Menú Buscar
Primeras planas

El cese cantado de Ferran López

El método nacionalista para difundir el proceso: sobornar con publicidad a los medios. La que se avecina en Interior. El PP pretende vengarse del PNV en el Senado

04.06.2018 08:33 h.
8 min

Bienvenidos al Sur. "Nosotros somos así, latinos, mediterráneos". El presidente de la Generalitat en Barcelona, Quim Torra, se considera digno representante de un periodismo catalán incisivo que a su juicio encarnan figuras como Xammar, Pla y Barnils. Se lo repitió a Vicent Sanchis en el diálogo de sordos que mantuvieron ambos anoche por TV3. En Cataluña no hay fractura social, sostiene campanudo Torra. Eso de los CDR y los GDR, las bofetadas por las cruces amarillas y las playas de la muerte son una manera "mediterránea" de hablar en la plaza pública. La ironía, asegura él que es eso, como forma de vida.

Ahora pues, los catalanes del suizo Torra son como los sicilianos de Montalbano, "ma che cosa fai, stronzo". El décimo president dice todo el rato que él viene de muchas tradiciones, el catalanismo, la lucha contra el racismo y la xenofobia, el feminismo y el antifascismo. "Lo peor que se le puede llamar a un catalán es nazi, que no lo vuelvan a hacer", declaró el hombre sobre la recurrente cuestión de sus teorías genéticas. 

La tradición "mediterránea" de Torra es una atinada percepción que se funda, por ejemplo, en sucesos como el que recoge este texto de CRÓNICA GLOBAL: "“Bueno, así funcionan las cosas aquí”. Un hombre de la comunicación del Govern de Puigdemont, del PDeCAT, pierde los papeles ante la incredulidad de una periodista, y pasa directamente al grano. Le suelta que si la Generalitat compra dos páginas de publicidad en Le Monde, la periodista acabará escribiendo lo que sus jefes le digan. Cuando Sandrine Morel muestra su indignación, y se resiste a creer semejante aseveración, el mismo interlocutor le insiste: “Bueno, así funcionan las cosas aquí”. Ese es uno de los fragmentos del libro de Sandrine Morel, En el huracán catalán (Planeta) que acaba de publicar, y en el que narra su experiencia para explicar el proceso independentista en Cataluña".

Lo tomas o lo dejas. En lo que era Convergència y ahora es Puigdetorra, Junts y la Gene, las cosas son meridianas. Publicidad más el “trespercent” a cambio de favores. Mediterráneamente.

elmundo.200Más de la Cosa Nostra. Tras haber pilotado con mano de hierro la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, Brauli Duart regresa a sus orígenes, la secretaría general de la consejería de Interior. Como bien sabe el comité de empresa de TV3, Duart es un "killer". En El Mundo dan por hecho el inminente cese de Ferran López: "La nueva cúpula de la consejería de Interior centrará sus primeras decisiones en apartar a los cargos a los que consideran una suerte de 'colaboracionistas' del artículo 155. Su principal objetivo es la destitución en el plazo más breve posible del comisario Ferran López como máximo jefe de los Mossos d'Esquadra y su sustitución por otro mando. Sucederá lo mismo con la jefa de gabinete del Departamento, Esther Sastre, quien ha acompañado a los anteriores tres consellers de Interior, incluido Joaquim Forn, uno de los políticos que permanecen encarcelados por orden del Tribunal Supremo (TS)".

Los nuevos consejeros funcionan en modo "restitución", eufemismo de ajustar cuentas. Nuestra tradicional "vendetta". Josep Bargalló ya ha consolado a los maestros de El Palau y a los de la Seo d'Urgell acusados de delitos de odio y discriminación, Ernest Maragall reconstruirá la trama de embajadas y Pere Aragonés, el vicepresidente, dice que a partir de hoy cae también el control financiero de la administración autonómica. Es un joven bárbaro, Aragonés. 

De todo este follón y de la moción tienen la culpa Soraya Sáenz de Santamaría y González Pico, según el artículo de Antich sobre la muñidora: "La gran manefla del diàleg fake, que només hi va haver en els mitjans de comunicació que ella controlava directament o en els que havia delegat en la totpoderosa María González Pico —fonamentalment, els catalans; un dia caldrà parlar de la Pico— és juntament amb Albert Rivera la gran perdedora de la moció de censura. I això que SSS ho tenia tot molt ben organitzat: Rajoy era al final de la seva carrera, que ella mateixa havia precipitat, la seva interlocució amb les empreses de l'Ibex-35 era magnífica, el partit estava en una letargia profunda i Rivera ensenyava les dents. Però, al final, li han fallat bascos i catalans. Justament els dos espais polítics que sempre ha menyspreat, dels quals no ha comprès res i amb els quals ha pretès tenir únicament una relació de submissió".

En la semana local de España, los vascos han pasado de huevones a leones en un ejercicio de estilo político de la escuela pujolera del peix al cove. Un pacto del Majestic que ha durado una semana. El ABC abre con que el PP amenaza con cargarse las cesiones al PNV en el Senado: "Después de que los nacionalistas vascos apoyaran la moción de censura de Sánchez a Rajoy, el PP se siente «libre de ataduras». Es decir, el partido que hoy lidera la oposición amenaza al PSOE con presentar enmiendas parciales a los Presupuestos con un ojo puesto en retirar las concesiones realizadas al PNV". Las fuentes peperas no se ponen de acuerdo si son 540 millones, 900 o cinco mil. A ver qué dice Rajoy. No figuran en su catálogo las reacciones en caliente.

En ascuas ante los nombres del nuevo Gobierno. Carmen Calvo, José Luis Ábalos, Meritxell Batet y Óscar Puente están en todas las quinielas.

4 de junio, santoral: Francisco Caracciolo, Gualtero de Servigliano, Metrófano de Bizancio, Noemí y Ruth.