Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y su concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, presidenta de TMB / CG

El 'caso Domènech' amenaza a concejales de Colau

Disidentes de la alcaldesa de Barcelona y su marido, Adrià Alemany, temen una purga en BComú tras la dimisión del coordinador general de los comunes

06.09.2018 00:00 h.
5 min

El caso Domènech amenaza a concejales de Ada Colau. Disidentes de la alcaldesa de Barcelona y su marido, Adrià Alemany, temen una purga de la pareja que accionó la palanca de dimisión del ya ex coordinador general de los comunes en Cataluña.

"Sí, probablemente caerán unos cuantos más. Todo llegará", avisan fuentes cercanas a la confluencia de izquierdas. Si caen altos cargos de Catalunya en Comú o de Barcelona en Comú (BComú), la marca municipal en la Ciudad Condal, se decidirá en buena parte de dos maneras. Por un lado, este domingo, cuando Pablo Echenique acuda a la capital catalana y trate de poner orden en el partido morado junto a CatComú en la comunidad. A medio plazo, dependerá de hasta qué punto quieran Colau y Alemany, con el apoyo de David Cid, coordinador nacional de ICV, hacer limpieza en los comunes.

EUiA, en el punto de mira

El paso siguiente natural a la dimisión forzada de Xavier Domènech es podar al grupo fiel que intentó formar el hombre de Pablo Iglesias en Cataluña para las elecciones internas en Catalunya en Comú. "Domènech vino con cierto adanismo a bregar con Colau e ICV y éstos se lo han quitado de en medio", indican otras fuentes consultadas. Tras él, el paso natural es "pasar cuentas" con EUiA, con quien el ya ex coordinador general trató de firmar un pacto en el proceso de elección que se celebró el pasado junio.

"Tradicionalmente, ICV copaba el 75% de la dirección y EUiA, el 25%. Ello podría cambiar ahora que se ha visto la fuerza que tienen ICV y BComú y la poca que tiene Podemos en Cataluña. La formación morada llegó a tener 100 círculos, pero se ha disuelto como un azucarillo. Lo próximo es ajustar cuentas con quien pactó con ellos: EUiA", explican las mismas voces. Ello atañe a, al menos, dos concejales del equipo de Colau y ediles que han tenido un mandato complicado: Mercedes Vidal, concejal de Movilidad en Barcelona, militante del partido de izquierdas desde 2004, y Gerardo Pisarello, un hombre apoyado por la pequeña formación.

Concejales polémicos

A medida que se acerca el final del mandato de Colau en Barcelona, la munícipe podría aprovechar las crisis que le ha generado la edil para quitárselos de encima y, así, deshacerse de un miembro y alguien afín a un pequeño partido que no le fue fiel en las últimas elecciones a la Ejecutiva y al Consejo Nacional. "La purga llegará a Barcelona, que a nadie le quepa la menor duda", explican las fuentes consultadas. A este factor se le suma el hecho de que en Barcelona en Comú han despuntado a final de mandato concejales-cuota de ICV, como la teniente de alcalde de urbanismo, Janet Sanz, o el edil de Empleo, Empresa y Turismo, Agustí Colom.

En lo que respecta a Vidal, el dúo Colau-Alemany, con el apoyo externo de Cid, podría apoyarse en la gestión de Vidal, que se ha mancillado con crisis como las huelgas del Metro --que casi cuestan la feria Mobile World Congress a Barcelona-- o el caso sueldos de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), que reveló emolumentos escandalosos dentro del conglomerado público de transporte metropolitano.

Por su parte, del número dos de Colau se da por descontado que no repetirá como primer teniente de alcalde tras episodios polémicos como el descuadre presupuestario que obligará a acometer recortes en inversiones y, quizá, gasto corriente al Ayuntamiento de Barcelona. La escasa previsión en ese capítulo, sumado a sus ausencias en las comisiones, salidas de tono y sus polémicas vacaciones, hacen que muchos den por amortizado a Gerardo Pisarello en la siguiente lista de Barcelona en Comú (BComú) en las elecciones municipales de 2019.