Menú Buscar
Los exdiputados de la CUP David Fernández, Isabel Vallet y Quim Arrufat, miran sus teléfonos móviles en el Parlamento catalán.

Whatsapp podría tener los días contados en el Gobierno catalán

La Comisión de Asuntos Institucionales del Parlamento autonómico debatirá el uso de otros sistemas de mensajería que garanticen la seguridad y la privacidad de los datos 

María Jesús Cañizares
3 min

La Comisión de Asuntos Institucionales del Parlamento catalán analizará en las próximas semanas el uso de Whatsapp en las administración pública, después de que expertos de todo el mundo hayan determinado que esta aplicación de mensajería instantánea es poco segura. Por ello, los diputados debatirán si deben instar al Gobierno catalán a buscar otros medios de comunicación más fiables.

Actualmente, cuerpos policiales, jueces, consistorios y gobiernos autonómicos utilizan esta app, cuyos datos son almacenados en servidores situados en Estados Unidos. Este sistema de mensajería tiene muchísimas ventajas, pero también grandes inconvenientes en materia de seguridad. En octubre de 2015, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea anuló el acuerdo Safe Harbor que la UE mantenía con Estados Unidos desde 2000 con el fin de que las empresas con sede en este país pudieran realizar transferencias transatlánticas de datos. Entre las compañías afectadas por esta anulación se encuentra Facebook, que compró la compañía Whatsapp en 2014. Los motivos alegados por el tribunal fue una incompatibilidad del sistema Safe Harbor (y por tanto las leyes de privacidad de Estados Unidos) con la norma actual de protección de datos de la UE.

Mejoras 

Whatsapp ha mejorado recientemente su sistema de seguridad alegando el uso de cifrado “extremo a extremo”, pero hay dudas sobre su efectividad.

Las autoridades de Protección de Datos de Schleswig Holstein (Alemania) y de Holanda han coincidido en advertir de que Whatsapp tiene severos problemas de seguridad y privacidad. Por su parte, la Agencia Catalana de Protección de Datos emitió un informe, incorporado a los trabajos de la comisión parlamentaria, que también desaconseja este tipo de mensajería.

Protocolo

El documento da respuesta a la consulta de un Colegio de Abogados, sobre el uso de esta app en las relaciones entre letrado y cliente. Según ese documento, “dada la naturaleza propia de las comunicaciones entre un abogado y sus clientes, y teniendo en cuenta que estas comunicaciones pueden incorporar datos sensibles, la utilización de las funcionalidades de las apps consistentes en la participación en chats o grupos de conversación abiertos a un número más o menos numeroso de personas, no parece probable, ni resultaría en ningún caso aconsejable desde la perspectiva de la protección de datos”.

El debate que tendrá lugar en la cámara catalana responde a una iniciativa del grupo parlamentario de Ciudadanos, partidario del uso de otros medios de comunicación diferentes a Whatsapp cuando se traten datos sensibles y confidenciales, así como la elaboración de un protocolo de comunicación. Proponen sistemas de mensajería más asequibles en atención a su nivel de seguridad y privacidad, cuyos servidores estén emplazados en territorio de la UE.