Menú Buscar
El exjuez Francisco Serrano, el líder de Vox en Andalucía que lidera la 'caza de brujas' entre la atención a la violencia de género / EFE

Vox justifica su ‘caza de brujas’ en los servicios de violencia de género de Andalucía

El partido manifiesta que quiere identificar a los “agentes políticos de la izquierda” que asegura que trabajan en la asistencia a las víctimas

23.02.2019 12:03 h.
4 min

El partido de extrema derecha Vox ha iniciado una caza de brujas en los servicios de atención a las víctimas de violencia de género de Andalucía. El presidente de la formación ultra en la comunidad, el exjuez Francisco Serrano, ha pedido al Gobierno autonómico los datos de todos los trabajadores del departamento, tanto de los equipos psicosociales que se coordinan con los Juzgados de Familia como los de Menores, hecho que ha generado una crisis en la comunidad.

El grupo parlamentario ha usado de nuevo las redes sociales para intentar justificar su actitud. Ha señalado que la finalidad de la petición “no es otra que saber quiénes de estos trabajadores están realmente cualificados” para atender a las “mujeres víctimas de malos tratos”. Reclama la información para discernir entre empleados válidos según su punto de vista y “meros agentes políticos de la izquierda”.

Críticas a los servicios

Vox mantiene que estos perfiles se dedican a “potenciar y promocionar la industria de género” desde estos servicios. Recuerda que una de sus promesas electorales era la de “desmontar el chiringuito creado en torno al feminismo supremacista” y que fue aplaudida por los votantes.

También ha usado la experiencia de Serrano para reforzar sus argumentos. El juez, que fue suspendido en 2011 por prevaricar al cambiar las vacaciones de un menor a favor de su padre en un caso de divorcio, defiende que en Andalucía se “dictan sentencias en base a informaciones sin ninguna cualificación más allá de su fidelidad al lobby feminista”.

Presión a Ciudadanos

La petición de Vox es la primera bomba de relojería que el partido extremista manda a la cartera que gestiona Ciudadanos en la comunidad. Las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género están adscritas a Justicia, una cartera que está a manos del vicepresidente de la Junta, Juan Marín. El líder del partido naranja ya ha dejado claro que no moverá “ni un milímetro” sus posiciones ante la demanda de los ultra, que llevan en su programa electoral derogar la Ley de Violencia de Género y desmontar estos equipos.

Marín ha dado un espaldarazo a los trabajadores y la responsable de Igualdad del Gobierno andaluz, Rocío García (también de Cs), ha blindado también las subvenciones a organismos que trabajan a favor de la igualdad en el territorio. Con todo, los representantes del partido de Santi Abascal mantienen que proseguirán con su intento de llevar a cabo su programa electoral. Más, cuando la precampaña de las elecciones generales del próximo 28 de abril ya está en marcha.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información