Menú Buscar
Primeras planas

'No Brexit' y el luso Torra

Anarquía en el Reino Unido. Bloqueo general del Brexit. Megaoferta de empleo público en periodo electoral. El president llama desde Lisboa a la revuelta de los pueblos íberos oprimidos

30.03.2019 09:46 h.
13 min

El Brexit es como el cuento de Monterroso. Al despertar, el speaker de Westminster, John Bercow, seguía pidiendo "¡ooordeeeeeer!". Nueva derrota parlamentaria de la primera ministra May, a la que la prensa inglesa ha rebautizado como Therexit. Máxima incertidumbre, mayúsculo desconcierto. La banda sonora es el tema God save the Queen de los Sex Pistols: "No future in england's dreaming". La gestión del mandato de abandonar la Unión de la mitad más uno de los británicos topa con una maraña de intereses políticos y conexiones económicas, de vínculos más resistentes de lo previsto.

El destrozo económico sólo es comparable al cultural y sentimental. El show de May está en todas las portadas. "Caos" es la palabra más repetida en titulares. De la crónica de Rafa de Miguel en El País: "Theresa May traía por escrito la respuesta a una derrota anunciada. “Las consecuencias de la decisión adoptada por esta Cámara son graves. Me temo que estamos llegando al límite en todo este proceso”, dijo la primera ministra cuando, por un amplio margen de 58 votos, el Parlamento volvió a rechazar su plan del Brexit. Si como han exigido los diputados y se ha comprometido May, el Reino Unido hará todo lo que esté en sus manos para no abandonar abruptamente la UE el próximo 12 de abril, la única salida a la vista será convencer a Bruselas para que conceda una prórroga más larga, de hasta un año".

Es lo que tienen los referendos, que se sabe cuándo empiezan, pero se desconoce no sólo cómo sino cuándo acaban. Eso sí, siempre gana Barrabás. En El Español responden a la pregunta del ¿y ahora qué? pero desde la perspectiva continental. Escribe Juan Sanhermelando: "Tras el voto negativo de Westminster, los escenarios posibles se han reducido básicamente a dos: o bien un Brexit a las bravas sin acuerdo el 12 de abril; o bien una prórroga larga, de entre uno y dos años, para que Reino Unido se replantee su estrategia. Una extensión que obligaría a Londres a participar en las elecciones europeas que se celebran entre el 23 y el 26 de mayo y a enviar de nuevo 73 eurodiputados a Estrasburgo tres años después de la celebración del referéndum".

Pero hete aquí que May ni cesa ni ceja. Sigue la pieza de Sanhermelando: "Fiel a su fama de resistente, Theresa May parece empecinarse en una tercera alternativa: someter a votación su acuerdo de divorcio por cuarta vez antes de la cumbre del 10 de abril. ¿Podría funcionar? Lo cierto es que muchos euroescépticos radicales como Boris Johnson o Jacob Rees-Mogg han cambiado este viernes de bando y han apoyado a la primera ministra por miedo a que no haya Brexit. El margen de la derrota se ha ido reduciendo de 230 votos en la primera votación a 149 votos en la segunda y 58 en la tercera. Pero los unionistas irlandeses de la DUP, de cuyos votos depende el Gobierno británico, se mantienen firmes en su rechazo al Acuerdo de Retirada".

En España, Pedro Sánchez sigue embalado. El consejo de Ministros es la potente plataforma desde la que se deslizan anuncios de evidente impacto electoral. Dan cuenta Daniel Viaña y César Urrutia en El Mundo: "El Gobierno de Pedro Sánchez firmó ayer un nuevo capítulo de sus viernes electorales con la convocatoria de la mayor oferta de empleo público en más de una década. De esta manera, el Ejecutivo da continuidad a las medidas «sociales» que ha aprobado casi desde el mismo momento en el que llegó al poder, un proceso que ha acelerado desde la convocatoria de las elecciones y con el que otorga beneficios a 14 millones de votos, más un tercio del censo electoral que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE)".

Sigue la nota con el detalle: "La oferta de empleo público para la Administración General del Estado (AGE) en 2019 alcanzará 33.793 plazas, y permitirá la creación de empleo neto. Superará la ya importante de 2018 y será, sin duda, uno de los principales argumentos electorales de Sánchez. La baza se completa con un incremento salarial pactado previamente que el Ejecutivo ha asumido como propio y que será de, al menos, un 2,25%. A ello se suma un variable de medio punto formado por un 0,25% ligado al crecimiento, y otro 0,25% que depende de los fondos estructurales. La primera parte, según CSIF, debe ser abonada porque el PIB creció un 2,6% en 2018 y el objetivo era un 2,5%, mientras que la segunda se está negociando, según fuentes sindicales. Si el Ejecutivo cede, la mejora salarial alcanzará el 2,75%".

Además del flanco social, el PSOE no descuida el político y retoma posiciones en materia territorial tras el episodio Iceta. Que se sepa que "Sánchez mantiene el control sobre las finanzas catalanas", titula La Vanguardia. Firman la crónica Maite Gutiérrez y Juan Carlos Merino: "La Generalitat cumple al fin el objetivo de estabilidad impuesto por el Ministerio de Hacienda, al situar el déficit de Catalunya en el 0,44% al cierre del 2018. Aunque sea gracias al redondeo, ya que el objetivo era el 0,4%. Pero eso no significa, advirtió ayer la ministra María Jesús Montero, que el Gobierno vaya a relajarse y retirar la lupa de mil aumentos que, de manera excepcional en toda España, mantiene sobre las cuentas de la Generalitat: “No hay previsión por parte del Gobierno de levantar el control reforzado”".

Sigue el texto: "Con una única justificación: “La incertidumbre política no se ha revertido en Catalunya”, argumentan en Hacienda. Es evidente, por tanto, que Sánchez --al menos en periodo electoral-- no se fía de Torra. “El control se estableció por la incertidumbre política generada por las manifestaciones que produjo, y produce, el Govern”, argumentó Montero".

El sondeo del día viene en El Diario y se suma a la tendencia general. Está descontado que hay Sánchez para cuatro años. Una moral de derrota se ha instalado en las tres derechas. En los veladores se analizan las opciones de pacto de los socialistas. La encuesta en cuestión da los siguientes datos: PSOE, 27%, 110-115; PP, 22,9%, 93-95; C's, 16,7%, 56-59; Unidas Podemos más confluencias, 12,1%, 31-33; Vox, 9,1, 18-20; ERC, 2,8%, 11-13; PNV, 1,2%, 6; JxCat, 1,7%, 5. Escribe Gonzalo Cortizo: "Los datos del sondeo revelan un estancamiento de Vox, por primera vez desde su irrupción en las elecciones andaluzas. La formación de Santiago Abascal ofrece síntomas de enfriamiento electoral y perdería medio punto porcentual de apoyo y entre dos y tres diputados, con respecto a la medición de principios de marzo. Ahora obtendría el 9,1% de los votos y entre 18 y 20 escaños en el Congreso de los Diputados".

Golpe de efecto de Quim Torra en Portugal, donde se ha reunido con diputados del bloque de izquierdas en el Gobierno y ha propuesto la creación de un Consejo Ibérico para reclamar a la pérfida Hispania el derecho de autodeterminación. Está embalado el president, que clama en castellano para la televisión lusa que la Junta Electoral y Militar quiere prohibir las palabras y los colores. Se ofrece para acaudillar una revuelta periférica contra el enemigo interior.

Del oeste de la península llegan pocas noticias y confusas. Hace un par de años se dijo que un notable porcentaje de la población lusa no era contraria a la refusión bajo la corona de Borbón. Ahora parece que la causa de los secesionistas de Cataluña pudiera tener sus partidarios. Que vaya Borrell a poner orden, aunque el Gobierno se ha dado cuenta de que la batalla de la propaganda está perdida. Impera la Leyenda Negra. Enviar embajadores a defender la versión constitucional a los actos independentistas es ocioso. 

Conversaciones republicanas. La periodista Odei A-Etxearte entrevista a Elisenda Paluzie en Vilaweb. Sin novedad en el Matrix. La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) diserta sobre la violencia y descarta la intervención del Ejército. Extracto de la entrevista:

Pregunta: "Però per dur a terme la unilateralitat institucional, no és un límit el 155?

Respuesta: Evites el 155 si, abans, ja imposes la teva autoritat. I això és la independència, imposar la teva autoritat. És evident que això no és fàcil, que necessites estar molt més fort que no ho estàvem l’octubre del 2017.

P: Davant un estat amb un exèrcit, com es pot fer pacíficament, això?

R: Un estat que té un exèrcit integrat a les estructures comunes de l’OTAN, té prohibit d’enviar-lo contra la seva població. Ho hauria d’aprovar l’estructura unitària que hi ha al comandament únic de l’OTAN. Al final l’amenaça fa efecte si te la creus.

P: No us la creieu?

R: Hi ha un nivell de violència policíaca que ja vam veure i l’estat fins i tot el pot incrementar una mica. Ho veiem a França, amb les Armilles Grogues. El nivell de violència policíaca, fins i tot, va un grau més enllà que no va tenir l’estat espanyol l’1-O. Però més enllà d’això, mentre l’estat espanyol pertanyi a estructures i organismes multilaterals com la Unió Europea o l’OTAN, ho veig complicat. Si ens ho creguéssim, hauríem de renunciar a l’objectiu de la independència, perquè no hi acordarem mai un accés negociat. Ho vam demostrar l’1-O. Si aguantem, amb resistència activa ens en podem sortir. Però s’ha d’aguantar amb molta més força darrere, amb molts més elements de poder que ens permetin d’imposar una autoritat. Legitimitat democràtica i més estructures de poder. Ara desenvolupem campanyes que treballin aquests elements de febleses per preparar-nos millor per a una via unilateral. Evidenciem la feblesa del moviment sindicalista nacional, donem suport a les eleccions de sindicats i cambres perquè ens enfortim amb aquestes estructures. Tenim la campanya de consum estratègic per tenir una economia que depengui menys dels lobbies econòmics i polítics que van fer tanta pressió la tardor del 2017".