Menú Buscar
Primeras planas

Bronca entre policías a un día del "homenaje"

Acusaciones cruzadas entre Mossos y Policía Nacional. Carta conjunta de los presos: insisten en la supuesta vinculación entre el CNI y el imán de Ripoll. Informe sobre los crímenes sexuales del clero

12 min

Mossos. La mejor policía del mundo. ¿O no? El nacionalismo presume del cuerpo, que es lo más parecido a una estructura de Estado que tiene la Generalitat descontando TV3. Si se cometieron fallos antes del 17-O, quedaron sepultados por la tremendas balaceras de Cambrils y Subirats. La dirección política de la policía autonómica construyó un relato muy entretenido sobra la gran capacidad de reacción de los mandos, la fluyente transparencia de Trapero contando lo que se sabía hasta cada momento, el minuto a minuto de la persecución de la que estaba brotando el eficiente Estado catalán. Y negando la célebre nota de la CIA. Imposible que los Mossos hubieran cometido ningún fallo, que hubieran relativizado el aviso, que tardaran horas en conectar la explosión de Alcanar con los ataques de las Ramblas y Cambrils, que se negaran a cooperar con otros cuerpos. Pero si hasta el teniente coronel Francisco Vázquez, jefe de la unidad antiterrorista de la Guardia Civil, se ha deshecho en elogios de los Mossos y su franca lealtad en entrevistas en la tele autonómica y en la agencia catalana.

Hay otras versiones. Por ejemplo en El Mundo abren edición con una nota en la que se afirma que los Mossos negaron información a la Policía Nacional. Escribe Marisa Recuero: "Los Mossos d'Esquadra capitalizaron la mayor parte de la información disponible de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17 de agosto de 2017, negando datos a la Policía Nacional en momentos clave de la investigación. Así lo advirtieron a este diario fuentes policiales, que denunciaron "irregularidades" en la actuación del cuerpo policial catalán, dificultando el acceso a la documentación que fue intervenida en la casa de Alcanar (Tarragona), donde los terroristas fabricaban las bombas para atentar, además de ocultar gestiones realizadas horas antes de los atentados por agentes de los Mossos".

Igual que en las películas, cuando la policía del condado se niega a colaborar con el FBI y el resto de las agencias estatales porque el caso es suyo y los otros van de chulos. Algo parecido se cuenta en El Periódico. Hubo nula colaboración por parte de los Mossos, según la información que firma Juan José Fernández: "Una escalada de desencuentros entre los Mossos d’Esquadra y las Fuerzas de Seguridad del Estado marcó los primeros días de investigación de los atentados de Barcelona y Cambrils, aseguran fuentes de la Seguridad del Estado un año después. El pulso lo libraron la Guardia Civil y la Policía Nacional intentando conseguir información sobre lo que estaba pasando y los Mossos bloqueándola para no perder el control de la investigación, considerando exclusivas sus competencias, relatan esas fuentes. Al cierre de esta edición, y tras 30 horas de espera, los Mossos d’Esquadra no han dado a El Periódico su versión sobre estos hechos. La tensión creció durante ocho días, hasta que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu puso orden. Y no se apagó después, cuando la tensión política de septiembre y octubre distanció aún más a las fuerzas policiales".

Hasta la policía francesa se quejó de las maniobras de los Mossos, que iniciaron una indagatoria en el país vecino sobre el viaje de la célula de Ripoll a París sin advertir a los gendarmes. Del diario de Zeta: "Al poco, la policía española recibe una queja de la francesa: el director del hotel, Guillaume V. y una recepcionista, S. D., han recibido una llamada de un mosso d'esquadra pidiéndoles detalles de su encuentro con los terroristas y copia de grabaciones de cámaras de vídeo que puedan tener. Se identifican como "policía español", o eso cuenta el director del hotel cuando, a su vez, llama a los gendarmes. La policía francesa se siente puenteada, pues es a ella a la que hay que pedir que practique ese interrogatorio. Y es a la Policía Nacional a la que le corresponde, por ley orgánica, tramitar la petición".

Los Jordis y los exconsejeros presos por el proceso se han sumado a los homenajes a las víctimas con una carta conjunta (La Vanguardia) en la que se apuntan a la teoría de la conspiración: "Los Mossos hicieron un gran trabajo, pero queremos denunciar la falta de colaboración del Estado y de algunos de sus organismos. No podemos cerrar los ojos ante la información que nos llega del sumario del 17 de agosto y que evidencia la estrecha relación entre el imán de Ripoll, el líder ideológico del atentado, y el CNI. El respeto a las víctimas, el respeto a la ciudadanía y a la transparencia obliga al Estado español a responder a estos interrogantes y explicar la verdad".

La Fiscalía ya ha explicado que los presos de origen musulmán son objeto de un especial seguimiento por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que ese protocolo es el que se aplicó al imán Es Satty y que por eso recibió cuatro visitas de agentes de la Guardia Civil y el CNI. Pero tal explicación no cuaja en según qué ámbitos.

El exconsejero Forn tiene un especial protagonismo estos días. En El Nacional publica un largo artículo en el que repasa los hechos de aquellos días. Puede que incurra en algún error cronológico que no distrae de su tesis, que es que el Estado les hizo pagar tanta eficacia con el procesamiento. Sostiene Forn: "L’endemà de l’atemptat se celebra a la plaça de Catalunya un acte en record de les víctimes. Hi assisteixen el govern català, l’alcaldessa de Barcelona, el govern espanyol i el cap de l’Estat. És una demostració contundent, un clam de la ciutadania en contra de la violència i a favor de la pau. Un cop finalitzat l’acte, el president Puigdemont demana de reunir-nos amb els representants del govern espanyol per poder informar-los de la investigació i de les actuacions que s’estan duent a terme. La reunió se celebra al Departament d’Interior. Hi assisteixen els presidents Puigdemont i Rajoy amb els seus consellers i ministres, l’alcaldessa Colau, representants policials, de Protecció Civil i del Servei d’Emergències Mèdiques, entre d’altres. En aquesta reunió es fa palès que la intervenció de l’Estat en la crisi és gairebé testimonial. En acabar la trobada comento amb alguns policies assistents que això no ha agradat gens al govern espanyol i que tindrà les seves conseqüències. No em vaig equivocar".

La postura "oficial" del actual Govern viene fijada en la entrevista en El Punt Avui al jefe de la comisaría central de información de los Mossos, Manel Castellví. Afirma que las relaciones con el CNI son "excelentes" y que abatir a Younes fue lo más adecuado. En portada titulan así: "La eficacia de los Mossos fue aplastante".

Cambio de tercio. El País abre edición con el informe sobre los crímenes pederastas de los curas en Estados Unidos. Escribe Joan Faus: "Las 1.356 páginas del informe de un gran jurado de Pensilvania sobre los abusos sexuales de clérigos a más 1.000 menores de edad están repletas de descripciones escalofriantes y de crudos ejemplos de impunidad. La investigación revela que durante siete décadas la cúpula eclesiástica católica encubrió y toleró muchos de los abusos perpetrados por más de 300 sacerdotes. Por ejemplo, en la diócesis de Erie un cura confesó haber cometido en los años ochenta violaciones anales y orales a al menos 15 chicos, uno de ellos de solo siete años. Cuando se reunió con el depredador sexual, el obispo de la diócesis, Donald W. Trautman, lo elogió por ser una “persona cándida y sincera” y por los “avances” logrados en controlar su “adicción”. Y cuando finalmente el cura fue expulsado, el obispo declinó explicar los motivos. “Nada más debe indicarse”, escribió.

Resuelta la última crisis del barco Aquarius, ayer fue un día normal en el Estrecho y en el mar de Alborán. Más de quinientos rescatados. Del diario de Prisa, el día a día de las pateras: "Con las primeras luces despuntando por el alba ha arrancado otra maratoniana jornada de rescate de migrantes en el Estrecho de Gibraltar. Desde que una patrullera de la Guardia Civil interceptase a las 7.43 de este miércoles la primera patera a la deriva en la zona, la actividad ha sido frenética, tanto en las costas de la provincia de Cádiz, como en las que baña el Mar de Alborán. En total, los rescatistas de Salvamento Marítimo han auxiliado 524 migrantes que viajaban a bordo de 12 pateras, según los datos aportados hasta las 18.10. De ellas, 240 personas de siete embarcaciones han sido trasladadas a Algeciras y otras 284, a bordo de otras cinco pateras, a Motril".

16 de agosto, santoral: Beatriz de Silva Meneses, Roque y Serena de Roma.