Menú Buscar
Así viven los exconsejeros encarcelados

Celdas de 12 metros, 'spinning' e inglés: la vida de Junqueras y los ‘exconsellers’ en prisión

Los consejeros duermen de dos en dos y están en módulos 'blancos', de escasa conflictividad

3 min

Celdas de 12 metros cuadrados, spinning y clases de inglés. Así es el día a día en las cárceles de Estremera y Alcalá Meco, donde desde el jueves, 2 de noviembre, se encuentran ingresados de modo preventivo el vicepresidente destituido de la Generalitat Oriol Junqueras y siete exconsellers, investigados todos por delitos de rebelión, sedición y malversación.

Los seis hombres encarcelados del Govern destituido se encuentran en Estremera, en celdas de 12 metros cuadrados en módulos blandos, por su escasa conflictividad. Ya han recibido la visita de familiares y han disfrutado de actividades de ocio al aire libre.

Biblioteca

 

Junqueras y el resto de exmiembros del Govern disponen de asistencia médica inmediata 24 horas en caso de ser necesaria. Se les han asignado celdas compartidas cada una por dos miembros del Govern de Carles Puigdemont. Disponen de espacios comunes y pueden mantener diez comunicaciones telefónicas a la semana.

El centro penitenciario de Estremera es uno de los más modernos en Europa. La rutina da comienzo a las ocho de la mañana. Tras el aseo y el desayuno, comienzan diferentes actividades lúdicas y de esparcimiento, con acceso a clases de spinning y otros deportes en el polideportivo, biblioteca, actividades culturales, cursos de inglés, participación en la propia vida y gestión del módulo.

Junqueras-Mundó, Turull-Rull, Romeva-Forn

A las dos de la tarde se sirve la comida. Después de comer y reposar, alrededor de las 16.30 horas los internos salen al patio, donde pueden disfrutar de caminatas al aire libre, hacer deporte y comunicarse con el resto de presos, franja que se prolonga durante varias horas. La cena se sirve a las ocho de la noche, tras la cual los internos vuelven a su celda.

Junqueras y los exconsellers no comparten celda con otros presos. El exvicepresidente y Carles Mundó han sido asignados a una celda del módulo 7 de Estremera, mientras que Jordi Turull y Josep Rull han ingresado en una del módulo 4. El 7 y el 4 son módulos de respeto, con buen clima de convivencia y máximo respeto entre los internos, según las citadas fuentes.

Joaquim Forn y Raúl Romeva han sido asignados a una celda del módulo 3, un módulo de internos primarios, es decir, personas que entran por primera vez a prisión. Las exconsejeras Dolors Bassa y Meritxell Borràs, por su parte, comparten una celda también en un módulo de respeto, aunque en este caso del centro de mujeres de Alcalá Meco.

Además, existe un juez de vigilancia penitenciaria que se encarga de supervisar y controlar la estancia en prisión de estos internos.