Menú Buscar
Primeras planas

Autónomos indignados, mascarillas sin IVA y el socio Bildu

La Generalitat, contra las cuerdas por su incompetencia con los autónomos. El Gobierno rectifica y bajará el IVA de los tapabocas. El Gobierno negocia con Bildu los Presupuestos

16 min

El rumor social de fondo es áspero y abrupto. Existe un malestar espeso, un cabreo sordo con tintes de frustración y desesperanza. El maltrato a los autónomos de Cataluña ha puesto a la Generalitat contra las cuerdas. Hasta lo más acérrimos partidarios del autogobierno admiten que la administración autonómica no es ni siquiera una gestoría. El "vicepresidente en funciones de presidente" está quedando como un notorio incapaz. Los consejeros Chakir El Homrani y Jordi Puigneró están en la picota. Rivalizan en incompetencia. No llegan instrucciones de Lledoners ni de Waterloo mientras crece la desesperación de los trabajadores por cuenta propia. 

En el resto de España la situación no es mejor, pero hay un Gobierno que no está en funciones. Ayer mismo adoptó un par de decisiones: exigir pruebas PCR a los viajeros procedentes de países no seguros y anunciar la bajada del IVA de las mascarillas. En medio, la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Bildu emerge como socio de preferencia. El socialismo no sanchista se sube por las paredes. No entienden cómo el Gobierno prefiere pactar con Otegi en vez de con Arrimadas. Es el efecto Pablo Iglesias, la fuerza tractora que arrastra al Gobierno a pactos con los nacionalistas como el relativo a la ley de educación y la eliminación de la condición vehicular del idioma español.

No está exento el Ejecutivo de contradicciones. Después de decir por activa y por pasiva que Bruselas impedía la rebaja del IVA en el material sanitario, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunciaba en el Congreso la bajada del impuesto. Ella, que el día de antes abandera la teoría (mentira, según la oposición) de que la Comisión Europea no admitía rebajas fiscales en las mascarillas. Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, daba luz verde a practicar pruebas a los viajeros, petición de las comunidades autónomas, en especial Madrid, largamente orillada. 

La situación económica tampoco es para tirar cohetes. "Sánchez busca liquidez urgente y negocia un anticipo de 20.000 millones del fondo europeo" titula Vozpópuli. Firma Jorge Sáinz: "El Gobierno negocia en Bruselas un anticipo de hasta 20.000 millones de euros para 2021 de los fondos europeos de reconstrucción. La Comisión Europea y el Ejecutivo de Pedro Sánchez, al igual que el de otros países de la Unión Europea, han empezado a trabajar sobre el borrador del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que Sánchez presentó hace un mes. Las sensaciones, según fuentes del Gobierno consultadas por Vozpópuli, son "muy buenas". "Todos los países están negociando", dicen estas fuentes. "En el caso de España el feedback que nos da (la Comisión) es muy bueno. Somos de los países más avanzados"".

Sigue la nota: "Los responsables económicos del Gobierno admitieron hace unos meses que sin esa liquidez, España tendrá que recurrir a los mercados para poder financiar las reformas acordadas. Esa situación, que Sánchez trata de evitar a toda costa, engordaría aún más la abultada deuda pública del país. A España le correspondieron 140.000 millones del plan europeo de recuperación, que incluye diversos mecanismos de ayuda por el impacto del coronavirus. (...) El cálculo más optimista de La Moncloa es que el anticipo alcance como máximo unos 20.000 millones en 2021, todo en transferencias, en cuanto el Plan de Recuperación esté definitivamente aprobado en abril. La Oficina Económica de la Presidencia, que dirige Manuel de la Rocha, es la unidad que está gestionando la llegada de los fondos europeos en coordinación con otros ministerios y las comunidades autónomas".

Portada de 'El País' del jueves 12 de noviembre
Portada de 'El País' del jueves 12 de noviembre

En El País reparan en la elevada mortalidad de la segunda ola del coronavirus. "Varias comunidades superan las muertes de la primera ola" apunta el diario de Prisa en apertura. La crónica combina los datos luctuosos con las últimas novedades del Gobierno: "La dureza de la segunda ola de la pandemia ha llevado a España a superar la cifra oficial de 40.000 fallecidos por la covid. Andalucía, Murcia, Asturias, Ceuta y Melilla están notificando ya más muertes diarias en esta etapa que en su peor pico de la primera ola, mientras que Aragón ya iguala aquellas cotas. En algunas de ellas, las cifras de fallecidos acumulados desde mediados de agosto ya superan a las del periodo del primer estado de alarma, el del confinamiento domiciliario".

Continúa el texto: "El Gobierno, mientras, ha decidido ceder y adoptar dos medidas reclamadas insistentemente por la oposición y a las que se había venido resistiendo hasta ahora: España exigirá una prueba PCR negativa a los viajeros que lleguen desde países con alta incidencia del virus y Hacienda rebajará el IVA de las mascarillas del 21% al 4%. La política funciona cada vez más a golpes de efecto, y el inicio del debate presupuestario, ayer en el Congreso, no defraudó en ese aspecto. A falta de uno, hubo dos, en un reparto equitativo entre las fuerzas políticas que comparten el Gobierno. Los socialistas, por boca de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sorprendieron con el anuncio de la rebaja del 21% al 4% del IVA de las mascarillas, una medida que el Ejecutivo posponía desde hacía meses escudándose en que lo prohibía Bruselas. Eso, dentro del hemiciclo. En los pasillos, el giro de guion llegó de la mano del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que trajo un nuevo aliado para sacar adelante las cuentas: ni más ni menos que EH Bildu".

La aproximación a Bildu es pasto de más portadas, como la de El Mundo, que afirma que "Sánchez eleva a Bildu a partido de Estado sin condenar el terrorismo". Escribe Raúl Piña: "En un anuncio a contrapié para algunos sectores del PSOE --no en Unidas Podemos--, Arnaldo Otegi dio el sí quiero a la coalición. Una decisión precipitada por el malestar en la formación abertzale con los socialistas por, consideran, ocultar su reunión de la semana pasada --no pasaron las fotos hasta tres horas y media después--, y tras arrancar varias medidas en materia de derechos sociolaborales al Gobierno, para compensar el pacto incumplido que el Ejecutivo y Bildu firmaron en mayo y que recogía la derogación "íntegra" de la reforma laboral".

Prosigue Piña: "Sin olvidar los presos de ETA, cuestión que ha estado sobre la mesa en el diálogo, y a quienes el Gobierno ha seguido trasladando de manera notoria en estas fechas. Precisamente, este miércoles se supo que el Gobierno ha trasladado a otros cinco presos etarras, entre ellos a dos condenados por el asesinato en Sevilla del concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y de su esposa, Ascensión García".

Y: ""EH Bildu está en disposición de votar favorablemente los PGE si las cosas no se tuercen. Nuestra actitud va a ser proactiva. Las cosas están bien encaminadas y se están haciendo bien".

Portada de 'El Mundo' del jueves 12 de noviembre
Portada de 'El Mundo' del jueves 12 de noviembre

El anuncio de Bildu, en boca de Arnaldo Otegi, sacudió el mapa político, pues el Gobierno, según expuso Iglesias, los integra en la "dirección del Estado". En Unidas Podemos consideran que este movimiento supone un portazo para que Ciudadanos apoye las cuentas, cercena esa vía, al tiempo que debe desencadenar los apoyos de ERC y el PNV".

Mientras tanto, Sanidad prepara la operación vacuna dentro de un notable optimismo. "1.000 millones de euros y seis proyectos en danza, las claves del plan de vacunación que España espera tener en los próximos días" titula El Diario. La pieza es de Belén Remacha: "Los resultados de Pfizer son "una luz al final del túnel, pero seguimos en el túnel", avisan los científicos; mientras tanto, ya se está diseñando toda la estrategia de vacunación, que incluye planes de logística, preparación y priorización y que el Ministerio espera tener el 23 de noviembre. Las esperanzas del mundo están fijadas desde hace unas 72 horas en las sedes de la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech. Son los dos socios que están desarrollando la vacuna contra la Covid-19 más prometedora hasta ahora, porque sus estudios preliminares –todavía solo emitidos por las empresas, no en una revista científica– le dan un 90% de efectividad. La Comisión Europea ha cerrado este miércoles el acuerdo de compra con ellos y el ministro Salvador Illa asegura que en enero podrían llegar las primeras dosis, y para mayo las suficientes como para haber vacunado a 10 millones de personas. Ese porcentaje no anularía la pandemia, pero sí podría valer para vacunar a gran parte de la población de riesgo y tener un primer control. Pero antes queda por apuntalar el proceso, todo un "reto", en palabras de miembros de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, para el país, para el continente y para el planeta. Implica más proyectos aparte del de Pfizer y sus plazos están sujetos a que todo siga bien, algo que depende de varios factores y de más ensayos".

Sigue la pieza: "El Ministerio lleva desde septiembre trabajando en un documento con las comunidades autónomas y varias sociedades científicas y expertos, que Sanidad y otros conocedores del proceso esperan que pueda estar listo a lo largo de la semana que viene. El ministro Salvador Illa ha especificado que esperan estar en condiciones de concluirlo el lunes 23 de noviembre. Según han explicado a elDiario.es esas fuentes, el protocolo que salga de ahí no hablará específicamente de Pfizer ni de ningún otro ensayo, sino que tendrá en cuenta que a España en 2021 pueden llegar casi simultáneamente varios tipos de vacunas. La Comisión tiene ahora mismo cuatro contratos (con la que era la gran promesa hasta este mismo lunes, AstraZeneca –que desarrolla su vacuna junto a Oxford–, con Sanofi y con Johnson&Johnson) y está en conversaciones con Moderna, CureVac y alguna empresa más. Fernando Simón habló este martes de que se barajan hasta ocho vacunas diferentes".

En Cataluña, el sector de la hostelería atornilla al Govern para poder abrir. No están solos. "Alcaldes socialistas presionan al Govern para reabrir la restauración", asegura Crónica Global. "Núria Marín encabeza la petición de 17 primeros ediles del Baix Llobregat a Pere Aragonès para la reapertura "inmediata" de bares y restaurantes". Escribe Fernando Baquero: "17 alcaldes del Baix Llobregat y L’Hospitalet, todos ellos del PSC, han enviado una carta al vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, en la que piden la reapertura inmediata de los establecimientos de restauración y hostelería. Entre ellos se encuentra Núria Marín, alcaldesa de L’Hospitalet, cuyo ayuntamiento ha detallado que la carta se envió este lunes, que no ha obtenido respuesta, y expresaba la preocupación de los alcaldes por la “situación dramática que afrontan los trabajadores” de este sector". 

Puigdemont, por su parte, ha anunciado que renuncia a encabezar la lista de Junts per Catalunya para las próximas autonómicas. Irá en la candidatura, pero que pasa del primer puesto y de todo ese rollo de la presidencia legítima y telemática. La segunda oleada de la pandemia se está llevando por delante toda la credibilidad que le quedaba al independentismo. El retrato es el de Puigneró, el hombre que quiere conquistar el espacio y es incapaz de montar una web que no se desplome a las primeras de cambio. O el de Chakir El Homrani, nuestro hombre en las residencias de ancianos y el tipo que diseña las ayudas para los autónomos. Gente que no ha levantado una persiana en su vida, definen los autónomos. 

12 de noviembre, santoral: Agustina Pietrantoni, Cuniberto, Emiliano de la Cogolla, Hesiquio de Vienne, Josafat, Labuino de Daventer,  Macario de Maleo, Millán, Margarito Flores y Nilo de Ancira.