Menú Buscar
CDC, en la diana del comisario Villarejo.

Villarejo buscó, sin éxito, la complicidad de los fiscales para registrar la sede de CDC

Los delegados de Anticorrupción en Cataluña recibieron a un comisario de su equipo con una propuesta "nada fundada"

2 min

Los mismos fiscales Anticorrupción que hace casi tres años se negaron a suscribir el informe que un grupo de policías (vinculados al comisario Villarejo) les presentaron sobre las supuestas irregularidades en CDC, son los que ahora están en el punto de mira de las críticas por parte del Gobierno de la Generalitat. En este caso, por dirigir casos tan relevantes como el de CatDem o la reciente operación Térmyca. Paradojas de la vida.

Entonces, el Ministerio Público no vio clara la intencionalidad policial y constató que el informe preliminar adolecía de base indiciaria suficiente. La falta de calidad técnica y jurídica de ese informe hizo sospechar a los fiscales.

Recelo de Anticorrupción

Esos mismos miembros de la fiscalía, años después, y cuando la pruebas acumuladas por la Guardia Civil parecían irrefutables, aprobaron el registro en la sede central de CDC, bajo tutela judicial y con las exigibles garantías de defensa para los imputados.

Desde entonces, la fiscalía Anticorrupción recela de ese grupo de policías, todos ellos, hasta ahora, protegidos por el paraguas de la impunidad que mantenía el ministro del Interior.

Villarejo y Vicky

Este medio ha sabido que, bajo la tutela del comisario Villarejo, la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, compareció en la UDEF, primero, y ante el juez Pablo Ruz, después, para denunciar al hijo del expresidente de la Generalitat por blanqueo de capitales en Andorra e Hispanoamérica.

Álvarez siempre explicó que sus declaraciones se llevaron a cabo en libertad, pero nunca negó, sin embargo, que la propia policía le advirtió de que, si no colaboraba, podría ser imputada por complicidad o colaboración.