Menú Buscar
Primeras planas

Cisma soberanista y fuego en los púlpitos

Puigdemont y Junqueras se dejan de disimulos. 'La Vanguardia' denuncia ahora los efectos económicos del proceso. Los sermones amarillos en las iglesias de Cataluña

8 min

Último día de campaña. Según la encuesta andorrana, Ciudadanos consolida su ventaja en votos y ERC mantiene el primer puesto en escaños. El debate en TV3 sirvió para constatar no sólo la distancia sideral entre bloques sino la división de los soberanistas. ERC no ha llegado hasta aquí para propiciar el regreso de Puigdemont.

Portada de 'La vanguardia' del 19 de diciembre / CGLa teórica unidad de acción nacionalista contrasta con las actitudes de los principales implicados, tal como advierte Sergi Pàmies en su artículo de La Vanguardia: "Ayer Puigdemont se reivindicó como pieza fundamental contra la resignación y el acatamiento, habló de “xenofobia política” y definió el 155 como una “broma de dimensión cósmica”. No es una mala descripción. ­Pero, le guste o no, él también ha contribuido a la alteración de una democracia que se precipita hacia un desenlace que no sabemos si será grotesco o simplemente dramático. De la entrevista de Basté, me sorprendió que Puigdemont confesara que aún no había hablado “con ­Raül (Romeva)”. Es un detalle que ­dice mucho sobre el tipo de espíritu navideño que, con o sin turrones, estamos viviendo".

En la crónica de arrancada del diario de Godó, que firma Isabel Garcia Pagan, también se alude a la división entre el transeúnte de Bruselas y el presidiario en Estremera: "El choque entre los candidatos plasmado ayer en el transcurso de una hora escasa en El Món a RAC1 es algo que “tenía que pasar”, admiten desde Junts per Catalunya, la evidencia de que “no se puede dejar de ser novios y continuar siendo amigos” en una campaña electoral. Junqueras reivindicaba en una entrevista grabada desde la cárcel de Estremera su confianza en una victoria: “Me parece que tenemos todo el derecho del mundo a ganar. Creo que es bueno que ganemos, que tenemos un equipo formidable, muy cohesionado, fuerte y preparado”. De hecho, el líder de ERC confía en poder someterse a un debate de investidura como president".

La pugna entre Puigdemont y Junqueras es de tal calibre que el expresidente ha dado en conceder entrevistas incluso a medios españoles. Así es que aparece en el popular 20 Minutos cuestionado por Isabel Serrano para afirmar, entre otras cosas, que una joven de 18 años votará por él y que no está dispuesto a todo para obtener la independencia.

Duro editorial de La Vanguardia sobre el impacto económico del proceso que llega con un notable retraso: "Produce sorpresa –y una creciente indignación– la tendencia de ciertos independentistas a negar o minimizar las consecuencias económicas que para Catalunya tiene el proceso soberanista. La cosa viene de lejos. Años atrás, desde la presidencia de la Generalitat se nos aseguró que los bancos catalanes jamás trasladarían su sede fuera de Catalunya. Después, cuando tras el 1-O em­pezó la fuga de empresas catalanas, y en una semana los catalanes retiraron 6.000 millones de euros de los dos principales bancos del país, se nos dijo que los efectos de tales partidas serían menores".

Destaca en Ara el inquisidor texto de Joan B. Culla sobre el papel de los medios en campaña: "Per al gros dels mitjans privats, aquesta situació ha estat un regal. Perquè, mentre l’opinió pública es distreia valorant si García Albiol havia titllat d’“anormals” tots els treballadors de TV3 o només alguns, el conjunt de capçaleres periodístiques que tenen com a redactora en cap la vicepresidenta Sáenz de Santamaría han pogut menystenir les més elementals normes de la deontologia professional i adoptar, davant del 21-D, actituds d’una parcialitat, d’un sectarisme i d’un partidisme desconeguts des del 1977, des que encara existia l’anomenada Cadena de Prensa del Movimiento".

En esa prensa que no le gusta a Culla sobresale el repaso de Oriol Trillas en El Mundo al papel de la Iglesia en Cataluña o, mayormente, iglesia catalana: "Ahí siguen las esteladas en las torres de los campanarios; ahí siguen los lazos amarillos y las pancartas de democracia en parroquias tan emblemáticas de Barcelona como la misma Sagrada Familia o la iglesia de Sant Andreu del Palomar. Ahí siguen prodigándose determinados párrocos en sus pasquines, como el rector de la parroquia principal de Hospitalet del Llobregat, Mn. Josep Maria Romaguera Bach, que pregonaba el adviento de tal guisa: "Me decía un amigo no hace muchos días que mientras tengamos presos políticos no podemos hacer vida normal. Es cierto. Después de todo lo que hemos vivido estos últimos meses nada es normal. [...] No podemos olvidarnos de aquellas personas a las que una gran multitud ha empujado a dar la cara y que ha acabado en la prisión. No podemos olvidarnos tanto si los hemos votado como si no, porque no es ésta la manera de hacer frente a los conflictos sociales y políticos. No podemos aceptar como normal que haya habido palos para impedir un acto pacífico. [...] No podemos aceptar como normal que se ignoren derechos humanos como los de libertad de expresión o de confrontación de proyectos políticos en libertad"".

Pedazo sermón. De cierre, la información en El Periódico sobre los vídeo que realizaron los terroristas del 17-A mientras cocinaban las bombas: "El conjunto de las grabaciones, que suman casi una hora en total, viene a ser una especie de making off de los ataques. En esos vídeos se ve como cuatro miembros de la célula elaboran el explosivo TATP o peróxido de acetona, también conocido como Madre de Satán. Mientras realizan esa labor de fabricación del material explosivo, varios de ellos se dirigen a la cámara para lanzar proclamas yihadistas. En una de ellas, tal y como ha adelantado en exclusiva la revista Interviú, Mohamed Hychami, uno de los miembros de la célula, muestra el explosivo y, en árabe, le dice a la persona que graba: “Españoles, vais a sufrir”".

19 de diciembre, santoral: Anastasio, Eva, Gregorio y Nemesio.