Menú Buscar
Ignacio Garriga (c), diputado de Vox en el Congreso y líder del partido verde en Cataluña / CG

Dimite en bloque toda la cúpula de Vox en Barcelona

El comité ejecutivo local dejará hoy sus cargos en respuesta a los pobres resultados electorales en Cataluña para llamar la atención de Abascal

27.05.2019 14:43 h.
5 min

La cúpula de Vox en Barcelona se prepara para dimitir hoy lunes en respuesta a los malos resultados cosechados en las elecciones municipales y europeas celebrados ayer domingo, 26 de mayo. El comité ejecutivo provincial cesará de sus cargos con el fin de que la dirección del partido que preside Santiago Abascal en Madrid reaccione y ponga orden en la comunidad catalana.

Santiago Abascal valora el resultado de la elecciones municipales en la sede del partido / EFE

El líder de Vox, Santiago Abascal, valora en la sede del partido los resultados de las elecciones municipales, autonómicas y europeas / EFE

Según han avanzado fuentes conocedoras de los movimientos, la dimisión en bloque la protagonizarán Lola Martín, presidenta provincial de Vox; Antonio Amador, vicepresidente; Francisca Paqui Soler, secretaria y responsable financiera; Amanda Puiggrós, vicesecretaria de jóvenes; y Agustín Cañete, vocal. Su decisión se explica por los pobres resultados recabados en los comicios locales y europeos de ayer pero, sobre todo, por el rumbo que ha tomado la formación.

Contra el 'grupo de Buxadé'

Fuentes conocedoras de la operación han subrayado que a este torrente de dimisiones se añadirán, salvo sorpresa, Jesús Rodríguez, candidato de Vox en Terrassa (Barcelona); Marta Álvarez, líder de la formación verde en Granollers (Barcelona) y otros cargos del Baix Llobregat y la conurbación de Barcelona.

¿Por qué se van? "Para provocar una reacción de Madrid. El comité ejecutivo nacional (CEN) debe intervenir y evitar que se desnaturalice el partido como han venido haciendo el grupo de Jorge Buxadé --aspirante a las elecciones europeas, que ha logrado silla en el Europarlamento-- y los suyos", avanzan las fuentes consultadas. Ello implicaría recuperar "el espíritu de un partido renovador, comprometido con España y que nada tiene de franquista ni falangista", explican. Lamentan que en campaña se hayan esgrimido temas como el derecho a llevar armas y explican que Vox ha sufrido una sangría de votos hacia el centroderecha.

En Cataluña, irrelevante

Cualquiera que fuera su consideración, lo cierto es que pocos pueden estar contentos con el resultado de Vox en Cataluña ayer. A nivel nacional, el partido que capitanea Santiago Abascal desde la presidencia y Javier Ortega Smith desde la secretaría nacional recogió tres eurodiputados, incluido Buxadé, catalán abogado del Estado y vocal de la ejecutiva nacional, y se anotó 1,38 millones de papeletas y el 6,20% de los votos. En la autonomía catalana, el cómputo bajó a 68.824 votos y el 1,99% del total.

Santiago Abascal y el candidato de VOX a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith / EUROPA PRESS

Santiago Abascal y el candidato de VOX a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith / EUROPA PRESS

En las municipales, la candidatura verde, que en Barcelona apostó por Ignacio Garriga, diputado en el Congreso --1,16% del total de votos, con 8.723 sufragios--, ha logrado solo tres concejales en Salt (Girona), una de las plazas fuertes de la extinta Plataforma per Catalunya (PxC), que se integró en el partido en febrero de este año. En otros bastiones de la antigua PxC, Vox se ha quedado a las puertas de entrar. Ha sido, por ejemplo, en Salou (Tarragona), con el 4,30% y 371 votos; o El Vendrell (Tarragona), donde su polémico cabeza de lista, el pastor evangélico Jordi Fernández, se ha quedado con el 2,22% y 326 sufragios. Éste ni siquiera se quedó al recuento de votos, lamentan voces del partido.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información