Menú Buscar
Primeras planas

El auténtico día de la marmota

Alertan sobre una acampada en el pirulo de Gràcia con Diagonal y de cuatro mil mossos independentistas dispuestos a todo. Los dos telediarios de Montón y el sushi de Soraya

9 min

Diada. Séptimo evento anual de masas del ciclo procesista: Catalunya, nou Estat d'Europa, ara és l'hora, a punt y tal. El único, el auténtico, el verdadero, original e inimitable día de la marmota. En ascuas a la espera del "terremoto sonoro" que comenzará a las 17:14 en Glòries y subirá por la Diagonal hasta el Palau Reial. Torra ha soltado otro discurso en línea combativa: "Tenemos que decidir si ante las injusticias, las amenazas, el miedo, la violencia, las prisiones y el exilio nos conformamos o resistimos y avanzamos". Excitante arenga que establece un delirante paralelismo entre los resistentes de 1714 y los catalanes de 2018. 

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) garantiza el éxito de la convocatoria con casi medio millón de preinscritos, cien mil en la última hora. Impresionante. Seguro que esta tarde se juntarán decenas de millones de personas para pedir la libertad de los "presos políticos" y el retorno de los "exiliados". Aún así, preclaros soberanistas como Eduard Pujol hacían un esfuerzo ayer por la tarde para reclutar a los despistados. Tremendo trino del diputado juntero: "Imagina que eres el niño pequeñito de un preso político, que añoras los abracitos de papi y sus besos y luego imagina que pudiendo ir a la mani, coges y no vas". En el consiguiente hilo le cae la del pulpo. Imagínate que te persigue un patinete por la calle Ferran, de lo más suave que le dicen.

elpais.200Es más que probable que la manifestación registre calvas notables porque la Diagonal es un trozo de avenida con cincuenta metros de ancho y diez kilómetros de largo, pero se confía en la multiplicación de los tractores y en que el Ayuntamiento eche una mano con la contabilidad. Será un día largo, muy largo. En El Confidencial alertan sobre los planes para colapsar Barcelona a partir de esta noche: "Tras la manifestación de la Diada y después de asistir al concierto organizado por Òmnium en el Arco de Triunfo, habrá una manifestación hasta el cruce de Diagonal con paseo de Gracia para instalar allí tiendas de campaña y cortar el centro de Barcelona. Pero una inusual cautela se ha adueñado de los organizadores, que temen ser ‘espiados’ por el Gobierno español y que se desbaraten sus planes. A última hora de la tarde de ayer, desvelaban algún dato más: habrá una concentración en la plaza del Born para ir a Arco de Triunfo y de ahí al lugar de acampada. “A pesar de la incertidumbre, pedimos confianza y participación. De todos depende que el Govern de la Generalitat vea que tenemos la decisión de luchar por la república. ¡Solo uniéndonos podemos lograr lo que nos proponemos, hemos de estar todas y todos!”".

Ojo con los pedigüeños, alerta el mismo diario. Las agrupaciones más pintorescas piden dinero para los presos y fugados. Es un cachondeo y hay bofetadas entre los de las huchas por ocupar los mejores sitios.

Más inquietante resulta aún lo que cuenta Albert Castillón en un artículo de opinión en El Independiente: "En la Catalunya interior muchos pueblos se están organizando para actuar estos días conjuntamente con algunos Mossos de ideología claramente independentista. De los 17.000 Mossos que hay en el cuerpo, unos 4.000 no esconden su rechazo a la Constitución y el Estatut en sus redes sociales y hasta en algunas comisarías ondean esteladas y lazos amarillos. Son estos 4.000 Mossos armados, quienes, junto a miembros destacados de los CDR, están dispuestos a dar un paso al frente y acatar las órdenes que les dicte su President, que para ellos sigue siendo Puigdemont".

¿Fuerte? Para nada en comparación con lo que asegura después el periodista televisivo: "A la vez se sospecha que a través de la frontera francesa se han introducido armas ilegales en España. Son células durmientes que se podrían estar preparando para actuar. En su hoja de ruta la escalada de violencia irá aumentando, primero con el 11 de septiembre, después con el aniversario del 1 de octubre y paralelamente con los procesos judiciales a los encarcelados y huidos".

Y más fuerte aún: "Los miembros de la inteligencia del Estado destinados a infiltrarse en estos grupos han recibido la orden de abandonar sus puestos y han sido trasladados a otros lugares, concretamente al Campo de Gibraltar. Esto se ha llevado a cabo tras la llegada del nuevo Gobierno, se desconoce si como consecuencia de un pacto político previo entre partidos o fue una decisión unilateral del nuevo ejecutivo".

Allende el Ebro, se cruzan apuesta sobre cuántos telediarios le quedan a la ministra de Sanidad, Carmen Montón por culpa del máster que ha deslizado El Diario. En la entrega de hoy se afirma que las notas de la actual ministra fueron manipuladas meses después de la conclusión del máster. Las contradicciones de Montón y las condiciones en las que habría obtenido el título podrían precipitar su dimisión. En la crónica de El País se apunta el apoyo de circunstancias de Pedro Sánchez: "La ministra de Sanidad, Carmen Montón, cuenta de momento con el respaldo de Pedro Sánchez ante la crisis desatada por la información de eldiario.es que apunta a una serie de supuestas anomalías en un máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en el curso 2010/2011. Pero el apoyo fue tímido, a la espera de novedades. Fuentes de La Moncloa calificaron de “amplias y transparentes” sus explicaciones pero ni el presidente ni ningún ministro dio un respaldo explícito. (...) El presidente, que tiene una relación cercana con la ministra —fue una de las pocas que rechazó dimitir de la Ejecutiva cuando se organizó una operación para destituirlo— ha decidido no mojarse personalmente en las redes sociales o en alguna declaración".

Soraya Sáenz de Santamaría deja la política. Nadie parece echarla de menos y menos en su partido. Tras comunicar a Pablo Casado su decisión, la mujer que tuvo más poder en la historia de España se fue a comer sushi, lo que refuerza a quienes sostienen la teoría de que ella y su camareta no son de este mundo, sino auténticos extraterrestres. 

En El Mundo cuentan la última comida política de la exvicetodo: "La ex vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría se ha despedido de su núcleo duro en su restaurante favorito de Madrid, el Sushi 99, ubicado en la calle Hermosilla y donde suele comer con su marido, el asesor jurídico de Telefónica Iván Rosa. En la comida estaban presentes el ex ministro de Educación y portavoz del Gobierno Íñigo Méndez de Vigo; la ex titular de Trabajo Fátima Báñez; el ex jefe de Gabinete de Mariano Rajoy, José Luis Ayllón, y la ex secretaria de Estado de Comunicación Carmen Martínez de Castro. Tras la comida, en la que han degustado sushi y sashimi, el grupo se ha dejado ver sonriente en plena calle".

11 de septiembre, santoral: Pafnucio de Egipto, Paciente de Lyon y beato Buenaventura de Barcelona.