Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Andalucía, los ricos catalanes y 33% de castellano

El gobierno regional andaluz suprime el impuesto de patrimonio para atraer a las fortunas de otras regiones. Feijóo propone un 33% de español en las aulas catalanas. Sube el pan, bajan los pisos

15 min

Los partidos están en modo precampaña, lo que explica el anuncio del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, de eliminar el impuesto de patrimonio. Lo dijo ayer en Madrid, en uno de esos desayunos tan habituales en la capital del Reino y cosechó el aplauso inmediato de la audiencia, compuesta por Alberto Núñez Feijóo y un nutrido grupo de empresarios.

La apuesta fiscal del PP es la baza del feijooísmo para alcanzar la Moncloa, un proyecto económico que satisface a grandes y medianos empresarios. También se habla de contención del gasto, de austeridad en la administración, una música que seduce al capital. La receta tiene de todo, estabilidad, seguridad jurídica, garantías para los inversores y un punto de cuento de la lechera porque el papel lo aguanta todo. 

Portada de 'El País' del 20 de septiembre de 2022 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 20 de septiembre de 2022 / KIOSKO.NET

Según dice El País en portada, "Las autonomías del PP calientan la batalla fiscal en el último tramo de legislatura". Para El Mundo, en cambio, se trata de una "Revolución fiscal de Moreno para atraer a 7.200 fortunas". Lo tiene todo calculado el flamante y ondulante presidente regional de Andalucía. Así lo cuenta Juanma Lamet en el diario de Unedisa: "La Junta de Andalucía suprimirá a partir de 2023 el Impuesto sobre el Patrimonio para "competir" con la Comunidad de Madrid y para intentar atraer talento. El equipo de Juanma Moreno calcula que esta medida rebajará la carga de casi 20.000 contribuyentes andaluces y evitará que 5.000 directivos o accionistas de grandes empresas se vayan de la comunidad. Y que conseguirá que los andaluces con empresas fuera de la comunidad las repatríen. Pero sobre todo, la Junta estima que gracias a la bonificación al 100% del impuesto se "instalarán" en Andalucía como mínimo 7.200 nuevos contribuyentes, según un documento interno del gobierno regional al que ha accedido este diario".

Portada de 'El Mundo' del 20 de septiembre de 2022 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 20 de septiembre de 2022 / KIOSKO.NET

Sigue el texto: "Sólo consiguiendo esos 7.200 nuevos "inversores" ya se recuperarían, vía IRPF, los 95 millones de euros que se dejarán de ingresar por el gravamen, según la Junta. Con que cada uno tributase 13.200 euros ya se conseguiría ese objetivo. Pero en el entorno de Moreno creen que atraer a los grandes patrimonios puede tener unos efectos indirectos e inducidos que fácilmente triplicarían el coste de la medida, porque consumen más y dejan un elevado retorno por IVA, impuestos especiales o turismo. No hay un cálculo estimativo de cuánto aumentará la recaudación, pero sí un ejemplo práctico: las 10 grandes fortunas que abandonaron Andalucía en 2020 pagaban 3,8 millones por el Impuesto de Patrimonio y 14,5 por el tramo autonómico del IRPF. El cuádruple. Hay que recordar que en 2018 había en Andalucía una escala autonómica de ocho tramos con un mínimo de 0,24% y un máximo de 3,03% para un patrimonio igual o superior a 10,7 millones. En 2023 se bonificará el 100% de la cuota de manera indefinida. (...) El objetivo de Moreno, por tanto, es que "Andalucía se convierta en la residencia fiscal de ciudadanos extranjeros de alto poder adquisitivo" y de aquellas fortunas que recelan de Cataluña, una de las comunidades en las que Moreno espera pescar más contribuyentes".

Ahí, en el punto de los catalanes, es donde entra La Vanguardia, que titula así en portada: "Andalucía elimina el impuesto de patrimonio para atraer a catalanes". Hay bofetadas para empadronar ricos y Andalucía entra en competencia con Madrid, a cuyo gobierno autonómico se acusa en Cataluña de dumping fiscal. 

En el decano de la prensa barcelonesa escriben sobre la eliminación del impuesto Eduardo Magallón y Carmen del Riego: "Andalucía intentará captar a contribuyentes catalanes de rentas altas con la supresión del impuesto sobre el patrimonio. La comunidad andaluza será la segunda autonomía después de Madrid en la que en la práctica no existirá ese tributo que sólo en el 2020 recaudó 546 millones de euros en Cataluña, el 45% de toda España. (...) Fuentes de la Junta de Andalucía explicaron que uno de los objetivos de la supresión del impuesto de patrimonio es atraer a contribuyentes de otras comunidades autónomas, que ya pasan varios meses en Andalucía, y más desde que se ha implantado el teletrabajo. En concreto las mismas fuentes citaron un estudio interno que afirma que hay un sector de catalanes que estarían dispuestos a trasladar su residencia fiscal a Andalucía para no pagar patrimonio y abonar menos IRPF. Son catalanes, según este estudio, que no han dado el paso de trasladar su residencia a Madrid, porque la capital les genera rechazo, pero que sí estarían dispuestos a llevarla a Andalucía, porque el Mediterráneo les une y ahora hay buenas comunicaciones. Hay estudios recientes que certifican que existe una clara movilidad dentro de España hacia comunidades con tributación baja como Madrid. Fuentes del Departament d’Economia de la Generalitat que dirige Jaume Giró no quisieron comentar el órdago lanzado por el gobierno andaluz".

Portada de 'La Vanguardia' del 20 de septiembre de 2022 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Vanguardia' del 20 de septiembre de 2022 / KIOSKO.NET

Ah, la Generalitat. ¿Estaría dispuesta la administración autonómica a atraer fortunas de otros puntos de España o prefiere que vengan ricos extranjeros? De momento, ni una cosa ni otra. La economía no es la prioridad a pesar de los esfuerzos del señor Giró por conducirse como un consejero en un ejecutivo roto por el eje y en un partido, Junts per Catalunya (JxCat) volcado en la pura instrospección.

Coletazos de la manifestación por el español como lengua vehicular en la enseñanza. En El Confidencial se sostiene que "Feijóo apuesta por un 33% de castellano en Cataluña pese a las dudas en sectores del PP". La pieza viene con la firma de Ana Belén Ramos y dice así: ""La política lingüística de Feijóo ha sido testada durante cuatro legislaturas. La de Arrimadas, no. Y la de Abascal, menos". La nueva dirección de Génova tiene claro el modelo lingüístico que implantará en Cataluña en caso de que el nuevo líder cambie el sillón de la oposición por el de la Moncloa. El trilingüismo --que combina castellano, gallego e inglés-- se abrió paso en las aulas de Galicia, y el PP lo ve extrapolable a las autonomías bilingües, incluida Cataluña, donde persiste un modelo de inmersión lingüística. "No somos ni duros ni blandos. Simplemente, somos un partido de espectro amplio", reiteran los populares, que insisten en que Feijóo "no irá a la caza del catalán" como otras fuerzas de la derecha. Su planteamiento pasa por legislar "en positivo" y promover lo que ya se ha denominado como 'catalanismo cordial'".

Este martes se cumplen cinco años de los registros en la consejería de Economía que lanzó al independentismo a la calle en una especie de asedio a los guardias civiles que practicaban el operativo judicial. Según algunos medios fue el inicio del "otoño caliente" de aquel año 17 de tan infausto recuerdo. Olvidan las bulliciosas sesiones en el Parlament de los días 6 y 7, cuando se aprobaron las leyes de la república.

Sea como fuere, a día de hoy el secesionismo no es un bloque compacto como entonces, sino una jaula de grillos cuyas evoluciones resultan a veces verdaderamente entretenidas. En Público constatan que ERC y Junts andan atascados "en la negociación para salvar el Gobierno". Del texto de Ferran Espada y Emma Pons Valls: "Empieza una intensa semana para salvar al Govern de la Generalitat, con negociaciones entre ambos socios para acercar posiciones tras la escalada de tensión en torno a la Diada por las diferencias en la estrategia independentista. El próximo martes 27 comienza el Debate de Política General, plazo inicialmente marcado por Junts para que el Govern haga un "cambio de rumbo" respecto a la mesa de diálogo, la coordinación en Madrid y la dirección estratégica del procés. Son tres puntos clave en los que el partido defiende que no se está cumpliendo el acuerdo de Gobierno firmado con ERC en mayo de 2021, y reclama a los republicanos que lo subsanen como condición para mantener la coalición. Pasado este plazo, y si las negociaciones no se desatascan, Junts podría salir del Govern". 

Qué bello gesto sería que en JxCat renunciaran a las comodidades de los cargos y sueldos públicos, al manejo de los presupuestos en favor del purismo octubrista. 

El entierro más largo de la historia se acabó ayer con una estampa que según los expertólogos de las monarquías no iba a producirse, que Juan Carlos y Felipe VI se sentarían juntos en el funeral. El matiz es que la reina Letizia hizo de parapeto. ""Todo sigue igual" entre Felipe VI y su padre: no hubo cumbre privada en Londres", apunta Vozpópuli sobre una información firmada por Jesús Ortega: "Felipe VI y Juan Carlos I solo coincidieron en la recepción de Carlos III celebrada en Buckingham el domingo y ayer en el funeral a Isabel II​​​​​​​ en la Abadía de Westminster. Nada más. Esa ceremonia sirvió para volver a fotografiar al Rey y al Emérito juntos dos años y medio después, aunque ambos mantuvieron una reunión privada en Zarzuela el pasado mes de mayo, de la que no hay imágenes. En esta ocasión, ha ocurrido al revés: hubo instantánea de los monarcas, pero no una cumbre a puerta cerrada entre ambos. Después de este encuentro, la conclusión es clara: "Todo sigue igual". Así lo confirman a Vozpópuli desde Zarzuela, donde siguen marcando distancias con la decisión de Juan Carlos I de trasladarse hasta Londres: "Recibió la invitación y decidió, de forma personal, acudir. Nada más". Las mismas fuentes señalan además que, en los actos en los que ambos monarcas han coincidido, "había que someterse a la organización" y que, por tanto, no se activó ningún tipo de agenda paralela".

Portada de 'Ara' del 20 de septiembre de 2022 / KIOSKO.NET
Portada de 'Ara' del 20 de septiembre de 2022 / KIOSKO.NET

Economía. Todo sube, dice el Ara y repara en que el pan está más caro que nunca en Europa, un 18% más que el año pasado en los países aledaños a Ucrania. Y en Francia una baguette cuesta ya más de un euro cuando el año pasado el precio era de 90 céntimos.

A diferencia del pan, el BCE sostiene que el alza de tipos provocará una caída del precio de los pisos en torno al 9% y una contracción de la inversión inmobiliaria del orden de un 15%. Lo que no está previsto que baje son los alquileres. 

20 de septiembre, santoral: Andrés Kim Taegön y compañeros mártires, Adelpreto de Arco, Clicerio obispo, Dorimedonte de Sínada, Eustaquio de Roma, Francisco de Posadas, Juan Carlos Cornay y Lorenzo Han I-hyong y compañeros.