Menú Buscar
Primeras planas

Los ancianos muertos y mascarillas para siempre

La gestión de las residencias en Madrid, nuevo frente político y judicial de la crisis sanitaria. El Gobierno prevé multas de 100 euros para quienes no lleven protector

12 min

La gestión de las residencias de ancianos está en el ojo del coronavirus. Media España se prepara para la última fase, el Gobierno regula la "nueva normalidad" (que en realidad es un concepto 'parido' por el economista estadounidense de origen egipcio Mohammed El-Erian alusivo a las condiciones económicas posteriores a la crisis de 2008), se acabó el luto oficial y la parroquia ha perdido el miedo. Perfecto, pero casi 20.000 personas mayores fallecieron en los geriátricos españoles a causa del coronavirus, 6.007 en residencias de Madrid, según el ABC.

A la manifestación del 8 de marzo (porque, al parecer, Vox no celebró su asamblea con 9.000 asistentes el día 7 en Vistalegre, ni 3.000 seguidores del Atlético de Madrid viajaron a Liberpool el 11 de marzo) se concentrse une la crisis asistencial de las residencias para la gente mayor, convertidas en auténticos morideros durante los meses del horror, como materia de sustancia judicial. La izquierda apunta a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, convertida en pieza a abatir, caza mayor. No obstante, el drama va mucho más allá, según anota Érika Montañés en el ya referido ABC: "«Hemos llorado mucho. Hemos hecho lo indecible por nuestros mayores y dependientes, pero ustedes nos han abandonado en esta dramática situación».

El grito de auxilio lo lanzó ayer en la Comisión para la Reconstrucción del Congreso ante los diputados José Manuel Ramírez, presidente del Observatorio Estatal de la Dependencia. Este responsable de servicios sociales andaluz lo dijo con acidez, pero sin distinción política: «Todos ustedes», aseveró. El presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia (FED), que agrupa a casi la mitad de las 5.400 residencias y geriátricos de toda España, Ignacio Fernández-Cid, lamentaba ayer en declaraciones a ABC que la denuncia por el infierno que han atravesado en los centros tenga que recobrar actualidad por una cruzada política en Madrid, porque, convenía con Ramírez, «nos han desamparado y dejado sin apoyos sanitarios en toda España»".

Sigue la pieza: "Las instrucciones, continúa Fernández-Cid (como publicó este diario el pasado 28 de marzo), para administrar morfina para sedar a los ancianos con síntomas compatibles con Covid-19 en las residencias y no trasladarlos a los hospitales, en un contexto de colapso absoluto de sistemas hospitalarios como el madrileño, el catalán, el castellanoleonés y el castellano-manchego, por este orden, fueron generales: «Unas comunidades nos las dieron por escrito y otras, como Castilla-La Mancha, lo hicieron de forma verbal. No les iban a poder tratar, y como todo el mundo sabe, la mayoría de residencias no están medicalizadas. Se les dejó morir y fueron partidos de todos los colores. Tristemente la situación perjudicó más en función del grado de avance de la enfermedad y lo desbordados que estaban sus hospitales», añade".

ABC
Portada del 'ABC'

Sin ir más lejos, lo que ocurrió en Cataluña, cuyos aspectos más gráficos fueron los militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desinfectando residencias a despecho de la Generalitat, la desaparición del consejero El Homrani y el traspaso de las competencias a Salud. 

Sea como fuere, la situación en Madrid es altamente combustible y hasta podría propiciar una crisis en el gobierno regional. En El Diario se ocupa del expediente Fátima Caballero: "La gestión de las residencias de mayores durante la emergencia sanitaria por el coronavirus puede suponer la ruptura definitiva del Gobierno de la Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso. La filtración de un correo electrónico enviado por el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, alertando del protocolo que impedía el traslado de los ancianos de las residencias a los hospitales evidencia cómo las relaciones entre PP y Ciudadanos han saltado por los aires en la gestión de la crisis"

Continúa el texto: "La aparición del correo también supone un sálvese quien pueda ahora que las dificultades no solo se quedan en el plano político. La orden de no trasladar a los ancianos a los hospitales puede disparar el inicio de una investigación judicial impulsada por familiares y asociaciones que piden responsabilidades penales para Ayuso por la gestión de los geriátricos y que ya está en la mesa del Tribunal Supremo".

En El Mundo aportan sobre el particular que el titular de Políticas Sociales, Alberto Reyero (Cs), se saltó 21 reuniones sobre el tema de las residencias.

"Nueva normalidad". Mascarillas obligatorias sine die. Es la apertura de la portada de El País, que firma Carlos E. Cué: "Las mascarillas han venido para quedarse. No solo son obligatorias ahora, en pleno estado de alarma, sino que seguirán siéndolo en el futuro, en la llamada nueva normalidad que empezará, previsiblemente, el 21 de junio. Y no dejarán de serlo hasta que el Gobierno dé por finalizada por completo la crisis de la covid-19. El borrador del decreto para esa nueva normalidad, que el Ejecutivo discute con las comunidades autónomas y tiene previsto aprobar el martes en Consejo de Ministros, fija esa obligatoriedad y, además, prevé multas de hasta 100 euros para el que rehúse llevarlas en lugares cerrados. El decreto abre la posibilidad de regular su uso en las zonas al aire libre, aunque por ahora no hay nada fijado. La OMS recomienda ahora su empleo generalizado".

Ahora mismo y en relación a las mascarillas hay varias posturas por parte de la ciudadanía. Están quienes no las llevan porque deben ser mejores que los demás o pagan más impuestos y se pasan la orden por el forro del arco del triunfo. Luego están los que las utilizan de tapapadadas. Después, quienes creen que sólo sirven para tapar la boca, pero no la nariz. Y por último, quienes las utilizan bien. 

Economía. Versiones contrapuestas. Según las bolsas, las predicciones del Fondo Monetario Internacional y del Banco de España eran catastrofistas. Según los mercados bursátiles, ya habría comenzado la recuperación. De la nota de María Igartua en El Confidencial: "El Ibex 35 ha firmado la mejor semana desde noviembre de 2008, un 10,9%. El cierre del viernes, disparado un 4%, puso el broche final a un rally alcista que se inició con timidez el pasado 15 de mayo y que se ha acelerado en las últimas dos semanas. Tanto es así que el selectivo ha rebotado un 16% desde abril tras firmar en marzo el peor trimestre de su historia con un desplome del 29% y parece que la recuperación del mercado coge cadencia gracias al miedo de los inversores a quedarse fuera".

elindependiente
Portada de 'El Independiente'

Luego están quienes consideran que se nos avecina una crisis sin precedentes. De la versión española de tal crisis escribe en El Independiente Casimiro García Abadillo, quien predice notorias turbulencias y agudas alteraciones en otoño: "Los datos que maneja el Banco de España elevan la caída del PIB para este año al 12% (un desplome que implica una caída de la riqueza de 130.000 millones de euros), con un déficit público en torno al 15%, similar al que acaba de estimar la AIReF esta misma semana (14%). El paro a final de año superará el 20% de la población activa. El cierre de Nissan, o el ERE de Alcoa, son la antesala de lo que puede llegar a ser, en otoño, un recorte brutal en el empleo, castigando a muchas pequeñas y algunas grandes empresas en las que los sindicatos tienen amplia implantación. Sectores enteros, intensivos en mano de obra, como el automóvil, la construcción, o el turismo sufrirán el azote de una caída del consumo que se dejará ver ya en el segundo trimestre de este año, en el que la caída del PIB puede alcanzar su pico: el 20%. (...) Es decir, que, en otoño, nos enfrentaremos a un colapso económico descomunal sin todavía el flotador europeo del Plan de Reconstrucción que podría servir, al menos, para aliviar en parte el bofetón de la Gran Recesión".

Las autoridades de la Generalitat afirman ser conscientes de la gravedad de la situación económica pero actúan como si nada hubiera cambiado. Del e-notícies: "La crisi sanitària provocada per la pandèmia de Covid-19 ha provocat un augment de les llistes d'espera als hospitals catalans que s'allargarà fins a l'any 2022 i ha obligat a cancel·lar 70.000 intervencions quirúrgiques. Salut ha reconegut que les llistes d'espera s'arrossegaran dos anys a conseqüència de l'emergència sanitària. Malgrat la situació sanitària, el Govern ha evitat aprimar l'estructura de la Generalitat i en els Pressupostos d'aquest 2020 es destinen més de 245 milions per a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals o gairebé sis milions per al Consell de l'Audiovisual de Catalunya. Altres organismes com l'Oficina Antifrau de Catalunya es beneficiarà de més de sis milions i gairebé un milió i mig d'euros anirà per a l'Institut Català Internacional per la Pau".

6 de junio, santoral: Besarión, Ceracio, Colman, Gilberto abad, Hilarión de Constantinopla, Marcelino Champagnat y Norberto de Magderburgo.