Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Alimentos por las nubes y Zelenski pide más armas

La harina sube un 40%, la leche y el pan, un 25%. Aragonès descarta declarar la independencia durante la presidencia española de la UE. Ucrania recupera territorio en una contraofensiva relámpago

19 min

Nuevo hachazo de la inflación en agosto. Sube el pan, sube la leche y suben los huevos. Todo sube y remite al supuesto aserto de María Antonieta, aquello de que si no hay pan, que se consuman pasteles. En España no hay ninguna María Antonieta, aunque la idea de la cesta de la compra con productos básicos a un euro, como en los bazares chinos, lanzada por la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se aproxima un tanto, sobre todo cuando tal cesta incluye el chocolate blanco (o sea, la manteca del cacao) y no productos frescos. La dieta mediterránea sale por un pico y es inasumible para las economías modestas, condenadas a comer alimentos procesados. Sabido es que la obesidad en los Estados Unidos es una pandemia de pobres, no de glotones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pide solidaridad a las empresas, que actualicen los salarios en relación al coste de la vida. El Ejecutivo trata de contener la inflación con medidas de choque en el mercado de la energía, impuestos a la banca y apelaciones a la responsabilidad social de los actores económicos. La respuesta de las grandes distribuidoras, sean de alimentos, de energía o de materias primas es que ya operan con márgenes ajustados. 

El dato del pasado mes ocupa un suelto de la portada de El País con el siguiente titular: "El precio de los alimentos se eleva a un ritmo récord del 13,8%". El dato conjunto es del 10,5%. Escribe José Luis Aranda: "La inflación aflojó el pasado agosto menos de lo esperado. Finalmente, el Índice de Precios al Consumo (IPC) cerró el octavo mes con una subida del 10,5%. Es una décima más de lo que el propio Instituto Nacional de Estadística (INE), que ha dado este martes el dato definitivo, avanzó dos semanas atrás. La electricidad y los alimentos, cuyo encarecimiento alcanza el nivel más elevado en casi tres décadas, tiran de los precios hacia arriba. En la inflación subyacente (la que elimina productos energéticos y alimentos frescos por considerarse demasiado volátiles) sí se cumplió con el dato adelantado, situándose en el 6,4%".

Portada de 'El País' del 14 de septiembre de 2022
Portada de 'El País' del 14 de septiembre de 2022

En materia de alimentos, la situación es algo más que compleja, según la crónica del diario de Prisa: "También llenar el carro de la compra resultó más costoso para las familias. El grupo de alimentación y bebidas no alcohólicas situó su tasa interanual de inflación en el 13,8%. El instituto estadístico destaca que es el porcentaje más elevado desde el inicio de la serie estadística en 1994. Por productos, la harina fue en agosto casi un 40% más cara que un año antes; y la mantequilla o la pasta subieron más de un 30%. Pero también la leche, las salsas o el pan se elevaron un 25%. Todos ellos, salvo las pastas, se encarecieron además en el octavo mes con respecto a julio, lo que muestra que la cesta de la compra sigue acelerando la inflación en plena controversia sobre la posibilidad de que los supermercados limiten los importes de un lote de productos básicos".

El Gobierno trata de escuchar el rumor de las calles. He ahí la ministra de Justicia, Pilar Llop, quien sostiene que cuando va en el metro o en el autobús oye conversaciones de preocupados ciudadanos consternados por el bloqueo del Poder Judicial. Es lo que cuenta Vicente Coll en El Mundo en relación al carajal en el CGPJ y el Tribunal Constitucional: "Expiró el plazo. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha agotado este martes la fecha impuesta por el Gobierno de Pedro Sánchez para nombrar a sus dos magistrados del Tribunal Constitucional (TC). No obstante, La Moncloa confía en que "en unos días" ya exista un acuerdo que permita la designación de estos dos vocales, momento al que esperará el Ejecutivo para seleccionar respectivamente a sus dos aspirantes. La reunión del CGPJ para arrancar esta negociación ha sido convocada para el próximo viernes".

Líneas después apunta Coll que "Pilar Llop, ha acusado al principal partido de la oposición de ser el único causante de este enquistamiento, al mismo tiempo que ha destacado la "altísima responsabilidad" que tienen en estos momentos los vocales del CGPJ. "Estamos en una situación de bloqueo institucional exclusivamente por culpa del PP", ha señalado Llop, que ha considerado "injusto" el hecho de "descargar toda la responsabilidad sobre los vocales del CGPJ", al mismo tiempo que ha pedido "dejarles trabajar" para que en cuestión de días se desbloquee una situación que en el Gobierno aseguran que preocupa cada vez más a la ciudadanía. Así lo ha aseverado la propia Llop, que se ha puesto como ejemplo. La ministra de Justicia ha confesado que cuando viaja "a veces" en metro o autobús escucha a la gente "hablar de este tema". Un escenario con el que pretende desmentir a aquellos que dicen que el bloqueo institucional está "fuera de la órbita del día a día de los ciudadanos" y presionar al PP para solventarlo de manera inmediata".

Portada de 'El Mundo' del 14 de septiembre de 2022
Portada de 'El Mundo' del 14 de septiembre de 2022

Y: ""Todos los ciudadanos", ha remarcado la titular de Justicia, "están muy preocupados" ante "un tema tan importante como la renovación de un órgano constitucional". "Han entendido la trascendencia de esto que nos afecta directamente", ha insistido".

En Cataluña, los gobernantes autonómicos también sondean la calle, que a sus efectos se limita a las personas que salieron de manifestación el pasado domingo. La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Dolors Feliu, acaba de lanzar una singular propuesta, tal que aprovechar la presidencia española de la Unión Europea, prevista para el segundo semestre del próximo año para proclamar la independencia. A su lado, Elisenda Paluzie, su antecesora, era una auténtica moderada, una pragmática de tomo y lomo.

El caso es que el presidente de la Generalitat no lo ve, el plan de la ANC, aunque ayer se prestó a escuchar la combativa cháchara de las entidades independentistas. El hecho de que para la ANC el "momentum" adecuado sea de aquí a un año ha venido a relajar las posiciones tras una semana, la pasada, de navajeo entre facciones. "El independentismo se da una tregua hasta después de las municipales para medir su poder real", apunta Crónica Global sobre un texto de María Jesús Cañizares que arranca así: "La (maldita) hemeroteca da fe de las continuas fechas que ha dado en los últimos años la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para culminar la independencia de Cataluña. O, lo que es lo mismo, de los repetidos aplazamientos de un objetivo improbable, entre otras cosas por el cisma abierto en el espacio independentista. De ahí que, a pesar del cruce de acusaciones y reproches entre partidos políticos y entidades sociales --ANC y Òmnium también andan a la greña--, enfríen de nuevo las expectativas, a la espera de recuperar la unidad y la movilización perdida, y hayan decidido darse una tregua hasta después de las elecciones municipales".

Sigue el texto: "Será entonces, en el ecuador del mandato de Pere Aragonès, cuando los defensores de la república catalana vuelvan a auditar los avances. ERC y Junts per Catalunya medirán su músculo electoral --y la solidez de sus acuerdos--, mientras que la ANC deberá decidir si tiene recursos y base suficiente para dar el salto a la política de forma oficial, como anunciaron el domingo. De momento, la ANC ha pasado de abroncar a los partidos independentistas por incumplir sus promesas, a posponer un año la secesión. La presidenta de la entidad, Dolors Feliu, propuso ayer a Aragonès declarar la independencia de Cataluña el segundo semestre de 2023 para aprovechar el tirón mediático que tendrá la presidencia española del Consejo de la UE".

Y es que sostiene Feliu que como el mundo entero mirará a España durante ese periodo, será más complicada la represión y más fácil apuntalar un hecho consumado como la DUI.

El consejero de Economía, Jaume Giró, no está por calendarios, sino por sacar adelante unos presupuestos expansivos, receta que plantea dudas sobre su eficacia para acometer la inflación. "La Generalitat gastará el año que viene un máximo de 33.113 millones, el 10,3% más", titula El Periódico. O sea, que el público en general se tiene que apretar el cinturón porque la leche puede llegar a costar lo que un ribera de Duero medianejo y a la administración le da para estirar brazo y manga. El texto es de Agustí Sala: "Pistoletazo de salida para los Presupuestos de la Generalitat para 2023. El conseller de Economia, Jaume Giró, ha anunciado que la Generalitat gastará el año que viene un máximo de 33.113 millones de euros, lo que supone el 10,3% más que en 2022 gracias a un mayor margen déficit y aumentos en los ingresos del sistema de financiación y la recaudación. Este límite, conocido como techo de gasto, al igual que establece el Ejecutivo central, fue para el ejercicio actual de 29.326 millones, aunque se superaron los 30.000 millones. Para 2020, este tope fue de 26.952 millones, si bien la suma aprobada para los departamentos fue finalmente de 27.513 millones. La cantidad, que se anuncia 15 días antes que el año pasado, corresponde al gasto no financiero previsto. Esta cifra para 2023 permitirá elaborar unos presupuestos "expansivos", según ha explicado Giró y que deberán ayudar a paliar los efectos de la pandemia y los efectos de la inflación".

Claro, hay que parar la inflación, mantener las embajadas, seguir con la rueda del proceso, contratar profesores para que a Gonzàlez Cambray no se le desmande el gremio, mantener el tejido de altos cargos, sostener TV3 y las productoras adosadas, etc, etc.

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol sigue ingresado. Los médicos se han dado un margen de 48 horas para valorar la evolución del paciente y determinar las posibles secuelas neurológicas que le haya podido provocar la isquemia cerebral que sufrió el martes. 

Internacional. Giro de guion en Ucrania. Las fuerzas armadas de ese país protagonizan una trepidante ofensiva que ha descolocado por completo al Kremlin. Putin empieza a ser cuestionado. El partido comunista, segundo del país, aboga por una movilización general y por llamar a las cosas por su nombre, en vez de "operación especial", guerra. Vladimir Vladimirovich amenaza con pasar por los tribunales, también "especiales" a la disidencia, ya sea pacifista o belicista. Mientras tanto, Zelenski pide armas para avanzar hacia las fronteras establecidas antes del asalto ruso al Donetsk, en 2014.

En La Vanguardia se ocupa del expediente el corresponsal en Moscú, Gonzalo Aragonès, quien escribe: "Rusia dijo ayer haber lanzado ataques “masivos” contra las líneas ucranianas en todos los frentes en respuesta a la arrolladora contraofensiva de Kyiv, con la que dice haber recuperado unos 6.000 kilómetros cuadrados. Sin embargo, el Kremlin descarta apretar el acelerador al máximo, como piden las voces más radicales del sistema de propaganda ruso, y descarta llamar a una movilización general. Mientras, los choques entre Armenia y Azerbaiyán, que ayer reanudaron su guerra por Nagorno-Karabaj, llegan en el peor momento para Rusia, aliada de ambas y obligada a mediar".

Portada de 'La Vanguardia' del 14 de septiembre de 2022
Portada de 'La Vanguardia' del 14 de septiembre de 2022

Continúa la nota líneas después: "A pesar del despliegue ruso, Kyiv sigue decidida a seguir adelante y expulsar de su territorio a las tropas rusas. Tras la contraofensiva, en decenas de poblaciones que estaban bajo control del ejército ruso desde abril o mayo vuelve a ondear la bandera ucraniana. Balaklia, Kupiansk e Izium son las ciudades más importantes, porque servían de bases logísticas a las tropas rusas. (...) Pero para que la máquina militar ucraniana funcione como en las últimas semanas necesita estar engrasada con armamento occidental. Por eso el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, volvió a hacer en su vídeo nocturno del lunes un llamamiento a sus socios occidentales a acelerar el envío de armas y “fortalecer la cooperación para derrotar el terror ruso”".

Todo lo cual conduce inexorablemente a un estancamiento del conflicto. Los analistas prorrusos ya advierten que será muy difícil negociar con un Kremlin humillado. La perspectiva de colapso energético no sólo sigue sobre la mesa sino que se agudiza. La historia remite a derrotas como la de Afganistán, que contribuyó al desmoronamiento de la URSS, o la de Vietnam, que causó fuertes convulsiones sociales en los Estados Unidos.

Los epidemiólogos advierten de que el covid no ha desaparecido y que con la llegada del otoño se puede generar una nueva ola, que según cálculos aproximados sería la octava. Entre tanto, consta que 17 millones de europeos sufren la variante persistente de la enfermedad. De la información de Marta de Andrés en La Razón: "Al menos 17 millones de personas en los 53 estados miembros de la región europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) padecieron “covid persistente en los dos primeros años de la pandemia”, según ha revelado una investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington (EE.UU.) presentada este lunes en la en la 72ª Sesión del Comité Regional de la (OMS) para Europa, en Tel Aviv. Asimismo, la organización alertó sobre que aún más millones de personas podrían sufrir esta afectación en los próximos años, por lo que los estados deben «tomarse en serio la situación posterior a la covid, invirtiendo urgentemente en investigación, recuperación y rehabilitación». De hecho, hubo un aumento del 307% en los nuevos casos de covid persistente, a causa del rápido aumento de infecciones entre 2020 y 2021. Se acepta como covid persistente (o «long» covid) una serie de síntomas (más de 30) que persisten durante cuatro a doce semanas tras la infección por coronavirus (incluso en formas leves y asintomáticas) que no se pueden explicar por un diagnóstico alternativo".

Falleció el cineasta Jean Luc Godard a los 91 años.

14 de septiembre, santoral: Exaltación de la Santa Cruz, Alberto de Castro Gualteri, Cipriano de Cartago, Gabriel Taurino Dufresse, General mártir, Materno de Colonia, Notburga de Eben, Pedro de Bellevaux y Salustia de Roma.