Menú Buscar
Primeras planas

La fusión Caixabank-Bankia sulfura a Iglesias y al independentismo

Calviño no le dijo nada a Iglesias sobre los planes bancarios. La operación anticipa más fusiones. Messi se queda. Tanto burofax para nada. Todos los líos (románticos) de Podemos

19 min

Las autoridades sanitarias reportaron ayer 184 muertos por Covid-19. La trágica cifra remite a los peores momentos de la epidemia. La confusión es la nota dominante en la comunicación sobre la situación de la enfermedad en España. Las comunidades y Sanidad, Sanidad y las comunidades especulan con los datos. Es la política.

La fusión por absorción entre CaixaBank y Bankia tapa el azote coronavírico. Llevan razón quienes decían que la nueva normalidad consistiría en convivir con el virus. En el plano bancario, la bolsa saluda con notables subidas las maniobras para crear un megalodón bancario, el décimo en Europa según La Vanguardia. En Podemos se suben por las paredes del mosqueo. La vicepresidenta económica Nadia Calviño no le dijo nada a Pablo Iglesias. Tampoco Pedro Sánchez desveló el secreto a su socio de coalición. Se conoce que el líder de Podemos tenía ambiciosos planes para Bankia, entidad que quería convertir en una caja de solidaridad bolivariana y popular, algo así como el Banco del Pueblo-Podemcaja. 

El independentismo también fuma en pipa. No tenían ni idea. Se conoce que pretendían que los señores banqueros les contaran sus planes y están muy enfadados por la unilateralidad de Fainé y Goirigolzarri. Con un par. 

En El País aventuran que la fusión no será la última y apuntan que Sabadell, Unicaja, Ibercaja, Kutxabank o Liberbank --entre otras entidades-- están en el punto de mira de peces gordos como el BBVA y el Santander, a quienes describen "acuciados por la baja rentabilidad del sector debido a los bajos tipos de interés".

La pieza en el diario de Prisa viene con la firma de Íñigo de Barrón, que escribe: "Mientras se conforma el nuevo tablero bancario, CaixaBank y Bankia aceleran las negociaciones bajo la tutela del Ministerio de Economía, que lleva meses siguiendo de cerca una operación cuestionada por Podemos, pero bendecida por los inversores. Bankia subió ayer más de un 30% en bolsa y la antigua caja catalana remontó un 12%. Los analistas consideran que la fusión generará sinergias y ahorros para la entidad resultante, que tendría un volumen de activos de 600.000 millones de euros. Las primeras previsiones pasan por un recorte de plantilla de 8.000 trabajadores y el cierre de 1.500 oficinas".

el pais caixabank

Portada de 'El País'

En El Mundo se solazan con el clamoroso fuera de juego del líder de Podemos, otro que pretende estar en misa y repicando y no entiende la desconfianza que le profesan los banqueros. La nota es de Carlos Segovia: "La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha mantenido al vicepresidente Pablo Iglesias al margen del proyecto de absorción de Bankia por parte de Caixabank, pese a que conoce la gestación y aceleración de la operación desde hace meses. (...) El número dos en la vicepresidencia de Iglesias, el secretario de Estado, Nacho Álvarez, fue el encargado ayer de hacer público el enfado. Calificó de 'preocupante' la operación en su cuenta oficial de Twitter abriendo una nueva brecha en el Gobierno de coalición. Su tono negativo contrasta con el visto bueno que ha dado Calviño para ultimar la fusión con Caixabank en este mismo mes con el argumento de que es la mejor solución para ambas entidades financieras, muy castigadas en bolsa por su alta dependencia de la economía española, la más recesiva de la Eurozona".

En El Confidencial avisan de que "Caixabank y su principal accionista, la Fundación La Caixa, tendrán que pagar una prima del 20% para cerrar un acuerdo con Bankia". La pieza es de Jorge Zuloaga, que añade: "Estos son los términos de la negociación que la entidad nacionalizada y su principal accionista, el Fondo de Reestructuración (Frob), están poniendo sobre la mesa, según diversas fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Los equipos gestores de ambas entidades todavía están negociando la ecuación de canje, pero según las mismas fuentes, el punto de acuerdo no distará mucho de la petición del Frob, autoridad dependiente del Ministerio de Economía, dirigido por la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño. La prima del 20% habría que aplicarla sobre la cotización de Bankia de hace un par de semanas, nivel que se usaría para evitar distorsiones en los valores bursátiles de ambos grupos. El presidido por José Ignacio Goirigolzarri capitalizaba entonces cerca de 3.200 millones, por lo que con la prima contaría con un valor para la negociación de 3.800 millones. Por su parte, Caixabank contaba con una capitalización de 11.400 millones".

En Crónica Global se pone el foco sobre uno de los grandes protagonistas de la fusión. Cristina Farrés traza el perfil de Goirigolzarri, que destaca que su figura "ha salido reforzada al sacar Bankia a flote. Ha pasado de ser un gestor a contar con predicamento en los foros económicos. Además, se le reconoce la capacidad de eludir controversias políticas. De trato fácil, se ha sabido mantener en una neutralidad compleja en el contexto político actual, un terreno pantanoso con extremos cada vez más definidos. También juega a su favor que no es un banquero de Madrid, una imagen que generaría tensiones especialmente en Cataluña. Se le otorga una 'humildad intelectual' que facilitaría la integración de dos entidades con 'culturas muy parecidas', una fórmula manida para indicar que tanto Caixabank como Bankia intentarán evitar a toda costa que las controversias de la fusión se hagan públicas".

Y añade Farrés: "La presencia de Goirigolzarri facilita el reparto de responsabilidades en la primera línea de mando. Los analistas destacan que su perfil se compensa con el del consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, quien tiene todos los números para seguir en el cargo en el grupo resultante. Del primer espada de Caixabank destacan su perfil de banquero centrado en la gestión y con pocas intenciones de asumir un papel más institucional".

En El Independiente, Casimiro García Abadillo subraya el papel de Fainé: "El pasado lunes el presidente de la Fundación La Caixa (propietaria de Caixabank) se dejó ver en la Casa de América donde Pedro Sánchez reunió a los líderes empresariales del Ibex para lanzar su mensaje de 'unidad' para afrontar la crisis sanitaria, económica y política generada por el Covid-19. Cuando el presidente del Gobierno concluyó su discurso, Fainé se acercó a la ministra de Economía, Nadia Calviño, que le recibió con una sonrisa oculta tras su mascarilla: '¿Qué tal el verano?'. 'Bien, bien. Aunque yo no he parado. Ya sabes, con mi apellido no puedo hacer otra cosa', contestó el banquero. 'Sí, claro, a la faena'. Pero Fainé tenía prisa: 'Tenemos que hablar. Es urgente'. 'Cuando quieras', contestó la vicepresidenta".

caixabank independiente
Portada de El Independiente

Sigue la pieza: "Así que mientras que Sánchez clamaba por la unidad, otros la ponían en práctica: estaba a punto de empezar la última fase de la fusión entre CaixaBank y Bankia para la creación del mayor banco nacional, con unos activos de 650.000 millones de euros. Calviño y Fainé no se reunieron esta semana, pero sí hablaron por teléfono. La reunión importante la mantuvieron a finales del mes de julio. En ella, el verdadero impulsor de la fusión le expuso a la ministra sus planes con cierto detalle".

Gracias a la deriva política del procés y a iniciativas como el referéndum ilegal y la proclamación de la efímera república catalana, Caixabank trasladó su sede de Barcelona a Valencia. La fuga de bancos, empresas y capitales es uno de los grandes logros de Mas, Puigdemont, Junqueras y toda la colla. Ahora, los prebostes de la Generalitat son unos personajes menores que no pintan nada ni están al corriente de nada. Aun así se empeñan en asomar la gaita y poner palos en las ruedas. De El Nacional: "El vicepresident del Govern i conseller d'Economia, Pere Aragonès, ha assegurat aquest divendres que una fusió entre Caixabank i Bankia 'podria portar problemes' perquè reduiria la competència i suposaria 'més dificultats' per accedir al finançament perquè el mercat bancari estaria concentrat 'en poques mans'. (...) A més, el vicepresident ha destacat que cal mantenir 'la vinculació amb el teixit econòmic i social del país' de Caixabank. 'En els propers dies estarem en contacte amb les entitats per parlar d'aquests aspectes que ens ocupen i ens preocupen', ha afirmat Aragonès".

Dice Sostres en el ABC que esto con Pujol no pasaba, pero con quien no pasaba en realidad era con Montilla. 

Otras noticias. El expolicía Villarejo sigue ejerciendo un notable influjo en la vida política en forma de materia fecal esparcida vía ventilador. Ahora le toca a María Dolores de Cospedal y Jorge Fernández Díaz por el expediente Bárcenas. De la nota de Teresa Gómez en Ok Diario: "El juez Manuel García-Castellón imputará a Jorge Fernández-Díaz, exministro del Interior, y a la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal en el caso Fondos Reservados por el espionaje al extesorero popular Luis Bárcenas, según ha podido saber Ok Diario de fuentes solventes. Este viernes la Fiscalía Anticorrupción solicitó al instructor citar a Fernández-Díaz y a Cospedal por la presunta comisión de delitos de prevaricación, descubrimiento y revelación de secretos y malversación de caudales públicos en la pieza separada número 7 del caso Villarejo, denominada Kitchen".

Sigue Gómez: "La imputación de la ex secretaria general del PP llevaba más de un año sobre la mesa de los fiscales y el juez. El magistrado que investiga una red a gran escala de espionaje y tráfico de información confidencial que se mantuvo operativa durante dos décadas, no descartaba en 2019 citar a declarar a Cospedal. En esa lista de posibles citaciones también se encontraba el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El ex secretario de Estado de Seguridad entre 2013 y 2016 durante el mandato de Mariano Rajoy, Francisco Martínez Vázquez, también fue imputado a principios de año".

Puigdemont ha arremetido contra La Vanguardia a pesar de las tribunas que le concede el diario barcelonés por un artículo de Joaquín Luna en el que el columnista escribía que el prófugo "ya se parece al piloto de Germanwings que obligó al pasaje a compartir delirios". Puigdemont ha proferido el siguiente tuit: "I aquesta colla volen fer un diari seriós? Això ho podeu llegir a La Vanguardia d'avui. Repugnant. Un insult a les víctimes de la tragèdia i alhora també una banalització de les malalties mentals. I una ofensa a totes les persones que voten Junts per Catalunya. Prou".

La señora Rahola ha añadido que Luna "ha traspasado todos los límites, qué asco". Buena compañera de medio y piel fina en el independentismo. Sólo ellos tienen carta blanca para deshuevarse del mundo. 

Messi se queda. Diez días ha durado el culebrón. Nadie ha querido arriesgar una fortuna por el astro rosarino. El Manchester City de Guardiola no ha asumido la operación. Es la crisis y que el año que viene se podría ir gratis. Los abogados del clan Messi han desaconsejado la vía judicial porque más vale un mal acuerdo que un buen pleito. El pelotero ha quedado como Cagancho en Almagro. Parafraseando al pueblo llano, si te vas, te vas, pero decir que te vas para nada es tontería. Las excusas son de risa. El papá de la criatura iba de farol cuando ordagueó con el burofax. Ridículo histórico se puede leer en Culemanía. 

Lectura relajada. Amplio reportaje en El Español sobre la cartografía sentimental de Podemos. Quién ha salido con quien, todos los líos y romances, historias de lucha y lecho en feliz expresión de Marta Espartero, autora del texto, del que extractamos cuatro interesantes párrafos sobre las peripecias románticas de Pablo Iglesias e Irene Montero, también conocidos por la plebe de derechas como los Ceaucescu de Galapagar: 

"Para muestra, un botón: antes de la archiconocida relación entre Pablo Iglesias e Irene Montero --un escándalo de la época, al tratarse de su subordinada y, posteriormente, la número dos del partido; ahora, una pareja asentada con tres críos--, estuvo con la política de Izquierda Unida Tania Sánchez. Fue otro gran titular, sobre el ascenso y caída de una política.

En mitad, y entre relación y relación, afloraban otros nombres de compañeras de filas, conocidos por todos que rondaran el ambiente profesional del partido. Marisa Matías (9), por ejemplo, conocida en nuestro país como la portuguesa, una compañera del Parlamento Europeo del Bloco de Esquerda cuando Iglesias comenzó su andadura política. Del mismo modo, diversas fuentes traen el nombre de Jessica Albiach (10): miembro de En Comú Podem en el Parlament de Cataluña que se hizo cargo del grupo parlamentario cuando Xavier Domènech dio un paso atrás. 

También sonaron, claro, los nombres de Dina Bousselham (11), que pasó de asistente de Pablo Iglesias en Europa a dirigir, ahora, la web La última hora!, copada por afines al partido. De igual forma lo hizo el de Lilith Verstrynge: siguió el mismo camino y cambió el Parlamento comunitario por ser asesora del Gobierno una vez Iglesias fue nombrado vicepresidente. Ambas dos, claro, con sus correspondientes cambios de sueldo. Para arriba.

El patrón se repite, una y otra vez. Irene Montero, antes de estar con Iglesias, también compartió lucha y lecho 'con Juanma del Olmo y con Rafa Mayoral', relatan las fuentes. Los tres vienen del mismo ambiente: las juventudes comunistas del PCE y el movimiento de la PAH. Eran amigos, compañeros y algo más. También pasó con Sergio Pascual (12), que mostró su interés en Montero, pero no fructificó. De hecho, el exdiputado por Sevilla y ex número tres fue despedido y fue ella la que salió a dar la cara por Iglesias, alegando que la gestión de Pascual había sido 'deficiente'".

5 de septiembre, santoral: Madre Teresa de Calcuta, Alperto de Tortona y Quinto de Capua.