oriol Pujol para que no tengan más que pernoctar en prisión de lunes a jueves. De tal modo y efecto que esa terrible condena a cien años de cárcel que según la propaganda independentista les cayó a los condenados quedará sensiblemente reducida. Es indudable que de cumplirse las previsiones, la excarcelación tendrá efectos sedantes en procesos como el de la investidura.

En ese contexto prenavideño y según informa María Jesús Cañizares en Crónica Global, el frente de los presidiarios cuestiona la estrategia de Torra y los englerianos de la polarización y los sacrificios: "Los independentistas presos dan la espalda a la estrategia radical de Quim Torra y Carles Puigdemont. Los primeros en desmarcarse fueron los republicanos Oriol Junqueras y Raül Romeva, pero ahora son Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn quienes han verbalizado su rechazo a las directrices de Waterloo y la necesidad de salir de un procés ya finiquitado. Han constatado que la violencia en las calles tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el referéndum del 1-O era el último cartucho que tenían para doblegar el Estado español. No solo no ha sido así, sino que las fuerzas independentistas --Junts per Catalunya, ERC y CUP-- no han sabido dar una respuesta unitaria a ese fallo “histórico”, más allá de algunas enmiendas parlamentarias presentadas por separado a favor de debatir la autodeterminación".En el plano político, en ERC están que se suben por las paredes ante el moderado optimismo de Pedro Sánchez.

elindependiente

Consideran los negociadores republicanos que los socialistas echan las campanas al vuelo demasiado pronto y que aún hay mucha tela que cortar. En el PSOE, por su parte, se apunta que no habrá nada fuera de la Constitución y la legislación vigente en el acuerdo con ERC. "El Gobierno intenta quitar hierro a los efectos del acuerdo con ERC", titula El Independiente. Se basa en una crónica de Carmen Torres que principia así: "La alianza de PSOE, Podemos y Esquerra Republicana de Cataluña se abre camino para formar Gobierno y sus consecuencias resultan inquietantes en ámbitos del país como el económico y en el político, dentro del propio partido de Pedro Sánchez, aunque ningún dirigente se atreva a constestar en público a esa estrategia. Sólo voces históricas como la de Alfonso Guerra muestran esa preocupación: «Es como si a los niños se les da para jugar una granada explosiva», aseguró ayer por la mañana en Herrera en Cope, antes de que -ironías del destino- los Tedax desactivaran una granada en un centro de menores inmigrantes en Madrid".

Continúa la información: "«Es escalofriante que un 35% del Congreso no acate la Constitución», advirtió, mientras reprochaba que el PP «mime a Vox» y el PSOE a «independentistas y populistas». «Todavía hay tiempo de hablar», aseguró, con el objetivo de «evitar que la gobernación de España quede en manos de gente que no tiene responsabilidad». Tras estas críticas, Moncloa lanzó una operación de control de daños de su decisión de apostar por el acuerdo con ERC en vez de intentar negociar la investidura con el PP y con Ciudadanos. Desde Londres, Pedro Sánchez intentó minimizar los efectos de su acuerdo con los separatistas asegurando que será público y que se enmarcará dentro de la legalidad".

elconfidencial
elconfidencial
elconfidencial

Otras noticias. Movida en Unidas Podemos. Expulsiones, ceses y purgas internas mientras Pablo Iglesias e Irene Montero negocian carteras y secretarías en el Gobierno. Puro estalinismo pablista según los críticos. Es la apertura de El Confidencial, que titula: "Los purgados en Podemos investigaban sobresueldos, contratos a dedo y pucherazos". Escribe Rafael Méndez: "Los dos cargos del equipo legal purgados en Podemos esta semana tenían en marcha investigaciones sobre sueldos de la cúpula del partido por encima de lo establecido en los estatutos, contratos a dedo a afines que incumplen la ley de contratos y alteraciones de las votaciones electrónicas en las primarias. Fuentes conocedoras del procedimiento señalan que el despido de José Manuel Calvente, abogado de Pablo Iglesias y en Podemos desde junio de 2014, cuando el partido se profesionaliza, se debió a la insistencia de este en pedir documentación y a los choques con el equipo de Alberto Rodríguez. A Calvente le sigue Mónica Carmona, la responsable de Control Normativo, que con una dura carta alertando de "irregularidades financieras" ha dinamitado internamente Podemos mientras negocia la coalición con el PSOE".

Prosigue Méndez: "Podemos lleva tiempo instalado en el caos interno. Bajo las numerosas pugnas políticas, ha habido una guerra soterrada en segundos niveles y entre asesores que se recrudeció con el nombramiento de Alberto Rodríguez como secretario de Organización del partido. Calvente y Carmona, dos abogados, eran dos de las patas de control interno del partido: el de cumplimiento normativo y el de protección de datos. Calvente es en la práctica coordinador del equipo legal. La tercera pata de control, la financiera, está a cargo de Dennis McGuire, el único que sigue en el cargo. Los dos primeros han salido del partido esta semana".

En el PP cobra protagonismo Mariano Rajoy a cuenta de sus memorias. Ayer se presentó su libro con la plana mayor del partido encabezado por Pablo Casado y la estelar reaparición de Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, las irreconciliables de aquel gabinete marianista que sucumbió a la primera y única moción de censura que se ha saldado con éxito en la historia democrática de España. Faltaban Aznar y Álvarez de Toledo. Rajoy impera en el PP y marca la estrategia, según la crónica de Íñigo Aduriz en El Diario: "Mariano Rajoy ha defendido este miércoles el centrismo del Partido Popular en la presentación del libro de sus memorias políticas al que ha asistido la plana mayor del PP, incluido su actual presidente, Pablo Casado, cuestionado internamente precisamente por haber girado la formación conservadora demasiado a la derecha. El expresidente del Gobierno ha utilizado una frase que pronunció en 2008 en el polémico Congreso Nacional del PP en el que refrendó su liderazgo, para defender esa moderación: "Somos un partido de centro, no arrastramos doctrinas ni orejeras y huimos de cualquier radicalismo. Entendemos la política desde la moderación. El centrismo es una voluntad, la voluntad de evitar cualquier exageración, de sintonizar con la voluntad y de los deseos reales de los españoles, que en su mayoría son moderados"".

Noticias locales. La alcaldesa Colau ha decidido encarecer el transporte público y suprimir la T-10 para fomentar el uso del transporte público, según dice y entiende solo ella. En vez de T-10 habrá una cosa que se llamará T-Casual y costará 11,35 euros frente a los 10,20 de la actual tarjeta de diez viajes.

5 de diciembre, santoral: Anastasio, Crispino, Elisa, Félix mártir, Julio, Lúcido y Sabas.