Menú Buscar
Xavier Trias (Grup Demòcrata), exalcalde de Barcelona, en los desayunos de 'Crónica Global' / CG

Xavier Trias: “La inhabilitación sería la forma más bonita de acabar mi carrera”

El exalcalde de Barcelona considera que Ada Colau gobierna como una nueva casta y apuesta por un pacto de su grupo con PSC o ERC

6 min

Dice que no es independentista, sino nacionalista y sostiene que “Cataluña es una nación dentro del Reino de España”. El exalcalde de Barcelona Xavier Trias (1946) tiene asumido que se acabó el ocupar las primeras filas de su partido, el Grupo Demócrata --antigua CiU--, y desvela cuál sería su punto y final idílico en el servicio público: “La inhabilitación sería la forma más bonita de acabar mi carrera política”.

Su postura no es la de alguien que un buen día vio la luz, sino la de un dirigente que en algún momento entendió las nuevas reglas del juego. “El ayuntamiento de la capital de Cataluña no puede mirar hacia otro lado en el momento histórico en el que vivimos. Es una falacia. Nuestra obligación es posicionarnos”, ha dicho este jueves en los desayunos de Crónica Global.

Y su posición es clara. “Nadie puede decir que Xavier Trias le ha engañado”, señala. No como la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, que desde su punto de vista no se atreve a decir que está a favor de un referéndum para que salga que la mayoría de los catalanes no quiere la independencia.

Apuesta por Forn

Confía plenamente en Joaquim Forn como candidato a alcaldable para las próximas elecciones municipales de 2019 y la opción de Santi Vila no encaja en sus esquemas porque “los partidos no funcionan porque alguien diga ‘Quiero ser alcalde”. Hay que hacer equipos y trabajar en el medio y largo plazo. Como buen veterano, llama a la paciencia y dirige el punto de mira hacia donde apuntan todos los focos: la Generalitat de Cataluña.

Niega ser un tapón para su grupo. “Lo sería si quisiera ser alcalde y no es así”, argumenta. Lo que sí quiere aconsejar a quien le preceda en el Grupo Demócrata es que, quien quiera presentarse a la carrera por la alcaldía, no fije su horizonte en las elecciones. “Yo pedí un apoyo de, como mínimo, tres mandatos”.

El exalcalde de Barcelona Xavier Trias durante la entrevista con 'Crónica Global' / CG

El exalcalde de Barcelona Xavier Trias durante la entrevista con 'Crónica Global' / CG

Pacto ERC o PSC

Sea quien sea el próximo líder convergente en Barcelona, el objetivo es formar un gobierno alternativo al de Ada Colau. Y esa fórmula, a día de hoy, solo puede conseguirse con los socialistas de Jaume Collboni o los republicanos de Alfred Bosch. “Con Ciudadanos es complicado porque dijeron que nunca harían a un acalde independentista. Con el PP he hecho pactos, pero actualmente sería muy difícil, después de hacer lo que han hecho para echarme”.

Interpreta en clave personal el haber sido salpicado por la operación Cataluña y reitera que no tiene una cuenta con dinero en Andorra: “Yo soy un hombre pactista. ¿Crees que alguien así se ha quedado 13 millones de euros? Quien los encuentre, le regalo 12”.

No a la remunicipalización

Se manifiesta “absolutamente en desacuerdo” con la remunicipalización y califica de escándalo las intenciones del Ayuntamiento de Barcelona con el servicio funerario. “Si lo llegamos a hacer nosotros, estaría actuando el señor Linares”, exdirector del Palau de la Música que ayudó a destapar el caso Millet y actual responsable de los servicios jurídicos y transparencia del consistorio. “Se dedican a revisar lo que ha hecho el equipo de gobierno anterior; son revanchistas”, apostilla.

Trias critica la gran ausencia de los comunes en eventos a su entender inexcusables, como la celebración del 150 aniversario de Agbar, empresa que gestiona el servicio del agua en la Ciudad Condal. “Es alucinante que el único representante del Ayuntamiento de Barcelona allí fuera Xavier Trias”.

Nueva casta

Considera que la vivienda es otro de los asuntos pendientes del equipo de gobierno de Colau y se lleva las manos a la cabeza con la gestión actual. “El ayuntamiento ha de tener un parque de viviendas” y entender que no se trata de un tema de cuatro años, sino de 20, 30 o incluso 40. Aplaude el Plan de Vivienda de los comunes pero considera que necesitan un empujón, puesto que “son de una lentitud exasperante” y el problema no es redactarlo, sino hacerlo.

Sobre el nepotismo que se respira en los pasillos del consistorio barcelonés, en el que hay actualmente cinco parejas sentimentales gobernando, opina que la alcaldesa “manda como una nueva casta y favorece con contratación a quien ella considera que son los buenos”.

Por eso, el exalcalde les envía un mensaje claro: “Sed de izquierdas de verdad”. A ver si van a ser los convergentes quienes tengan que enseñarles.

Destacadas en Política