Menú Buscar
Primeras planas

El castellano, el ministerio de la Verdad y Rahola/Madí

El castellano deja de ser lengua vehicular en la enseñanza. El Gobierno vigilará a los medios y denunciará lo que considere noticias falsas. Los manejos de Rahola y Madí en TV3

14 min

Hay vida más allá del coronavirus para el Gobierno, de modo que ha llegado a un acuerdo con ERC para cepillarse el castellano como lengua vehicular en las escuelas de las comunidades bilingües. En Crónica Global el titular es el siguiente: "PSOE, Podemos y ERC aprueban el veto al castellano en la enseñanza en Cataluña". Aún no ha salido ningún dirigente socialista a explicar las razones, sustancia y fundamento de tan singular concesión a los nacionalistas. Se entiende que así se garantiza el apoyo de ERC a los Presupuestos Generales del Estado, pero eso parece poca cosa ante la dimensión del cambio en la enseñanza que opera la denominada "ley Celaá". Además, nadie cree que el Gobierno esté por la labor de pisotear la lengua común de los españoles por trece votos. ¿O sí?

Aquí en Crónica Global escribe del particular Ricard López, que arranca así su texto: "Carta blanca a la inmersión lingüística en Cataluña, esta vez por parte del Gobierno español. La reforma educativa de la Lomloe, también conocida como ley Celaáno incluirá el castellano como lengua vehicular en la enseñanza. Así se ha establecido este jueves tras aprobarse el texto de una enmienda transaccional acordada entre PSOE, Unidas Podemos y ERC en la ponencia o grupo de trabajo de la Comisión de Educación del Congreso, que desde el mes pasado analiza las más de 1.160 enmiendas parciales al proyecto de la Lomloe".

Ya puestos en el frenesí gubernativo, el Gobierno ha sentado las bases del Ministerio de la Verdad. "Un comité de Moncloa vigilará a los medios y perseguirá lo que considere 'desinformación'" titula El Mundo. El tema viene acompañado por este sumario: "[Iván] Redondo, jefe del gabinete de la Presidencia, y [Miguel Ángel] Oliver, secretario de Estado de Comunicación, dirigirán el plan. Moncloa asegura que es para injerencias externas y que no supone censura a los medios". La pieza es de Raúl Piña y arranca así: "El Gobierno pone en marcha su procedimiento de actuación contra la desinformación. Una materia que preocupa y ocupa en Moncloa. El propio Pedro Sánchez ya anunció en su discurso de investidura que sería una prioridad para su gabinete. Presidencia del Gobierno y la Secretaría de Estado de Comunicación llevarán las riendas de este plan que considera "imprescindible establecer medios de funcionamiento y mecanismos dirigidos a evaluar de manera continua el fenómeno de la desinformación a nivel global y particularmente para España"".

Portada de 'El Mundo' del 6 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 6 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET

Sigue la nota: "Este procedimiento fue aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional y se publica este jueves en el BOE. Las riendas del mismo las llevarán dos hombres de Moncloa: Iván Redondo, jefe del gabinete de la Presidencia del Gobierno, y Miguel Ángel Oliver, secretario de Estado de Comunicación. La orden señala como "uno de los pilares que sustentan a las sociedades democráticas y que deben asegurar las instituciones y administraciones públicas" la "información veraz y diversa", pero advierte de la amenaza que supone "la difusión deliberada, a gran escala y sistemática de desinformación, que persiguen influir en la sociedad con fines interesados y espurios"".

Así que cuidadín con lo que explican los medios porque pueden venir Iván y Miguel Ángel con las rebajas y poner un periódico en el disparadero porque a lo mejor no les gusta cómo cuentan lo de la pandemia

De eso, el coronavirus, habla precisamente El Español en su noticia de apertura. "368 muertos en un día, la cifra más alta en seis meses pero Simón habla de 'posible estabilización'" titula el diario de Pedro J. Y añade en el subtíulo: "'Obviamente cuando miro los datos en mi despacho se me puede escapar una sonrisa pero prefiero ser mas prudente en público', admite Simón". ¿Qué pensarán Redondo y Oliver sobre esa manera de encabezar la información? ¿Tendrá consecuencias en el futuro? ¿Lo considerán una fake news?

El texto viene con la firma de Íñigo Zulet: "El mismo día que Sanidad notificaba 368 muertos por coronavirus, la cifra más alta de fallecidos durante la segunda ola, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, habló de una “posible estabilización” en la evolución de la pandemia en nuestro país. “Posible”, puntualizó, porque ahora prefiere mostrarse “prudente” a la hora de interpretar los datos. “Ahora se observa una estabilización, pero es demasiado breve como para valorarlo correctamente”".

Sigue Zulet: "“Prefiero ser más prudente y esperar una semana más para valorar esa posible tendencia a la baja”, señaló el epidemiólogo este jueves en rueda de prensa, en una jornada en la que se cifraron en 21.908 los nuevos contagios de Covid-19 incorporados al cómputo total. Con esa recién estrenada cautela, el portavoz sanitario trató de evitar el error que cometió a mediados del mes pasado, cuando en tan sólo cuatro días pasó de decir que España se encontraba en una “fase de estabilización previa a un posible descenso” (15 de octubre) a observar un “ligero incremento”. Entonces Simón tuvo que corregirse a sí mismo y cambiar de diagnóstico, confirmando un “repunte” en los números. “En aquel momento tardé al menos 10 o 12 días para dar ese mensaje ligeramente optimista que luego tuvimos que aclarar”, se justificó este martes. Desde aquel vaivén, el director del CCAES intenta mostrarse más precavido en sus análisis. Al menos “en público”. “Obviamente cuando miro los datos en mi despacho se me puede escapar una sonrisa”, admitió".

O sea que no estamos tan mal, según don Simón, quien tal vez ha leído la información de El Confidencial que dice que doce países europeos ya están peor que España. Así, Marta Ley y María Zuil escriben que "un mes después, Bélgica y la República Checa duplican la actual incidencia española, superando los 1.000 infectados diarios por millón de habitantes. Ambos países se sitúan a la cabeza de un ranking que todos quieren evitar. Ahora, para leer 'España' en la lista hay que bajar hasta el puesto número 13, por detrás de Suiza, Eslovenia, Francia, Países Bajos, Croacia, Polonia, Bosnia Herzegovina, Austria, Italia y Eslovaquia además de los ya citados Bélgica y República Checa".

Internacional. Agónico recuento electoral en Estados Unidos. Trump se resiste a darse por vencido mientras que Biden se resiste a darse por ganador. En El País se dice que que Biden está "a un paso de la victoria". El texto es de Amanda Mars: "El recuento en EEUU seguía esta madrugada, tras las elecciones del martes, y despejaba el camino a la Casa Blanca del candidato demócrata, Joe Biden, pendiente de que se confirme su ventaja en algunos de los cinco Estados aún en disputa: Arizona, Nevada, Georgia, Carolina del Norte y Pensilvania. El presidente, Donald Trump, que pretende impugnar en los tribunales todas las victorias de su rival, compareció en la Casa Blanca para insistir, sin la menor prueba, en que los demócratas intentan “robar las elecciones”. La presión es elevada sobre los responsables electorales locales, conscientes de que cada papeleta puede ser objeto de revisión y el asunto acabar en el Supremo. Las calles acogen ya manifestaciones a favor y en contra de seguir con el escrutinio. El desgarro del proceso complicará el mandato del próximo presidente de un país muy polarizado. El demócrata Joe Biden está a un paso de lograr la presidencia de Estados Unidos".

Portada de 'El País' del 6 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 6 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET

Noticias catalanas. Los audios de la operación Voljov, Voloh o Volchov están dando mucho juego en El Periódico, que solaza a sus lectores con una entrega sobre los turbios manejos de David Madí y Pilar Rahola en TV3. La nota es de G. Sànchez, J. G. Albalat y J. Regué y revela cómo se las gasta la megatertuliana: "El 4 de septiembre, Madí llama a Rahola para interesarse por una "crisis" entre la tertuliana y Sanchis. Un "casus belli", según Rahola, motivado por que el director de TV3 le ha comunicado que perderá una de las tres apariciones semanales en la televisión pública. Interviene los lunes y martes en el Tot es mou y también los sábados en Preguntes Freqüents, pero va a quedarse sin una de las colaboraciones en el magazine de tardes. Rahola se describe en la conversación como "prácticamente la única que defiende el espacio" que representa JxCat y, en concreto, Puigdemont. Y lamenta que Sanchis no haya rectificado a pesar de que han intervenido para que cambie de opinión Puigdemont, Francesc Pena, exjefe de comunicación de JxCat, y Albert Batet, presidente de JxCat en el Parlament. Rahola informa a Madí que Puigdemont le ha transmitido lo siguiente: "Está claro que lo hicimos muy mal al principio [el control de TV3], está claro que si ahora gobernamos o, por la vía de ganar o por la vía de estar en el gobierno, lo primero que tenemos que controlar será este tema, y está claro que se lo haremos pagar a Sanchis porque habrá 'un antes y un después'".

Estando la cosa en manos de Pena, el hombre que se cargó la COM, y ese titán de la comunicación que es Batet seguro que para la próxima temporada temporada la Rahola no tiene tres editoriales sino treintaitrés. 

En el e-notícies destacan al hilo de la información de Rahlola el silencio de TV3: "El Telenotícies Vespre, que presenta Toni Cruanyes, y el programa Tot es mou de TV3, que presenta Helena García Melero, no ha hecho ninguna referencia a la llamada del exdirigente de Convergencia, David Madí, a la periodista y colaboradora del programa Pilar Rahola, interceptada por la Guardia Civil en el marco de la operación Voloh".

Noticia de sociedad. Cierra el restaurante Zalacaín de Madrid, el primero de España que tuvo tres estrellas. Culpa del coronavirus.

6 de noviembre, santoral: Severo de Barcelona, Alejandro Sauli, Esteban de Apt, Ituto de Gales, Leonardo de Noblac, Melanio de Rennes, Pablo de Constantinopla, Protasio de Lausana, Teobaldo de Leorac y Winoco de Taruanense.