Menú Buscar
Un violento en el centro de Barcelona. Días de furia / EFE

La violencia vuelve al centro de Barcelona

Al menos 30 heridos, entre ellos un mosso, tras los disturbios en la concentración ante la jefatura de Policía en Via Laietana

27.10.2019 02:10 h.
6 min

La actuación de los efectivos de los Mossos d’Esquadra ha evitado otro sábado negro en Barcelona. Aún así, la protesta de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) ante la jefatura de la Policía Nacional en Vía Laietana ha culminado con cargas que han dispersado a los manifestantes hasta plaza Catalunya. Unos incidentes violentos en el centro de la ciudad que dejan al menos 30 heridos, entre ellos cuatro agentes.

Horas después, algunos radicales han montado una barricada en llamas al inicio de Paseo de Gràcia, mientras otros se han dispersado por la cercana calle Casp o Ronda Universidat. Finalmente, algunos han subido hasta Jardinets donde han cortado el tráfico de la Diagonal hasta en tres ocasiones, cuando la policía autonómica los han vuelto a dispersar.

Actuación policial

Varios furgones de los Mossos, algunos incluso por las aceras, han dispersado a los manifestantes —que no solo les han tirado pelotas, como rezaba la convocatoria de los CDR, sino todo tipo de objetos, como latas de cerveza y bengalas—tras pasar por encima de cartones en llamas. Algunos agentes han bajado de los vehículos para apartar los obstáculos y han proseguido su actuación con la técnica del “carrusel”. Pese a estar prohibido, han circulado en circuito, rodeando la zona, para evitar nuevos disturbios.

Minutos antes de las 23:00, los bomberos han apagado las llamas en el centro de la ciudad. Horas antes, ante la jefatura de Via Laietana, donde se han congregado hasta 10.000 manifestantes, decenas de radicales han atacado con pelotas, huevos y botellas de vidrio a los agentes desplegados. Los policías han aguantado las consignas habituales: “fuera las fuerzas de ocupación”, “sin farlopa no sois nada”, o “si tienes un hijo subnormal hazlo policía nacional”.

Nuevos disturbios en Via Laietana

La situación se ha descontrolado cuando los violentos han comenzado a separar las vallas que los separaban del cordón policial. Efectivos de los Mossos se han incorporado al dispositivo y los agentes se han desplegado por Via Laietana para hacer retroceder a los manifestantes. Tras aguantar durante una hora el perímetro a la altura del Palau de la Música, la policía autonómica ha anunciado su actuación, tras aguantar el cerco de algunos de los concentrados, que han llegado a acorralarlos, y a propinarles golpes y patadas.

En ese momento ha comenzado la carrera hasta plaza Universitat. Una estampida seguida de disparos de balas de foam, y algún golpe de porra, durante las cargas, a varios de los concentrados. Minutos antes, dos agentes detuvieron a un hombre de unos 70 años que pretendía saltarse el cordón policial. Y, ante la negativa policial, ha insistido una y otra vez con su carnet de identidad en mano, hasta que se lo han llevado de la zona.

Barricada en Paseo de Gràcia

El avance de los efectivos hacia el epicentro de los disturbios del pasado viernes ha hecho presagiar un nuevo sábado negro en Barcelona. Esta vez, la orden de dispersar a la masa congregada ha llegado minutos antes de las 22:00 horas. Agentes de la BRIMO han avanzado para disolver la protesta y, a pesar de la avanzadilla de los radicales, y la barricada que han montado ante el Apple Store, han evitado mayores incidentes con una rápida actuación.

Barricada en Paseo de Gracia con plaza Cataluña / CG
Barricada en Paseo de Gracia con plaza Cataluña / CG

Ha sido entonces cuando muchos de ellos han proseguido la carrera hasta llegar a Jardinets. Allí los Mossos han registrado a seis jóvenes, en apariencia menores. El cacheo ha tenido lugar en la sucursal de Kutxabank, al lado de Casa Gràcia. De nuevo, la policía autonómica se ha desplegado en la zona, ante los gritos de los manifestantes —“hijos de puta”, “no os merecéis la senyera que lleváis”, “fuera las fuerzas de ocupación”— para disolver la concentración.

Cortes en Diagonal

Cuando los furgones de la BRIMO había abandonado la zona, varios individuos, algunos con la cara tapada, han decidido cortar la Diagonal. La aparición de los Mossos apenas ha tardado un par de minutos. Nuevo carrusel, bajada de los furgones para avanzar hacia los manifestantes, y repliegue. Una actuación que no ha evitado una nueva ocupación de la carretera ante la queja de los conductores.

Agentes de los Mossos d'Esquadra desplegados en el centro de Barcelona / CG
Agentes de los Mossos d'Esquadra desplegados en el centro de Barcelona / CG

Sobre las 00:45, apenas un centenar de congregados, la mayoría muy jóvenes, han abandonado la Diagonal y han bajado por Passeig de Gràcia, ya sin tráfico. Así ha culminado el segundo sábado de protestas tras la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del procés. Una jornada de protestas que se salda con 30 heridos leves y al menos tres detenidos por los altercados.