Menú Buscar
Primeras planas

Aznar y "el negro de Vox" en tierra hostil

El expresidente regresa a Barcelona 15 años después en busca del voto perdido del PP. Los 'mossos' usan la porra para proteger un acto de Vox. Cónsules por la independencia

10 min

Las campañas nunca se ganan. Si acaso no se pierden, pero los políticos en campaña son más imprevisibles que un mandril en celo. Se trata de no fallar, pero la soberbia o la desesperación acostumbran a pesar más que el cálculo y la contención. El interés de los próximos días consiste en ver quién es el primero que se dispara en el pie más la posibilidad siempre presente en el país del excomisario Villarejo de que un escándalo o dos le den la vuelta a las encuestas. 

A todos les interesa que estos días pasen volando, que la Semana Santa sea un tiempo muerto. Los candidatos no tienen mucho más que añadir a lo ya dicho desde la moción, diez meses atrás. Pero no es por eso que el contenido de las campañas consista en ridiculizar a los contrarios. Se trata más bien del humor nacional, el Duelo a garrotazos de Goya. Así es que Pedro Sánchez apela al voto útil para ganar mientras que Pablo Casado y Albert Rivera lo hacen para liderar la oposición. La jugada del PSOE parece tener más recorrido que las campañas de PP y Cs. 

La prensa constata el tenor áspero de las primeras horas. De la crónica de Xosé Hermida en El País: "El primer día de campaña electoral se vivió en un tono bronco. El primer motivo de conflicto fue una campaña de las Nuevas Generaciones del PP que ataca a Pedro Sánchez por el uso del Falcon, el avión oficial de los presidentes del Gobierno. El PSOE denunciará a la Junta Electoral la iniciativa, que incluyó una ficticia oficina de 'Falcon Viajes' junto a Ferraz. Y los socialistas llevarán a la Fiscalía el uso de imágenes de las hijas menores de Sánchez en la playa en mensajes relacionados con la campaña, aunque no de su canal oficial".

La pieza también apunta que Ciudadanos ha rebautizado al líder del PP como Pablo Cansado, probablemente en respuesta a las bromas sobre Alberto Carlos. Escaramuzas de patio de colegio a las que la prensa trata de dar peso. "Todo el PP en campaña", titula el Abc; "La campaña electoral se embarra en su primer día", avisa en primera El País. "La triple derecha saca la munición contra Sánchez", considera El Periódico mientras que El Nacional alerta a sus lectores: "Un Aznar desencadenat i sense frens torna a Catalunya 15 anys després". 

Tres lustros. Qué tiempos aquellos. Antich sólo llevaba tres años al frente de La Vanguardia. El fenómeno huracanado del retorno de Aznar a Barcelona consistió en un acto en el hotel que se llevó a cabo sin la participación de las coblas de los CDR que de un tiempo a esta parte suelen acompañar cualquier manifestación disidente. Marina Fernàndez firma la nota en El Nacional sobre el bigotón desencadenado: "Aznar ha pronunciat un discurs llarg i abrandat, ple d'atacs constants als partits independentistes i al govern del PSOE. I ha cridat al vot útil, perquè 'per sortir-se amb la seva necessiten que desisitim', ha dit, 'la nostra divisió és la seva esperança, la nostra unitat és el seu fracàs'. El mentor de Cayetana ha advertit de la necessitat de 'recuperar la confiança d'una gran majoria'. 'Ens volen callar, però ens han de seguir sentint cada vegada més fort, més ferms, més decidits'".

Sigue la pieza: "A cada ovació, el també president de FAES es creixia una mica més. Ha anat escalant el to fins al punt d'acusar les joventuts d'ERC d'haver importat el feixisme a Catalunya. 'Cal preguntar-se qui va inventar el feixisme a Catalunya. Van ser els escamots, aquests senyors d'Estat català que anaven amb camises verdes i no negres perquè s'assemblaven massa a les de Mussolini. Eren les joventuts d’ERC'. I encara li quedaven més cartutxos. 'Això és l'Espanya democràtica, no els Balcans de la neteja ètnica'".

El agujero negro del PP es Vox. Circulan memes del logo del partido de Abascal con la o sustituida por la primera foto del gran orificio. Segundo día de campaña y segundo episodio de tensión y palos en la calle. Tras el escrache a Cayetana, la peña "antifascista" en un mitin de Vox en Badalona del candidato Ignacio Garriga, por mal nombre "el negro de Vox". El hombre tuvo que entrar en el local protegido por los mossos. Que venga un observador internacional del Diplocat y lo cuente.

"Mossos en defensa de Vox" afirma el E-notícies: "Els concentrats han increpat al personal del partit i els han cridat 'fora feixistes dels nostres barris' i 'pim pam pum, que no quedi ni un' aprofitant que no hi havia presència policial. Els Mossos d'Esquadra han aparegut minuts després i han carregat contra els manifestants que s'havien aplegat a l'entrada de l'edifici. Després de la càrrega policial, els manifestants han increpat els assistents a l'acte mentre accedien al recinte gràcies al cordó policial".

El mismo incidente, visto en El Món, lleva el siguiente titular: "Vox altera una tarda a Badalona". De la nota de Joan Antoni Guerrero: "Malgrat les intencions dels antifeixistes, finalment Vox ha aconseguit iniciar l’acte en una sala del centre cívic badaloní on s’hi han aplegat unes 250 persones. Han fet ple. 'Com a tot arreu', diu un dels responsables de l'organització. Els oradors comencen a parlar. Ho fan amb un to de predicador evangelista. Els assistents escolten atents, com si haguessin decidit conscièncientment sotmetre’s a un rentat de cervell pel qual estarien decidits a pagar. Els oradors deixen anar sobre els assistents el discurs que fa l'efecte d'un bàlsam ideològic".

Noticias del proceso. Santi Vidal no sale de un charco sin meterse en otro. El Consejo General del Poder Judicial ha abierto unas diligencias informativas, según informa María Peral en El Español, por unas declaraciones en RAC 1 contra la letrada de la Administración de Justicia Montserrat del Toro y el fallecido juez Juan Antonio Ramírez Sunyer, que fuera titular del Juzgado de Instrucción 13. Escribe Peral: "Tras su declaración ante el Tribunal Supremo, la letrada judicial recibió amenazas de muerte y su fotografía fue difundida por redes sociales ligadas al independentismo catalán. Vidal declaró el 12 de marzo a la citada emisora que la funcionaria 'no dijo toda la verdad' y 'exageró muchas cosas'. Respecto a Ramírez, principal investigador de los preparativos del referéndum ilegal del 1-O y de la creación de estructuras de estado por el Gobierno catalán de Puigdemont, el juez Vidal afirmó que 'hizo todo lo necesario, fuera legal o no, sabiendo que él no tendría que pagar ningún precio porque sabía que el pronóstico de su enfermedad era muy grave y moriría'".

En el frente diplomático, cambios de registro en el cuerpo consular acreditado en Barcelona, apunta Voz Populi. Los cónsules de Bélgica y Venezuela acaban de ingresar en el comité ejecutivo de las representaciones en la capital catalana. Alejandro Requeijo firma la pieza: "Fuentes conocedoras de estos movimientos advierten de que estas incorporaciones refuerzan la influencia del Govern que dirige Quim Torra en la esfera diplomática acreditada en Cataluña". 

Añade el texto: "Desde sus redes sociales, Ricardo Capella (cónsul de Venezuela) aprovecha para difundir mensajes de otros atacando al ministro de Exteriores, Josep Borrell, especialmente a la hora de abordar el papel del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, la oposición a Nicolás Maduro. Por su parte, el cónsul de Bélgica se llama Jan Vandeput. Las fuentes consultadas advierten de las buenas relaciones actuales entre el Gobierno belga y el expresidente huido de Cataluña, Carles Puigdemont".

Atentos pues a Capella y Vandeput.