Menú Buscar
Primeras planas

Ajustes de cuentas en el PP y la "vendetta" de la Banca

Aznar exige la cabeza de Montoro por haber filtrado su paralela y la multa. Pedro Sánchez no desiste. Bernard y Pineda, a la trena. Podemos se adapta al liderazgo de Iglesias y baraja llamarse Puedo

Pablo Planas
7 min
ABC:Ausbanc financiaba a Manos Limpias a cambio de entrar en causas contra banqueros

El Mundo: Aznar desafía a Montoro y abre otro frente en el PP

El País: La consulta de Podemos otorga todo el poder a Pablo Iglesias

La Razón: Pánico en Ferraz al "sorpasso" de Podemos tras el fin del teatro

Ara: Catalunya ja ven un 65% més al món que a Espanya

El Periódico: El "no" al pacto con C's arrasa en Podemos

El Punt Avui: 48.000 persones, allotjades en precari

La Vanguardia: El juez envía a la cárcel al líder de Manos Limpias

"Sociedad Offshore. Ordene la Sociedad fácilmente. Ahora y Online!". Este es el texto de un "banner" que inunda la red. Los algoritmos baten las preferencias de los usuarios con las coordenadas de localización y presentan propaganda a la carta. Montar una "offshore" sigue siendo legal. ¿No?

Los capos de Ausbanc y Manos Limpias, Luis Pineda y Miguel Bernard, han sido enviados a la trena mientras Miquel Roca surge cual hábil Perry Manson que ha ganado el caso Nóos fuera y dentro de la sala. La acusación popular son unos payos que andaban pegando palos y sablazos, chantajistas, extorsionadores, según la versión policial. Demasiadas colillas en el suelo como para no oler a chamusquina todo ese rollo del altruismo judicial de Manos Limpias y Ausbanc. Como es posible escribir recto con renglones torcidos, a Pineda siempre le quedará la medalla al mérito de haberse cargado las cláusulas suelo.

La "vendetta" de las entidades financieras es fría, nada personal, negocios y matemáticas. Con la Banca hemos topado y la pasta, al dente.

En la parte política siguen los tiroteos y las venganzas entre bandas, los ajustes de cuentas internos y el espantoso espectáculo de la condición humana. Dimiten el alcalde de Granada y su concejal de Urbanismo. Dos cargos menores de Ciudadanos también, por panameños. Pablo Iglesias consigue todo el poder y el partido está en un tris de pasar de Podemos a llamarse Puedo.

En el PP, Aznar se sube por las paredes. Guerra desatada en torno a la sucesión de Rajoy. Sorayistas y aznarianos se navajean por las esquinas, según se deduce de la crónica de Marisol Hernández en El Mundo, que aborda la bronca del expresidente con Montoro: "A través de su página personal, el ex presidente del Gobierno anunció que presentará «una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por revelación de datos tributarios». Quiere que se abra una investigación sobre quién en el Ministerio de Hacienda ha podido desvelar esa información. Y no sólo eso. Sostiene que intentan desacreditarle y censura que se le haya tratado públicamente como un defraudador".

Continúa: "Aznar no pone nombres y apellidos a lo que considera un «ataque intencionado a su imagen pública», pero en los últimos días miembros del Gobierno y dirigentes del partido se han referido a la sanción que la Agencia Tributaria puso al ex presidente como un ejemplo de imparcialidad y lucha contra el fraude fiscal. El propio ministro Cristóbal Montoro aseguró sobre el asunto que «la ley tributaria es igual para todos con independencia de lo que se es, se haya sido o se aspire a ser». «Me da igual quien sea», señaló el ministro, «cumplo con mi deber», después de que Ok Diario detallara hace una semana la cuantía de la multa (70.403 euros) que Hacienda le puso en 2014 a Aznar e informara de que tuvo que hacer una declaración complementaria de 199.052 euros más".

Del PSOE se ocupa Antonio Martín Beaumont con un análisis informativo en La Razón: "«En mayo volveré como presidente del Gobierno». Con esas palabras, Pedro Sánchez persistía la semana pasada en Córdoba en su estrategia de tirarse de cabeza contra el muro. Alimentar la esperanza de un acuerdo que le lleve a La Moncloa, sin necesidad de pasar de nuevo por las urnas, va tan unido al líder socialista casi como su propia piel. Y ello pese a que son ya muchas las voces en la misma sede de Ferraz que creen llegado el momento de la reflexión y, lógicamente, de la inflexión. Pero no para Sánchez, que sigue empeñado en agarrarse al único clavo que le queda, por mucho que ardan sus manos. El secretario general del PSOE, erre que erre, continúa alimentando sus posibilidades de llegar al poder. Ignorando (o disimulando), tal como resalta algún vip socialista, que ese empecinamiento empieza a jugar en su contra... y no digamos ya en contra de su partido".

Cómo está la derecha y vaya panorama en la izquierda. Imprescindible artículo de Félix Ovejero en El País sobre las últimas tendencias progres del que extractamos un párrafo: "Porque hoy una parte de la izquierda, muy representada entre nosotros, se ha vuelto comprensiva con la sinrazón religiosa, simpatiza con quienes quieren levantar comunidades políticas sostenidas en la identidad y muestra una antipatía sin matices contra el proceso globalizador. Incluso se muestra dubitativa de la peor manera a la hora de valorar la ciencia y el progreso científico. Y eso que, precisamente porque su defensa de la ciencia había encontrado su justificación última en la racionalidad práctica, porque se había mostrado capaz de reconocer que la ciencia es tan solo una de las posibilidades de ejercer la racionalidad, el socialismo disponía del mejor guión para abordar los tiempos por venir: la ciencia, también la básica, puede ser tasada por la razón, incluso frenada en determinadas líneas de investigación potencialmente devastadoras en sus aplicaciones".

19 de abril, santoral: Expedito, León IX papa y Geroldo.