Menú Buscar
Primeras planas

Acuerdo europeo y Puigdemont masacra a Junqueras en su libro

Los 27 llegan a un acuerdo histórico sobre la creación de un fondo de reconstrucción pospandemia. Puigdemont revela que Junqueras se borró de la primera reunión del Govern de la republiqueta

18 min

Éxito europeo. Después de cuatro días de intensas y tensas reuniones, los países han alcanzado un acuerdo sobre los fondos de reconstrucción pospandemia. Frugales y gastones, grandes, medianos y pequeños han arribado a un consenso que en términos españoles se traduce en 72.000 millones en ayudas directas y 68.000 en créditos, un pastizal que apuntala los planes del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

El acuerdo en el seno de la Unión Europea es la primera noticia en toda la prensa, que se mostraba escéptica de manera generalizada. Se tacha de "histórico" el pacto, la primera buena noticia que arroja Bruselas desde el Brexit. A mayor abundamiento y a tenor de las reacciones, ni siquiera hay perdedores de la maratoniana cumbre.

Así la describe Nacho Alarcón en El Confidencial: "En una de las cumbres más largas, decisivas y complicadas de la historia reciente de la Unión Europea los líderes de los Veintisiete han dado su luz verde a una masiva emisión conjunta de deuda para la creación de un Fondo de Recuperación con el que reactivar la economía europea tras el shock generado por el coronavirus. Ha sido uno de los encuentros más difíciles que se recuerdan en Bruselas, el acuerdo no ha sido sencillo y se ha cobrado importantes víctimas, pero los jefes de Estado y de Gobierno han logrado salvar los muebles con un acuerdo que reduce mucho el nivel original de transferencias".

portada El Confidencial
portada El Confidencial

Sigue Alarcón: "Los líderes europeos han celebrado el pacto alcanzado este martes por la mañana como un acontecimiento 'histórico'. 'La magia de la Unión Europea funciona', ha asegurado Michel. 'La UE sigue teniendo la imaginación para pensar en grande', ha celebrado Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, que ha celebrado que se trata de 'un gran paso hacia delante en la recuperación'. 'Un momento histórico para Europa', ha celebrado la alemana. Uno de los principales protagonistas ha sido Michel, que comenzó la cumbre el pasado viernes por la mañana con la sensación general de que fracasaría y haría falta otro encuentro, pero que ha sido capaz de mantener a los líderes durante cuatro días y cuatro noches negociando hasta que se ha alcanzado una solución de compromiso. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado al finalizar el encuentro que 'hoy se ha escrito una de las páginas más brillantes de la Unión Europea'".

En cuanto a la discusión económica, esta es la clave que apunta la nota de El Confidencial: "A lo largo de una maratoniana jornada de domingo, con un ambiente tenso y con roces ya entre distintos líderes, un aumento del juego sucio y golpes bajos desde todas las direcciones, los frugales pusieron sobre la mesa una cifra que estaban dispuestos a aceptar: 350.000 millones de euros en transferencias y otro tanto en créditos. Emmanuel Macron, presidente francés, dijo que nada por debajo de 400.000 millones en transferencias sería válido. Y Michel olió el posible espacio para el acuerdo: entre los 375.000 millones que los frugales empezaban a aceptar y los 400.000 que mantenía Francia el belga logró colocar la cifra de 390.000 millones".

Más buenas noticias en el frente del coronavirus. "Las primeras pruebas indican que la vacuna de Oxford genera inmunidad" titula El País en el faldón de su portada. El texto es de Manuel Ansede: "Una de las vacunas experimentales contra el Covid-19 más avanzada, la desarrollada por la Universidad de Oxford, ofrece resultados esperanzadores para poder frenar la peste del nuevo coronavirus. La inyección genera una fuerte respuesta inmune sin provocar efectos adversos graves, según los datos de su primer ensayo en personas, publicados ayer en la revista médica The Lancet. En las pruebas, que comenzaron en abril, han participado más de mil voluntarios sanos en el Reino Unido. La vacuna experimental está elaborada a partir de una versión debilitada de un adenovirus del resfriado común de los chimpancés. La Universidad de Oxford y la farmacéutica británica AstraZeneca ya han comenzado una última prueba con varios miles de personas más en distintos países para certificar que la vacuna es efectivamente segura".

Portada El País
El Pais

Al hilo del control de los rebrotes en España escriben en El Diario Marta Borraz, Mónica Zas Marcos y Raúl Rejón, quienes subrayan las deficiencias de los sistemas adoptados en nuestro país: "Contar con capacidades sanitarias para romper las cadenas de transmisión del coronavirus tras el confinamiento fue una de las consignas más repetidas para iniciar la desescalada sobre seguro. Más allá de la proporción de camas de hospitalizaciones o la ratio de contagios, el músculo debía estar en la detección temprana de los sospechosos, la confirmación de los infectados mediante una PCR en, como mucho, 48 horas y la capacidad de buscar y hallar los contactos estrechos a través de rastreadores. Todo un circuito para controlar rebrotes que la 'nueva normalidad' está demostrando desigual entre comunidades. La escalada de contagios, que ha alcanzado su techo semanal en mes y medio, está poniendo en tensión un sistema que, en muchos casos, cuenta con plantillas insuficientes o está lastrado por la falta de recursos y la debilidad de la coordinación con la Atención Primaria, pieza clave en el engranaje".

Continúa el texto: "En Cataluña, la fórmula ya se ha probado inadecuada. Tan inadecuada que la propia Generalitat ha decidido cambiarla tras comprobar in situ que había errado en el control de la pandemia en Lleida y el avance del COvid-19  en el área metropolitana de Barcelona. El plan comenzó ya tocado al decidir el Gobierno autonómico que privatizaría parte de las labores de rastreo mediante un contratista, en este caso, Ferrovial: unos 120 teleoperadores se unían a unos 180 sanitarios. La noticia de la externalización hizo que los responsables políticos dijeran que se revertiría la situación, pero el contrato no se ha extinguido. Ahora, la Generalitat ha asegurado que incorporará de golpe 500 sanitarios a los centros de atención primaria como pidieron desde un principio los profesionales del servicio para poder controlar la evolución de la enfermedad. Sin embargo, las organizaciones de sanitarios consideran ya que, llegados a este punto, la cifra puede quedarse también corta".

Política. La visita de los Reyes al Monasterio de Poblet ha propiciado el enésimo cisma en el Govern, una bronca de campeonato por la actuación de los Mossos. Torra exige explicaciones al jefe de los Mossos. El president pretendía que los manifestantes llegaran con sus banderas y ganas de bronca a un palmo de los monarcas. Es la encarnación de la irresponsabilidad más absoluta.

En La Razón se encarga del expediente Javier Gallego: "El desembarco de los Reyes en Cataluña ha despertado de nuevo al independentismo más radical, aletargado durante los últimos meses a causa de la crisis del coronavirus. El Rey Felipe VI y la Reina Letizia visitaron el Monasterio de Santa Maria de Poblet (Tarragona) y, como se ha hecho habitual en los últimos años cada vez que pisan territorio catalán, el separatismo preparó protestas que derivaron en enfrentamientos con la policía. En esta ocasión, se saldaron con un detenido y una nueva bronca política: el presidente de la Generalitat, Quim Torra, presionado por las críticas de Esquerra, la CUP y dirigentes independentistas (Clara Ponsatí), ha pedido explicaciones por la intervención de los Mossos d’Esquadra al jefe policial, Eduard Sallent, una iniciativa que desató, otra vez, el cabreo dentro del propio cuerpo".

Sigue Gallego: "La visita y los incidentes han tenido lugar a lo largo de la mañana y, a media tarde, Torra ha reclamado un 'informe detallado' de la intervención para 'conocer de primera mano' qué ha sucedido, según han confirmado desde la presidencia de la Generalitat. Agentes de los Mossos d’Esquadra que han estado allí –consultados por este diario– han evitado dar explicaciones sobre su actuación por temor a las consecuencias y a quedar señalados –porque, además, viven en Tarragona–. El objetivo y la estrategia de Torra, según creen los policías, es continuar estrechando el cerco sobre ellos e intimidarlos. 'Quieren que tengamos miedo a hacer nuestro trabajo', explica uno de los agentes".

Decía el domingo en TV3 Oriol Junqueras que se lleva de lujo con Puigdemont y hablan dos o tres veces a la semana. Puigdemont admite que ahora ya se hablan, pero de las memorias que presentó ayer se desprende que la nefasta relación entre ambos fue una de las muchas causas que hizo colapsar el proceso separatista. 

Como prueba de lo bien que se llevan, el último episodio en el seno de la Corporació de Mitjans Audiovisuals. Núria Llorach, vicepresidenta y militante de Junts per Puigdemont, ha tratado de cargarse a Saül Gordillo, jefe de Catalunya Ràdio y hombre próximo a ERC, operación que ha salido por la culata. La causa, el adiós de Terribas.

Más sobre el buen rollo entre los líderes del proceso. Puigdemont no se fiaba de Junqueras, cuyo comportamiento era del todo incomprensible, como cuando se borró de la última reunión del Govern en Palau tras haber proclamado la república en el Parlament. La nota de El Nacional sobre las memorias es de Marc González: "Después de la declaración de Puigdemont y el vicepresident Oriol Junqueras en la escalera del Parlament, el president convocó al Govern y todo el estado mayor: 'A las seis de la tarde en Palau', dijo en persona o a través de un mensaje en el móvil a todos los convocados. Llegada la hora, Puigdemont empezó su intervención y se dio cuenta de que no estaban ni Marta Rovira ni Oriol Junqueras. '¿Los habéis visto?', preguntó. Justo en este momento entró por la puerta la secretaria general de ERC. "¿Y el vicepresident?", preguntó Puigdemont. 'El vicepresidente no vendrá. No se encontraba muy bien' respondió Rovira. '¿No se encontraba bien? Caray. Si hace poco rato estábamos en el Parlament y no ha dicho nada. ¿La reunión más importante que tenemos que tener, la primera reunión de la República que pedían todo el rato, y el vicepresidente no viene? ¿Y ni siquiera me lo dice? Se ha marchado sin decirme nada', pensó. 'Este se ha asustado', le dijo Jordi Turull al oído".

Sigue el texto: "El único que no se extrañó de la ausencia de Junqueras fue el conseller de Salut, Toni Comín. 'No os dejéis atrapar', le había respondido Junqueras a la pregunta de Comín sobre qué haría. '¿Qué me estás diciendo? ¿Tú te quedas? ¿Qué harás?', le preguntó con insistencia, sin obtener ninguna respuesta más que un gesto de cordialidad. Forcadell intervino para decir que no dormiría en su casa por recomendación de su abogado. Ponsatí anunció que se marchaba a París.'El vicepresident no está; Forcadell dice que no dormirá en casa... ¡Qué panorama!', reflexionó el presidente. Pronto, la opción de marcharse tomó fuerza. ¿No lo veis, que no tenemos nada preparado, si nos quedamos aquí? ¡Es una vergüenza, haber llegado hasta aquí y que no tuvierais nada preparado! Me voy a París", reprochó Clara Ponsatí. 'Nos tenemos que marchar', dijo también Turull. 'Se nos han apoderado los nervios. Todo el mundo dice: 'vayámonos, vayámonos antes de que venga la policía", pensó Puigdemont'.

En el marco de la presentación de su libro, el prófugo concede una entrevista a Vilaweb que firma Andreu Barnils en la que insiste en lo del control del territorio, asunto que se despacha en las dos últimas preguntas y respuestas: 

—Voleu afegir res?

—Demano que el llibre sigui llegit de manera pausada. I al final de tot això, que la gent arribi a la seva pròpia conclusió com a persones adultes i madures a qui no hem d’escatimar informació, i que no hem de pensar que si apareixem més macos pensaran que som molt bons. No. Els hem de donar els elements perquè en treguin les seves conclusions per poder tornar-hi. De fet, hi anem tornant. I és imprescindible que expliquem les fortaleses i les febleses. Que fem un document DAFO (Debilitats, Amenaces, Fortaleses, Oportunitats) adequat per a guanyar en el moment que siguem una altra vegada davant aquella paret que Espanya té preparada per a Catalunya.
—Impressiona el DAFO que publiqueu al llibre. Teníem la gent i prou, aquell octubre. No els teníem, els Mossos. Dit per vosaltres mateixos.
—I no els tindrem. És una de les coses que explico al llibre: els Mossos no els vaig demanar mai. És una de les coses que m’ha revoltat, l’intent d’incriminar el cos per prendre’ls les competències. No hi ha cap base per a pensar que jugaven a la contra de l’estat. I em sembla injust. Però és que en el món del segle XXI, on tenim una eina més poderosa, segurament, que un cos policial [mostra el mòbil], hem d’estar pendents de posar en tensió un cos policial per a tenir el control de territori? Que al final és control de persones. No tan sols control físic sinó de persones. Hem de ser capaços de preparar el control del territori, i tenir-lo a punt quan tornem a trobar aquella paret que Espanya sempre té preparada.

21 de julio, santoral: Arbogasto de Estrasburgo, Daniel Profeta, Lorenzo de Brindisi y Práxedes de Roma