Menú Buscar
Primeras planas

Biden al fin y protestas trumpistas a mano armada

Los diarios sin excepción recogen de apertura el triunfo de Biden, que será el presidente de los Estados Unidos a pesar de los recursos de Trump. Miquel Sàmper no sabe qué hacer con Trapero

17 min

Los medios sin excepción respiran aliviados y saludan con satisfacción la elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos. Donald Trump todavía no es historia, pero cada vez está más hundido en el contenedor de residuos tóxicos. Los analistas más ponderados atribuyen a la gestión del coronavirus el fracaso del todavía presidente, quien recurre a los tribunales acompañado por una legión de abogados que no saben cómo explicarle que la diferencia de votos descarta el pucherazo. Cierto que Trump ha conseguido más papeletas que hace cuatro años. Pero Biden será el presidente  más votado de las historia de EEUU.

Los antiamericanos echarán de menos a Trump, sus tuits de madrugada, sus salidas de tono, sus improperios televisivos y esa forma de ejercer el poder que le emparentaba con Calígula. Es difícil encontrar alguna forma de elogio en la prensa hacia el presidente saliente, pero cabe decir dos cosas: Estados Unidos no ha emprendido ninguna guerra bajo el mandato de Trump y su economía está mejor que hace cuatro años. Sin embargo, no ha sido suficiente para retener el poder.

"Biden derrota a Trump" titula por fin El País, cinco días después de celebradas las elecciones. Amanda Mars elabora un retrato del hombre que movilizó a 75 millones de votantes: "Biden, de perfil centrista y casi octogenario, es, con sus más de 75 millones, el candidato con más votos de la historia. Estas cifras colosales se deben a la respuesta masiva de los estadounidenses. El exvicepresidente parecía hace un año una apuesta contraria a los tiempos, ajena a la savia nueva del Partido Demócrata, lejana de los pujantes discursos del ala izquierda de la formación y sin el ímpetu suficiente para hacer frente a un tigre político como Trump. Su figura, sin embargo, es la que más consensos generó; su estabilidad, su moderación y sus irresistibles dosis de empatía lo convirtieron en ese nombre en torno al que cerrar filas. En unas primarias con más de 20 aspirantes, se erigió en ganador".

Portada de 'El País' del 8 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 8 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET

Sigue el texto: "Biden es descendiente de una familia irlandesa trabajadora, hijo de un vendedor de coches Chevrolet de Delaware, un pequeño Estado a una hora y media de la ciudad de Washington. Nació en 1942 en Scranton, una ciudad minera de Pensilvania, pero su padre perdió el trabajo y, cuando apenas tenía 10 años, se mudaron. En Delaware estudió Derecho y también allí comenzó una carrera política prometedora y precoz. Fue elegido senador por primera vez en 1972, a los 29 años, y lanzó su primera carrera por la Casa Blanca en 1987 con un desenlace para olvidar: se retiró de las primarias entre acusaciones de plagio. En las de 2008, frente a Barack Obama y Hillary Clinton, también se apeó pronto, pero Obama le escogió como número dos y fue su vicepresidente. Su vida está marcada tanto por la ambición como por la tragedia. Al cumplir los 30, recién elegido senador, perdió a su primera esposa y su hija de un año en un accidente de tráfico. En 2015 murió por cáncer otro de sus hijos, Beau, una estrella ascendente del Partido Demócrata que siempre le animó a seguir".

Y: "Ahora ha culminado la promesa que le hizo a Beau y el sueño que empezó a acariciar hace medio siglo. Cuando jure el cargo tendrá 78 años y será el presidente con más edad en llegar al Despacho Oval. Todo indica que cumplirá un solo mandato. Durante la campaña, para aplacar recelos sobre su edad, su entorno indicó que no se presentaría a la reelección, lo cual dirige el foco hacia su compañera electoral, la futura vicepresidenta, Kamala Harris".

La señora Harris, de 56 años,  es retratada en la prensa como la mujer de las primeras veces. Fue la primera mujer negra fiscal en San Francisco. Luego, la primera fiscal general mujer de California. Y ahora es la primera mujer en acceder a la vicepresidencia estadounidense. Durante la campaña estuvo en un segundo plano.

En cuanto al presisente saliente, "Trump se niega a aceptar su derrota y sus votantes protestan a mano armada" titula Carlos Fresneda en El Mundo. A Trump no le va a quedar más remedio que largarse de la Casa Blanca, pero el trumpismo ya ha cuajado. Escribe Fresneda: "Donald Trump ha afirmado que Joe Biden "está falsamente proclamándose vencedor" con la ayuda "de sus aliados en los medios de comunicación" y anuncia más acciones legales contra el recuento de "votos ilegales". El republicano insistió también en que ha ganado las elecciones a pesar de que los principales medios de comunicación han confirmado la victoria de su rival, el demócrata Joe Biden, y reiteró sus acusaciones sin pruebas de que hubo irregularidades. Precisamente, antes de anunciarse que Biden había ganado las elecciones, se conocía que Donald Trump estaba aparentemente frustrado con la falta de impacto de su estrategia de llevar a los tribunales el recuento de los votos por correo y habría pedido a su equipo legal que encontrata "mejores abogados", según revela la CNN, atribuyéndolo a una persona cercana al presidente. La declaración de la victoria de Biden sorprendió a Trump practicando su deporte favorito, el golf, en su club privado en Sterling (Virginia) a las afueras de la capital".

Portada de 'El Mundo' del 8 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 8 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET

La crónica se refiere al final a las protestas de los partidarios de Trump: "No todo son fiestas, celebraciones y griteríos de júbilo con la derrota de Donald Trump en las elecciones, como en Nueva York, Los Ángeles o Washington D.C. El otro EEUU, la "América profunda", ha salido a las calles con protestas masivas ante las proyecciones de los medios que dan como ganador de los comicios presidenciales al demócrata Joe Biden. Un claro ejemplo es la manifestación de más de 2.000 seguidores de Trump enfrente del Capitolio estatal de Arizona, en Phoenix. Las consignas colectivas; "es culpa de los medios de comunicación falsos", "va a ser reelegido" y "lucharemos hasta el final", hacen presagiar que la incertidumbre y la agitación civil pueden seguir a la victoria de Biden. Al ambiente crispado se suma una alta presencia de armas. Rifles, escopetas, pistolas y hasta cuchillos. Este cóctel provoca que la mayoría de corresponsales y periodistas locales lleven con ellos uno o dos guardaespaldas que les siguen a todas partes, después de varios episodios de increpación por parte de los seguidores más radicales del presidente saliente".

En España, el Gobierno asume con prudencia el cambio de inquilino en la Casa Blanca. Las relaciones con Trump no eran malas y las que vayan a tenerse con la administración Biden son una incógnita. En La Vanguardia, Enric Juliana traza un plan general bajo el título "Estados Unidos-España, una relación con tres puntos en rojo: Rota, Venezuela, China". De la nota: "El próximo año, antes de mayo, debería renovarse el convenio militar entre España y Estados Unidos, cuyas dos piezas principales son las bases de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla). En Rota fondean los cuatro destructores del escudo antimisiles en el Mediterráneo, los barcos que bombardearon Siria en abril del 2018. La Administración Trump manifestó hace unos meses el deseo de destinar un destructor más a Rota y ampliar en 600 marines la dotación de la base. También trascendió que Washington estudiaba la posibilidad de trasladar a Rota el Mando África, responsable de las operaciones de Estados Unidos en el continente africano. El Gobierno español no sería hostil a esos requerimientos y califica de “intoxicación” las informaciones que hace unos meses apuntaban a la posibilidad de que Marruecos ofreciese a Estados Unidos la base naval de Alcazarseguir, en el estrecho de Gibraltar, como posible alternativa a Rota".

Sigue Juliana: "Latinoamérica será otra de las grandes incógnitas del mandato Biden. No todo es Venezuela, aunque Venezuela seguirá siendo candente. Superada en estos momentos por Francia, España necesita recuperar peso económico en Latinoamérica, una de las zonas del mundo que más va a sufrir los estragos materiales de la epidemia. Y al final, el principio: China. Durante la pasada primavera, la simpatía por China arrolló a Estados Unidos en Italia. En España aún no ha sucedido. China es muy apreciada por la opinión pública alemana. La ruta de colisión Estados Unidos-China no se verá modificada por el ascenso de Biden. Puede cambiar el lenguaje, pero no el objetivo. Estados Unidos luchará con todas sus fuerzas para impedir que la República Popular China lidere el desarrollo de la inteligencia artificial en las economías del siglo XXI. Será el combate del siglo y ese combate va a pillar a Europa entre dos fuegos. Biden-Harris serán exigentes con Europa y pueden ser más persuasivos que Trump".

Portada de 'La Vanguardia' del 8 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Vanguardia' del 8 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET

Cataluña. El consejero de Interior, Miquel Sàmper, entrevistado por Gemma Liñán para El Nacional. Varias preguntas se refieren a Josep Lluís Trapero, cuyo futuro dista de estar claro. Según el consejero, se le restituirá en el cargo, pero no se destituirá al comisario jefe Eduard Sallent. Ahí van las referidas preguntas con las ambiguas respuestas: 

--Pregunta: Estem pendents que el major Trapero decideixi què vol fer. Expliqui com va anar tot. Què ha passat amb el major i què espera d'ell?
Jo em poso en contacte amb ell després del meu nomenament i li demano quin és el seu criteri sobre tornar o no tornar. I em diu que està pendent de la sentència. Està molt preocupat per la sentència i el que em diu literalment és "quan surti la sentència ja en parlarem". En els propers dies ens veurem perquè és un home de paraula i estic convençut que voldrà parlar amb mi. Tenia uns dies de vacances i des que ha sortit la sentència ha estat fora.

--Per què ens estem plantejant si el major Trapero vol ser cap del cos o no?
La situació del major Trapero té moltes connotacions. Les personals i les polítiques que implica. Que ningú oblidi que qui el destitueix és el 155 i això implica restitució. Jo pertanyo a un partit polític independentista i en el nostre ideari mental hi ha la restitució. Després hi ha les conseqüències que tindria aquesta restitució. M'agradaria deslligar l'element polític de deixar les coses com estaven un dia abans del 155. Declarem nul el 155 i tornem a l'escenari que hi havia aleshores. I un dia abans qui era el major? El major Trapero. Tinc l'obligació d'oferir la possibilitat que el poble de Catalunya faci borrón y cuenta nueva amb el 155 i això vol dir tornar un dia abans. Per tant, Josep Lluís Trapero té l'opció de tornar. Això és el que li vaig dir al setembre. Les conseqüències quines són? Òbviament ha de tenir un comissari en cap. Per tant, no seria un cessament del comissari en cap cas [Eduard Sallent], amb qui tinc una bona relació personal i professional. Per tant, els canvis que hi pugui haver no tenen res a veure amb la feina feta o no feta pel comissari, sinó que és un tema de declarar la nul·litat del 155.
--Vostè vol que Trapero sigui major amb tots els efectes?
He de parlar amb ell, he de veure com està a títol personal i llavors ho decidirem. Jo amb ell hi tinc relació des de fa dos mesos. No el coneixia personalment. El coneixia de veure'l per la tele. Vull respectar el que ell consideri que és el més oportú.

Coronavirus. "El Govern recomienda no hablar en el transporte público para frenar el Covid-19" titula una de sus piezas El Periódico. Y dice así: "El Govern recomienda no hablar en el transporte público para evitar el contagio del coronavirus. En esta línea, todos los trenes de Ferrocarrils de la Generalitat tendrán un vagón del silencio a partir del próximo lunes. En declaraciones a RAC-1, el 'conseller' de Territori, Damià Calvet, ha explicado que cada tren de FGC tendrá señalizado un vagón en el que los usuarios han de viajar en silencio, pero que, si es necesario, pondrán un segundo. Esta iniciativa va dirigida a crear más "medidas de seguridad" y confort en el transporte público".

Continúa el texto: "Sin embargo, Calvet ha admitido que solo es una recomendación y que no se puede obligar a que los pasajero no hablen en el transporte público. El conseller ha explicado que, en Ferrocarrils, se puede dedicar un vagón con la recomendación de estar en silencio, pero que, en los autobuses, la situación es diferente al tratarse de un espacio único, por lo que se recomendará que no se hable. En esta línea, ha dicho que el metro y los autobuses de Transports Metropolitans de Barcelona ya han estrenado avisos que recomiendan no hablar para evitar contagios de coronavirus".

8 de noviembre, santoral: Adeodato I papa, Claro de Tours, Godofredo de Amiens y beato Juan Duns Escoto.