Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

El colchón de Moncloa y festival indepe en el Supremo

Pedro Sánchez cuenta como decisión de Gobierno haber cambiado el colchón de Mariano y señora. Grandes elogios a Jordi Turull. La huelga general del Govern

12 min

"Siendo fiel a la verdad y a la cronología, debo decir que mi primera decisión como presidente del Gobierno la tomé con mi mujer, Begoña [Gómez], porque las cuestiones de intendencia se anteponen a casi todo. Esa primera decisión fue renovar el colchón de la cama de matrimonio y pintar nuestra habitación del Palacio de la Moncloa. Decidimos no cambiar nada más, salvo colchón y pintura, por razones que entiende cualquiera que haya vivido en un piso amueblado. Además, el refranero asegura que «dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión», y yo quería mantener mi criterio alejado del de mi predecesor".

Así arranca el libro de Pedro Sánchez Manual de resistencia (Península) y con ese recurso empieza la pieza de Juanma Romero en El Confidencial. 

El prosaico colchón. Eso de la opinión de los que duermen en el mismo colchón se refiere a los usuarios simultáneos, no alternos. No había mucho riesgo de contagio ideológico en Moncloa. Si acaso, el desagrado de encontrar un pelo rizado, un trozo de cutícula, esa clase de residuos orgánicos del anterior inquilino. Colchón y pintura. También se limpiarían a fondo los baños, ¿no? La intendencia, ya se sabe.

Hay otro fragmento que ha dado que hablar por una atribución incorrecta de cita. De la sección Verne de El País: El comienzo del tercer capítulo de Manual de resistencia, el libro de Pedro Sánchez, habla de sus sensaciones al regresar a la secretaría general del PSOE en mayo de 2017. Estas son las últimas líneas del párrafo en el que explica cómo se sintió el día después de ganar las primarias.

"Mis conductores, Pablo y Fernando, trabajadores y militantes del partido, me recogieron en la puerta de casa, como habían estado haciendo durante los dos años y medio de mi etapa como secretario general. Sin embargo, al contrario de lo que suelen hacer, estaban esperándome fuera, de pie junto al coche. Al verme me dieron un abrazo. No dijeron nada, solo "buenos días" y un abrazo. Se subieron y me preguntaron "¿a Ferraz?" Me acordé de San Juan de la Cruz en Salamanca: "Como decíamos ayer..."".

Continúa el texto: "Sánchez hace referencia a una de las anécdotas más conocidas de la Universidad de Salamanca, pero confunde al protagonista. Aunque no está claro que lo dijese realmente, se atribuye a Fray Luis de León la frase "como decíamos ayer", que habría pronunciado en el siglo XVI en su primera clase tras pasar varios años en la cárcel. San Juan de la Cruz fue alumno de Fray Luis de León. Esta confusión ha hecho que los dos hayan sido trending topic en Twitter este martes 19 de febrero".

Es de suponer que se corregirá el error en la segunda edición. En cuanto a la escritora, Irene Lozano, hasta el mejor escribano echa un borrón. Lo raro es que no se dieran cuenta en la editorial, aunque ya casi nadie edita nada. Se pasa un corrector y listos. Así que como dijo Churchill en Waterloo, alea iacta est.

El Mundo le busca las vueltas políticas al tomo y destaca las libertades que se toma Pedro Sánchez con el Rey, que le cae estupendamente. Se renueva así la tradicional alianza de los gobernantes del PSOE con los borbones. Felipe González se llevaba de lujo con Juan Carlos I. No así Aznar, que no ocultaba sus reparos respecto al emérito y se pasaba las tardes citando a Azaña. Tampoco Rajoy estableció una relación más allá de lo obligado ni con Juan Carlos I ni con Felipe VI. Otra cosa y muy distinta es el rollo, según Sánchez, entre los actuales inquilinos de la Moncloa y la Zarzuela.

De la crónica de Marisa Cruz en el diario de Unedisa: "Sánchez abunda en la relación que, asegura, entabló con Felipe VI: «Se fraguó entre Felipe VI y yo una relación de complicidad que superó, y sigue superando a día de hoy, lo institucional». Incluso explica el interés que llegó a tener la Reina en contactar con él poco después de haber sido elegido por primera vez secretario general del PSOE: «La reina Letizia se acercó para saludarme; ella estudió en el Instituto Ramiro de Maeztu, como yo, y quería conocerme personalmente».Y unas líneas después, volviendo a los momentos previos a su intento de investidura fallida, apunta: «En aquellos días intensos, don Felipe y yo tuvimos la oportunidad de conocernos de verdad, en lo más personal, en una situación que ninguno de los dos buscábamos ni esperábamos, y en la que nos colocó la irresponsabilidad de otros»".

Y añade Cruz: "Finaliza Pedro Sánchez este capítulo asegurando: «Enseguida nos reconocimos mutuamente como las personas que íbamos a sacar al país del riesgo de bloqueo. Conectamos de una forma especial, confiamos el uno en el otro y se estableció una relación muy franca (...) la prueba de la relación estrecha que tejimos aquellas semanas», zanja, «me la dio unos meses después, cuando dimití como secretario general. Me llamó para darme ánimos». Según el presidente, su relación con el Monarca tiene que ver, además de con los acontecimientos de aquellos meses de 2015 y 2016, con el hecho de «pertenecer a la misma generación». «Ahora», asegura, «solemos hablar de manera regular». Y añade: «Su preocupación por Cataluña es enorme»".

Portada de La Vanguardia de hoy con el juicio del procés y Pedro Sánchez
 

La legislatura no está acabando bien. La Vanguardia y El País destacan el fracaso del Pacto de Toledo por culpa de Podemos. Escribe Manuel V. Gómez en el diario de Prisa: "No ha sido posible. A pocos días de que acabe la legislatura, los casi tres años de negociaciones en el Pacto de Toledo acaban sin resultado. La dura negociación política, que había avanzado bastante --había “preacuerdo”, admitió el portavoz del PP, Gerardo Camps-- se ha evaporado este martes. Ese “preacuerdo” había llevado al PSOE, PNV, Compromís y PDeCAT a acelerar para lograr ya el consenso. Los populares y Ciudadanos reconocen la cercanía, pero creen que hacía falta más tiempo y las elecciones no ayudaban. Pero si en algo ha habido consenso este martes amplio fue en señalar a Podemos como responsable: para unos, por dar argumentos al PP, reacio a dar este logro a Sánchez ahora; para otros, por una posición de máximos y que no admite cesiones. (...) Esta posición había sido confirmada por la portavoz de la formación morada. Aina Vidal había admitido que, a los tres votos particulares anunciados hace meses, se añadirían bastantes si la redacción quedaba como estaba. “Nosotros no nos íbamos a hacer una foto con todos en el Pacto de Toledo, ya lo habíamos dicho. No vamos a blanquear la política del PP con las pensiones”, profundizaba Yolanda Díaz, también de Unidos Podemos, subrayando que su posición no había cambiado".

Cuarta jornada del juicio por el 20-S y el 1-O. Coincide con una votación en el Congreso sobre el reingreso de la organización de consultas ilegales en el Código Penal. La iniciativa del PP es rechazada por los partidos de la moción. Grandes elogios en la prensa de tendencia soberanista a Jordi Turull, que se habría hartado de propinarle "cleques", "plantofades" y "calbots" al "esgarrapacristos" del fiscal. Un festival. Romeva también inmenso, según los medios afectos.

Para celebrarlo, mañana huelga, una huelga a la manera independentista, esto es que es una huelga que se registra en protesta porque no se ha derogado la reforma laboral del PP y para pedir un salario mínimo de 1.200 euros, pero en realidad es por el juicio, los presos y tal. El truco del almendruco, para colar buey por bestia gorda. La huelga es, además, "oficial". De la pieza de Àlex Tort y Josep Gisbert en La Vanguardia: "El Govern no sólo respeta el derecho de huelga, sino que esta vez tiene previsto sumarse políticamente al paro convocado para mañana por el sindicato independentista Intersindical-CSC en protesta por el juicio del 1-O. “El Govern es más sensible a esta huelga” por las razones que la motivan, reconoció ayer en este sentido el conseller de Interior, Miquel Buch, que anunció que, en consonancia con ello, se ha decidido “suspender la agenda pública de todos los consellers”".


Bombo y platillo para el anuncio de los servicios mínimos, no sea que haya gente que aún no sepa que el sindicato independentista Intersindical-Confederación Sindical de Catalunya insta a la huelga general con el apoyo de la Generalitat. Los Comités de Defensa de la República preparan piquetes contra los esquiroles. Todo cívico y pacífico, siempre. "El país de Pau Casals" que dijo pico de oro Turull.