Menú Buscar
Primeras planas

Diecisiete fronteras, atentado islamista en Niza y Juan Carlos se libra

Cataluña se cierra y prohíbe moverse entre municipios los fines de semana. Un islamista asesina a tres personas en una iglesia de Niza. La Fiscalía archivará la investigación sobre el emérito

14 min

No se puede entrar o salir de Cataluña salvo causa justificada ni pasar de un municipio a otro durante los fines de semana. Tras amagar con encierros domiciliarios, la Generalitat ha optado por un escenario suave, preludio casi con toda seguridad de medidas restrictivas mucho más severas. Las autoridades locales miran de reojo el confinamiento francés y los cierres comerciales en Alemania. El virus avanza y amenaza con colapsar un sistema sanitario frágil y cogido con pinzas. El personal de los hospitales se balancea entre la fatiga y la desesperación. Han abandonado toda esperanza de que la política acuda al rescate con la contratación de más médicos y enfermeras.

El sector de la cultura y los espectáculos clama contra la prohibición de las representaciones, conciertos y demás actos del gremio. Dicen que es un mundo que se acaba, que ya nada volverá a ser como antes, que es la muerte. Corren la misma suerte que el turismo, la restauración y el pequeño comercio. Las calles de España son una sucesión de carteles. Se alquila, se traspasa, se liquida. Son los cráteres que deja el coronavirus en la economía.

El Gobierno ha sacado adelante su estado de alarma de seis meses. Lo defendió en el Congreso el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante la ausencia de Sánchez, a quien en algunos medios llaman el César. Una vez resuelto el trámite parlamentario son las Comunidades Autónomas quienes disponen. No ha habido en España un Gobierno más confederal que el actual. Sin embargo, la nueva arquitectura del poder recaba críticas tan insospechadas como las de Público, medio republicano y federal por antonomasia. "La falta de unidad deja a España con 17 escenarios distintos y aboca a posibles confinamientos domiciliarios" titula en la apertura la cabecera de Roures. Y añade en el sumario: "Hay dudas sobre si los confinamientos perimetrales son suficientes por la falta de visión global y la necesidad de reducir contactos sociales y cumplir con las medidas de seguridad siempre que se esté con no convivientes. Si la situación no mejora radicalmente, la reclusión en las casas será inevitable, al menos en las zonas más afectadas".

El texto de la pieza es de Beatriz Asuar, que escribe: "España pasa por una situación de riesgo extremo. La próxima semana será clave: si no se comienza a aplanar la curva es muy posible que comiencen los confinamientos domiciliarios. Países de Europa, como Francia, ya han tomado esta decisión. Otros, como Alemania, han tomado otras medidas más estrictas que España al cerrar todo el ocio y la hostelería. En España aún estamos lejos de estas medidas en todo el país. Los confinamientos perimetrales decretados por la mayoría de las comunidades autónomas impiden que el virus se mueva de una comunidad a otra, pero no serán suficiente si no se reducen drásticamente los contactos sociales y comienzan a cumplirse medidas fundamentales como el uso de mascarillas siempre que se esté en reuniones no convivientes, tanto en bares como en casas".

Sigue Asuar: "El escenario que se presenta ante el puente de Todos los Santos es grave y plantea muchos problemas. La falta de unidad y coordinación en la toma de decisiones es uno de ellos. El Consejo Interterritorial de Salud aprobó el pasado jueves una guía con indicadores, niveles de riesgo y medidas comunes para todas las comunidades autónomas. El fallo es que las medidas no son más que recomendaciones. "Este plan tiene que ser de obligaciones", reconoció el médico y vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, en una entrevista con Público.

En este contexto de campi qui pugui, Madrid se pone a la vanguardia del estado de alarma a la carta con confinamientos perimetrales de fin de semana, medida adoptada en Ceuta o en Cataluña en relación a la movilidad interna. "Madrid gana el pulso a Sánchez pese a las críticas de Moncloa a su plan de confinamiento" titula El Independiente. Escribe Ana Belén Ramos: "En la Real Casa de Correos reina la tesis de que Isabel Díaz Ayuso ha tomado la decisión de confinar Madrid por días, en contra del criterio imperante en el resto de autonomías, por pura convicción de que la protección de la salud debe convivir con la de la economía. Y eso, a su juicio, se consigue únicamente con la estrategia desarrollada hasta el momento por la Comunidad de Madrid: «medidas quirúrgicas» por áreas sanitarias; realización de test masivos y control de fronteras exteriores, sin necesidad de cierres largos".

Continúa el texto párrafos después: "Entienden en el gabinete de Isabel Díaz Ayuso que las advertencias deslizadas por el Gobierno -primero Salvador Illa y después Carmen Calvo- contra la medida no tenían «razón de ser». Cuentan que se esperaban el aval del Ejecutivo porque, de recurrir la orden de Ayuso con la «excusa» de que no sigue a rajatabla el Decreto de estado de alarma --que establece que las medidas que resuelvan los presidentes autonómicos han de tener efecto durante un mínimo de siete días--, Sánchez se habría visto obligado a intervenir Ceuta o Cataluña, cuyas medidas «no han ocupado ni un sólo titular» ni «han sido criticadas» por el Ejecutivo como «sí se ha hecho con Madrid y con Ayuso»".

Portada de 'El Mundo' del viernes 30 de octubre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del viernes 30 de octubre de 2020 / KIOSKO.NET

Internacional. El islamismo ha puesto en el punto de mira a Francia. Brutal atentado en una iglesia de Niza. De la pieza de Iñaki Gil en El Mundo: "El presidente francés ha anunciado la movilización de 4.000 militares más para proteger iglesias y escuelas. Emmanuel Macron ha hablado en Niza, junto a la basílica de Nuestra Señora de la Asunción, en cuyo interior un islamista ha asesinado a tres personas. Armado de un cuchillo, degolló a una de sus víctimas, una mujer".

Sigue: "El agresor ha resultado herido de gravedad por la policía municipal que disparó contra él. El alcalde de la ciudad, Christian Estrosi, (Los Republicanos LR, conservador) informó que "no paraba de gritar en árabe "Alá es grande' mientras era atendido por los médicos". Fue trasladado a un hospital donde está ingresado. (...) El "ataque terrorista islamista", en palabras de Macron, tuvo lugar poco antes de las nueve de la mañana. El agresor penetró en el templo y degolló a una parroquiana. Después apuñaló mortalmente a un hombre, el sacristán, un seglar de unos 45 años. La tercera víctima es una mujer que sucumbió a sus heridas en un bar de enfrente de la basílica donde se refugió herida. Según el canal BFMTV, antes de fallecer, exclamó: "Decid a mis hijos que les quiero"".

De vuelta al solar patrio, El Confidencial desvela que "La Fiscalía archivará con un duro relato su investigación sobre Juan Carlos I". La información viene con la firma de José Antonio Zarzalejos y arranca así: "El fiscal de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Juan Ignacio Campos, ha concluido las investigaciones prejudiciales sobre la relevancia penal de los comportamientos del Rey emérito y ha llegado a la conclusión de que la inviolabilidad de la que gozó por mandato del artículo 56.3 de la Constitución hasta su abdicación el 19 de junio de 2014 le impide interponer una querella criminal contra Juan Carlos I ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo, instancia en la que el anterior jefe del Estado está aforado. Sin embargo, la Fiscalía del alto tribunal no cerrará sus averiguaciones sin ofrecer un detallado relato de los comportamientos del anterior jefe del Estado que se deducen de la investigación que ha llevado a cabo".

Sigue Zarzalejos: "El relato incorporará los episodios, muchos de ellos conocidos a través de los medios de comunicación, que podrían justificar la incoación de una causa penal que, no obstante, impide la irresponsabilidad criminal del padre del Rey mientras ejerció la jefatura del Estado. O en otros términos, la Fiscalía del Supremo está en condiciones de afirmar que Juan Carlos I pudo incurrir en conductas que, de no mediar el privilegio de la inviolabilidad, justificarían un enjuiciamiento penal y, eventualmente, una sentencia condenatoria".

El País, por su parte, acentúa que "Marlaska acelera el acercamiento de presos de ETA a Euskadi". Es una pieza de L. R. Aizpeolea: "El Gobierno acelera los traslados de presos etarras a prisiones próximas a su lugar de origen. Ya son 84 los reclusos acercados desde la llegada de Fernando Grande Marlaska al Ministerio del Interior en 2018. Esos movimientos han venido facilitados por el hecho de que solo una quincena entre los 197 presos etarras sigue apoyando el terrorismo, según Instituciones Penitenciarias. Un 75% de ellos ha asumido la legalidad, y un 20% está a la expectativa, según Sare, un grupo de apoyo a los presos. La situación de los presos de ETA ha cambiado sustancialmente desde que Fernando Grande-Marlaska relevó a Juan Ignacio Zoido, del PP, al frente del Ministerio del Interior. (...) El cese definitivo de la violencia decretado por la banda en octubre de 2011, tras una serie de golpes policiales que fueron descabezando su cúpula, y su disolución, escenificada y certificada en mayo de 2018, han permitido al Ejecutivo flexibilizar la política de dispersión, que buscaba romper la cohesión del colectivo de presos y alejar a los encarcelados de la disciplina de la organización".

Portada de 'El País' del viernes 30 de octubre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del viernes 30 de octubre de 2020 / KIOSKO.NET

En Cataluña se desgranan los autos judiciales relativos a la operación contra el "estado mayor" de Puigdemont. A David Madí y Xavier Vendrell no les importaba sólo la independencia. Pretendían enriquecerse (más) a costa del coronavirus, como reflejaba ayer Crónica Global, y no tenían reparos en calificar a dirigentes como Torra y Bonvehí con el calificativo de "subnormales". La prensa independentista se aferra a las teorías sobre la implicación de Rusia en el proceso para descalificar el operativo. No hablan de los negocietes y el tráfico de influencias, de los manejos de los amigos de Puigdemont, el nuevo sector negocios del nacionalismo.

30 de octubre, santoral: Claudio, Lupercio y Marcelo de León, Gerardo de Potenza, German de Capua, Marciano de Siracusa, Serapión de Antioquía y Victorio de León.