Menú Buscar
El candidato de Vox por Cataluña, Ignacio Garriga / EFE

Vox cambia de estrategia en Cataluña: “Iremos al debate de TV3 si nos invitan”

La formación liderada por Ignacio Garriga quiere tener más presencia mediática y se abre a aceptar entrevistas con algunos de los medios que vetaron en las últimas elecciones

26.09.2019 00:00 h.
4 min

Mismos candidatos, diferente estrategia. Vox en Cataluña quiere mejorar sus resultados en la región y, para hacer frente las desfavorables perspectivas electorales que reflejan los sondeos, va a aprender de los “errores” de las últimas campañas, explican fuentes del partido.

“Estas elecciones se van a plantear igual, repetiremos listas, se va reproducir el mismo discurso, poniendo énfasis en el tema de España, las autonomías, el control de la inmigración y la lucha ideológica frente a los postulados de la izquierda. Eso se va a mantener, pero si nos invitan a TV3 u otros medios, iremos”.

“Carta blanca”

La anterior estrategia fijada por la dirección en Madrid se basó en despreciar a los medios de comunicación y no aceptar entrevistas. Algunas cadenas, como La Sexta, fueron de las más vetadas desde la formación que lidera Santiago Abascal. Ahora, al menos en Cataluña, Vox ha decidido levantar el veto y usar para sus intereses cualquier plataforma que les sirva como megáfono para difundir su ideario político

Uno de los “errores” que señalan es haber rechazado en las pasadas generales un reportaje coral que hizo La Vanguardia a todos los candidatos. La decisión llegó desde la capital: “Nos dimos cuenta que estratégicamente era un error. Nos dijeron que no podíamos atender a La Vanguardia, y al final no salimos en el reportaje porque no les atendimos. Se han dado cuenta de que deben darnos carta blanca y no se puede rechazar ningún medio”. 

Representatividad

La nueva coyuntura, con 20 escaños en el Congreso, les da acceso a las subvenciones que se otorgan a los grupos políticos con representación y a poder participar en los debates electorales. Abascal será quien más se beneficiará de ellos, pero también los líderes autonómicos.

Otros aspectos que cambiarán son el envío de propaganda electoral: “Antes hacíamos un mailing por familia, ahora uno por persona. Conferirá mucha más normalidad”. Y es que la poca intimidad a la hora de votar en España es uno de los problemas que diferencian a nuestro sistema del resto de países vecinos y suele afectar más a partidos como Vox. 

Fidelidad en el voto

De las elecciones generales del 28 de abril a las municipales del 26 de mayo, Vox perdió la mitad de sus apoyos en Barcelona. Pasó del 3,4% de los sufragios al 1,16%. No obstante, aseguran que han “fidelizado una parte importante del voto”. “Había encuestas que nos decían que íbamos a superar al PP en Barcelona, pero se hizo una mala campaña, la gente no percibió que se presentaba Vox”, añaden.

Ahora, quieren enmendar esos errores. Mostrar más presencia mediática y una estrategia más aperturista: “Hay ilusión en el partido. Con ganas incluso de sacar 2 escaños por la provincia de Barcelona”. La campaña electoral servirá para ver qué recorrido tiene la nueva estrategia.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información