Menú Buscar
El exconsejero de Empresa y Conocimiento, Santi Vila, a su llegada al comité nacional del PDeCAT del lunes / EFE

Vila se ofrece para encabezar el relanzamiento del PDeCAT

El exconsejero de Empresa, que dimitió al conocer la intención de la DUI, cree que la “ingenuidad” de algunos miembros del Govern restó “solvencia” al ‘procés’

5 min

Santi Vila quiere liderar el relanzamiento del PDeCAT tras el 155. El exconsejero de Empresa y Conocimiento defiende unas primarias en su partido de cara a las elecciones del 21D y se ha ofrecido para apoyar la independencia “ajustada al derecho, como en el País Vasco y Escocia”, aunque asegura que no perjudicará a Carles Puigdemont “bajo ninguna circunstancia”.

Lo ha dicho este martes, sólo cinco días después de dimitir de su cargo al ser incapaz de convencer a Carles Puigdemont de acordar unas elecciones autonómicas con el Gobierno: “Tenemos que dar voz a la moderación”, ha dicho, y que algunos “compañeros” del Govern mostraron una “ingenuidad impropia de su edad”, que ha restado “solvencia” al procés.

En una entrevista en RAC1, ha negado que la Generalitat haya mentido, sino que “se pensaba que esto sería fácil, que no tendría costes": "Los ciudadanos ahora nos miran y dicen: '¿Dónde están la Hacienda catalana, la seguridad social, la gestión de la movilidad, los puertos…?’; no se ha hecho”. 

Acuerdo de elecciones

Sobre la declaración de independencia del viernes y la jornada anterior, Vila ha asegurado que el acuerdo entre la Generalitat y el Gobierno de convocar comicios en Cataluña y evitar así la aplicación del 155 estaba cerrado. Fue un “juego de desconfianzas y despropósitos” que hicieron inviable una situación, asegura, a la que “se ha llegado igualmente: unas elecciones autonómicas convocadas por Rajoy”.  

El exconseller se ha referido a una voz “radical” del PP catalán, que provocó que se rompiera el pacto. No ha descartado que se trate de Xavier García Albiol, presidente del PPC, quien se ocupara de “decir rápidamente que no se frenaría el 155, que no era posible aunque se convocaran elecciones”.

El acuerdo, considera, habría supuesto entrar en una “dinámica de parar las hostilidades y encontrar diálogo”. De hecho, tras la reunión del llamado estado mayor –que incluye partidos y entidades soberanistas–, se llegó a proponer que se disolviera el Parlamento y se convocaran las elecciones esa misma madrugada del viernes: “Decidimos que no era serio”. Y quedó descartado. 

La soledad de Puigdemont

Vila cree que “Puigdemont debe haberse sentido muy solo” durante la DUI y los días previos. Las redes sociales, recuerda, pasaron de considerarlo un “héroe” a llamarlo “traidor”: “Son momentos trascendentes en los que el político decide decepcionar a los suyos antes que quedarse solo”. Recibió la noticia sobre el viaje del expresidente de la Generalitat y cinco de sus consejeros a Bruselas con “sorpresa”, igual que “toda la dirección del partido”.

El exconsejero de Empresa ha dejado claro su posicionamiento para liderar el PDeCAT: “Estoy convencido de que conseguiremos serenarnos todos”. Ha criticado la aproximación tan “emocional y sentimental", que no van nada bien: "Si nos quedamos atrapados en los sentimientos, nos encontraremos en un callejón sin salida”. De los últimos días antes de la aplicación del 155, considera que al Govern le faltó “inteligencia política y serenidad”. 

Ahora, cree que el Gobierno tiene que pensar en la amnistía antes de las elecciones: “El presidente Rajoy tiene que dar las instrucciones pertinentes a la Fiscalía para que nos deje a los políticos hacer política; no podemos concurrir a las elecciones cuando sabemos que tenemos compañeros encarcelados”. El calendario que le espera es frenético. El 7 de noviembre, la semana que viene, termina el plazo para confirmar si habrá coaliciones para el 21D; y entre los días 15 y 20 se presentarán las listas.