Menú Buscar
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la manifestación de bomberos de Barcelona con banderas independentistas / FOTOMONTAJE DE CG

¿'Se tragará' también Zoido el decreto soberanista de la Generalitat?

Las oposiciones de Emergencias que elevan el nivel de catalán están pendientes de la firma del ministro del Interior

3 min

¿Se tragará también Juan Ignacio Zoido el decreto soberanista de la Generalitat? Las bases de las oposiciones de Emergencias de Cataluña que elevan el nivel de catalán están depositadas en la Dirección General de Función Pública, pendientes sólo de la firma del ministro del Interior.

Según ha podido saber Crónica Global, la convocatoria de 150 plazas para la escala básica --efectivos rasos-- de Bomberos de la Generalitat espera sólo el visto bueno de este departamento y la firma de Zoido. Si le da salida, el titular de Interior avalará las primeras oposiciones de la historia del cuerpo en las que el nivel nativo de catalán (C2) cuenta como mérito a los aspirantes. Ello dificultaría la ya mínima movilidad de profesionales entre comunidades autónomas en un momento de debate social sobre lenguas cooficiales y acceso a los empleos públicos.

Válidas hoy

Fuentes cercanas al cuerpo han subrayado que la convocatoria de plazas a los bomberos catalanes "está ya para salir en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC)". Quedan sólo dos filtros: la luz verde de Función Pública, que ya habría estudiado el documento, y la firma de un alto cargo del Ministerio del Interior, que tutela la consejería catalana del ramo en virtud del artículo 155 de la Constitución.

De hecho, según las voces consultadas la versión definitiva de las bases llevaría ya la firma de Juan Antonio Puigserver, secretario general técnico del ministerio. Al alto cargo se le habría pasado por alto el nuevo obstáculo lingüístico en las oposiciones en su labor de control técnico de una consejería clave en la estructura autonómica.

"Sin filtros durante 30 años"

Preguntada ayer por la cuestión, la portavocía del departamento de Zoido no contestó a los requerimientos informativos de este medio. De todos modos, la cuestión recala en la cartera de casos en corte lingüístico que el Gobierno debe resolver. El más apremiante es el decreto autonómico que establece el catalán como requisito para médicos y enfermeros (B1) y auxiliares de enfermería (A2). La otra es garantizar la enseñanza en castellano en las escuelas de Cataluña, algo que prometió el Ejecutivo en rueda de prensa el pasado viernes.

Voces próximas a los funcionarios sí han hablado y han recordado que el catalán nativo como mérito "se venía exigiendo en promociones internas y ahora se incorpora a la oposición externa", han remachado.

Destacadas en Política