Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Costa, vicepresidente primero del Parlament de Cataluña / EFE

El vicepresidente del Parlament pide ahora disculpas por reunirse con la extrema derecha

Josep Costa señala que entró en una reunión telemática con partidos ultras “de buena fe”, después de las críticas de ERC y de JxCat

3 min

Una rectificación que llega tras las peticiones de dimisión de Esquerra Republicana y de las severas críticas de su propio partido, Junts per Catalunya. El vicepresidente del Parlament, el activista independentista Josep Costa, se ha disculpado por haber participado en una reunión telemática con partidos independentistas de extrema derecha, entre los cuales estaba el Front Nacional de Catalunya (FNC): “Cualquiera que me conozca sabe que no iría nunca a ninguna reunión con ultras”, ha señalado.

Sus disculpas, sin embargo, llegan en un momento complicado para el propio Costa, cuando se están elaborando las listas de Junts per Catalunya. Su complicidad con Carles Puigdemont no es una garantía para evitar las fuertes críticas internas que se han desatado en JxCat, justo cuando Costa se había lanzado contra Esquerra para reprocharles lo que, a su juicio, es un cambio de camisa en toda regla tras haber aprobado los presupuestos del Gobierno del socialista Pedro Sánchez.

Josep Costa, vicepresidente del Parlament / EP
LA ENCUESTA ¿Debe dimitir Josep Costa tras su reunión con la ultraderecha independentista?

De "buena fe"

Costa añade en su cuenta de Twitter que no pretendía establecer era conexión con partidos de la extrema derecha. “Si al principio hubiera escuchado que estaban presentes, me habría desconectado. Entré con buena fe”, remacha.

El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), la diputada autonómica Gemma Geis (JxCat) y el abogado Gonzalo Boye / EFE
El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), la diputada autonómica Gemma Geis (JxCat) y el abogado Gonzalo Boye / EFE

Esas excusas no serán suficientes. El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha pedido la dimisión de costa por “blanquear a la extrema derecha”. Y la vicepresidenta de JxCat y diputada, Elsa Artadi, ha asegurado que su partido, en ningún caso, se puede decir que asistiera a esa reunión. “JxCat no ha asistido a esta reunión, ningún miembro de la dirección ni nadie ha autorizado al partido. JxCat no participa en reuniones con partidos xenófobos”, ha indicado.

Pero, ¿qué pretendía Costa, que se ha caracterizado en los últimos años por sus posiciones irredentas? Según el vicepresidente del Parlament, que ha hecho la vida imposible al presidente de la cámara, el republicano Roger Torrent, la reunión pretendía “sumar esfuerzos para defender el mandato del 1-O”. En todo caso, ha pedido disculpas a Laura Borràs –que se ha desmarcado también de la iniciativa de Costa—y a toda la dirección de JxCat por si ha podido “perjudicar” sus intereses.