Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El empresario independentista Xavier Vendrell, en el programa 'FAQs' de TV3

La Fundación El Brot plantea relevar a Xavier Vendrell

La entidad ve a su presidente como un "activo tóxico" y teme por la reputación de sus colegios para niños con dificultades en Barcelona y Madrid

7 min

Crisis interna en la Fundación El Brot, entidad decana en la integración educativa de los niños con dificultades de aprendizaje (DEA) en España. La asociación sopesa la destitución del empresario Xavier Vendrell tras la detención de éste por presunta corrupción en el marco de la Operación Voloh. Teme por la reputación de sus colegios en Barcelona y, sobre todo, en Madrid, donde la reverberación del arresto del presidente de la fundación catalana puede causar un daño gravoso.

Así lo han indicado fuentes conocedoras de la situación interna de la entidad. Alertan del extremo malestar que hay con el político republicano. No tanto por su arresto por presunta corrupción, sino por un dudoso balance de gestión coronado por una detención que les deja al albur de las críticas. Y es que más allá de las posiciones políticas de su presidente, está imputado por supuestos ilícitos penales en el desempeño de sus negocios.  

"No tenía ni despacho"

El Brot es un proyecto que todo el mundo loa. Nació en 1991 en Cataluña como iniciativa pionera para educar al alumnado con Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA). Lo impulsó Maria Pàrraga, profesora y pedagoga con dilatadísima trayectoria en el sector educativo catalán. Recibió la Creu de Sant Jordi, máxima distinción autonómica, en 2010. Pàrraga pilotó un proyecto pionero a la par que exitoso.

El colegio, situado en Sant Joan Despí, junto a Barcelona, tiene también sus sombras. Más atribuibles a la fundación que lo sustenta que a la encomiable labor de los educadores. El patronato que la rige está politizado por miembros afines a ERC, tal y como señalan los mismos interlocutores internos. Fueron estas personas las que propusieron a Xavier Vendrell de presidente con el fin, dicen, de aprovechar su red de contactos. Pero el exconsejero de Gobernación con el tripartito tiene su estilo: jamás pisaba la escuela. "No tiene ni despacho aquí, lo dirigía todo desde Villa Bugatti", insisten.

Vendrell orilla a la fundadora

Hay más errores. El colegio, institución de reeducación al principio, se tornó exclusivo, "un punto elitista", afirman los críticos. Para familias con dinero. Pàrraga, incansable luchadora, lo dirigía con tino, pero también con un ojo en los números. Y pasó lo inevitable: chocó con Vendrell. "Maria tiene 76 años. No le puedes explicar según qué cosas, y menos la manera de hacer negocios de Xavier", remarcan desde el colegio.

El político ya se enfrentó con Josep Alejos, uno de los cargos de la escuela, ya retirado. Tras ello, orilló a la fundadora con el proyecto de construir una nueva escuela en Villa Bugatti. Fundació El Brot contrató a una profesora con acuerdo de obra y servicio para esta intervención, que se planteaba como un pelotazo urbanístico con el hotel y la residencia de estudiantes planeada en los mismos terrenos. El independentista se adueñó del proyecto y desplazó a la pedagoga, que ya no está ni en la institución educativa.

"Temen por lo de Madrid"

Llegó la operación Voloh. El juez Joaquín Aguirre, titular de la Sala de Instrucción número 1 de Barcelona, sospechó que la operación de Villa Bugatti, en la que El Brot tenía que elevar un colegio con línea de Primaria y Formación Profesional (FP), no se ajustaba a derecho. Detectó presunto tráfico de influencias que Vendrell niega. Y tuteló la operación de la Guardia Civil, que acabó con el arresto del político y de David Madí, entre otros directivos-activistas.

Ahora, la Fundación "teme por lo de Madrid". Lo de la capital es Fundación Aprender, con, también, un colegio: BrotMadrid. Es una estructura creada a imagen y semejanza de la de Barcelona. La diferencia estriba en que su presidente no está investigado por corrupción ni es un activista político. Se llama Irene Ranz y es una extécnica del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Vendrell, ahora, molesta. Y hay voces que le quieren fuera. Lina, una histórica pedagoga afín al exconseller, es de las que más decepcionadas está, por ejemplo. 

Su continuidad en la institución dependerá en gran medida de los números internos, añaden desde la fundación educativa. No en vano, BrotMadrid recibe dinero de la Comunidad, y El Brot, de la Generalitat (709.000 euros en 2018). Si peligra ese sustento, el presidente de la entidad en Cataluña irá fuera.

Este artículo se ha elaborado sin la versión oficial de la Fundación El Brot, que no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio. La asociación sí publicó una nota oficial tras el arresto de su presidente, comunicado que se puede leer en este enlace.

Destacadas en Crónica Política

Destacadas en Política