Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente de la Generalitat Jordi Puigneró (JxCat), junto a los retratos de Quim Torra y Carles Puigdemont / EFE

El vicepresidente de la Generalitat insulta al Gobierno: "No sé si son inútiles o mentirosos"

Jordi Puigneró cree que en Cataluña "tenemos un triple déficit y no sé cómo no hay aún más independentistas"

Ricard López
3 min

"No sé si decirles que son unos inútiles o que son unos mentirosos". Con estos insultos se ha referido el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró (JxCat), a los dirigentes del Gobierno español al criticar este miércoles la supuesta carencia en la ejecución de inversiones del Estado en Cataluña en materia de infraestructuras.

El dirigente de JxCat se ha quejado de que Cataluña sea una autonomía y ha exigido una inversión de como mínimo el 19% del PIB catalán, así como su ejecución íntegra: "Aquí tenemos un triple déficit, que no sé cómo no hay aún más independentistas", ha manifestado en una entrevista a Catalunya Ràdio.

"Ni 'peix' ni 'cove''"

Según Puigneró, el Gobierno solo entiende "el lenguaje de los votos que necesita en el Congreso", y ha reprochado al Ejecutivo central que no tenga la "voluntad" de hacer "un buen presupuesto de infraestructuras para Cataluña", según él.

El mandatario posconvergente considera la vieja estrategia pujolista del peix al cove ("pájaro en mano"), de intentar conseguir avances sectoriales puntuales en el autogobierno, ya no se aplica en el Congreso: "En aquel cove había peix. Ahora no hay ni cove", dice el exdirigente de CiU.

Aplaude el acuerdo sobre la inmersión

Puigneró considera el supuesto déficit de infraestructuras como "un problema endémico" y ha apuntado que "no puede ser casual" que ocurra en Cataluña. Si bien ha eludido apuntar que la Generalitat tampoco ejecuta la mayor parte de sus propios presupuestos.

Por otro lado, el vicepresidente de la Generalitat ha defendido el acuerdo al que llegaron PSC, ERC, JxCat y En Comú Podem para "proteger el catalán" --según sus palabras-- en la escuela, y ha celebrado el "consenso" entre cuatro partidos que, a su modo de ver, representan la "centralidad" de la política catalana.